domingo, enero 31, 2010

Sketch-busters CXXXIX: Todd Nauck

Aprovechando la tranquilidad de esta tarde de domingo en la que la mayoría aprovecha para recuperarse de los excesos del fin de semana o para prepararse ante la perspectiva de otra semanita de curro en el infierno -en mi caso hablamos de una mezcla a partes iguales entre ambos factores-, comparto con ustedes un sketch que me hace provoca una particular emoción por varios motivos. El primero es por el dibujante del mismo, Todd Nauck, un artesano de los de cumplir mensualmente con su trabajo ofreciendo un arte competente y con personalidad propia pero que nunca ha pasado de ser un dibujante de los de plantilla. Ni ha llegado a convertirse en un fan favorite ni en un hot artist, y para ser honestos ni falta que le hace. Tras empezar su carrera al amparo de Rob Liefeld y su estudio Extreme pronto saltó a DC para realizar algunos números de la Legion de Superhéroes y la serie Young Justice, que realizó prácticamente en su totalidad (53 de 55 números, de los cuales en España hemos visto apenas una decena). Sus últimos trabajos se han visto relacionados con Spiderman (Friendly Neighborhood y la historia corta en la que aparecía el presidente Obama). Le tengo cierto aprecio por su trabajo sobretodo con ese grupo de supermocosos desbocados que pide a gritos su publicación en España de una vez por todas, pues cuenta con guiones de Peter David, guionista que en los noventa tuvo una larga y fructífera etapa creativa en DC (Supergirl, Young Justice y Fallen Angel) que parece no existir para los aficionados españoles, que suelen creer que entre Hulk y Factor X hay un agujero creativo de casi una década que no merece la pena investigar. El dibujo de Nauck contribuyó enormemente a la diversión y la frescura de un título necesario para completar el retrato de personajes como Impulso, Robin o Superboy. El segundo motivo por el que me encanta el sketch es porque retrata a uno de mis personajes femeninos más queridos, uno de mis primeros enamoramientos cándidos de infancia merced a esa película infumable y kitsch que fue Supergirl, pergeñada a modo de exploit de la saga de Superman que no he podido volver a ver entera desde hace por lo menos tres lustros y protagonizada por una Helen Slater que siempre ocupará un huequecito en mi corazón. Y el tercer motivo y el más importante, qué demonios, es que el dibujo es un verdadero regalazo del amigo Óscar Lozano, patriarca de la cédula catalana de coleccionistas de arte original y sketch-buster tenaz que consiguió esta verdadera belleza para un servidor durante la pasada edición del Salón del Comic de Barcelona, al que con todo el dolor de mi corazón no pude asistir. Mi agradecimiento más sincero, caballero. Y ya puestos y para seguir avanzando futuras entregas de esta sección, pues continuaremos con otros dibujos protagonizados por la rubia prima de Superman. Permanezcan en sintonía.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...