lunes, marzo 31, 2014

True Monday

Si hace cuatro semanas no quería faltar a la tradición de autofelicitarme mi cumpleaños, esta semana no quería dejar pasar tampoco la ocasión de recordar otro de esos eventos anuales a los que procuro asistir en la medida de mis posibilidades y que se haya en el mismo origen de este blog, las Jornadas de Comic organizadas por la Universidad de Alicante, que han llegado este año a su décimo sexta edición. El caso es que iba a hacer una entrada tipo lunicomic para comentar la jornada del pasado sábado, pero me lo pasé tan bien y la cosa cundió tanto que me ha apetecido resucitar esta semana el blog por todo lo alto con sus entradas correspondientes. A saber, la entrada mamporrera de hoy, donde de clavo les cuelo el avance de contenidos y unas cuantas neuras personales; la entrada dedicada en exclusiva con contenido gráfico y repaso a las charlas de Unicomic; un dibujín de los obtenidos allí que tiene su miga y su chicha y que me hizo particular ilusión; y si el tiempo y las ganas lo permiten una reseña al viejo estilo de la serie que nos ha volado la cabeza este fin de semana y que da nombre a la entrada de hoy, True Detective. Con decirles que ayer nos cascamos casi de tirón cuatro capítulos para terminarla se pueden hacer una idea del grado de interés y tensión que pudo despertar el producto de la HBO en chez Sparks-Plissken. Para mantener el impacto, avivar el recuerdo -que se ha extendido a un par de sueños chungos relacionados esta misma noche- y avanzar la reseña, nada mejor que dejar aquí hoy la canción que ilustra los excelentes títulos de crédito de dicha serie, Far from any road de The Handsome Family, con la que damos la bienvenida a una semanita que se augura larga y alterada por ese maravilloso cambio horario que nos trastoca los biorritmos, nos descoloca momentaneamente, nos transtorna el sueño, y según dicen unos cuantos jerifaltes tecnócratas, nos convierte en más productivos y eficaces trabajadores que ahorran luz y energía. ¡Marramiau! Sean ustedes buenos, y si leen estas lineas, no dejen de pasarse a lo largo de los próximos días por esta la que sigue siendo su casa virtual, temporalmente vuelta a la vida con empuje primaveral. Y recuerden tener mucho cuidado ahí fuera...



Far from any road
The Handsome Family

From the dusty mesa,
Her looming shadow grows,
Hidden in the branches of the poison creosote.
She twines her spines up slowly,
Towards the boiling sun,
And when I touched her skin,
My fingers ran with blood.

In the hushing dusk, under a swollen silver moon,
I came walking with the wind to watch the cactus bloom.
A strange hunger haunted me, the looming shadows danced.
I fell down to the thorny brush and felt a trembling hand.

When the last light warms the rocks,
And the rattlesnakes unfold,
Mountain cats will come to drag away your bones.

And rise with me forever,
Across the silent sand,
And the stars will be your eyes,
And the wind will be my hands.

 

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...