domingo, enero 18, 2009

Zombie: Un muerto viviente llamado Simon Garth

Cualquier situación, por mala que sea, siempre es susceptible de ir a peor. Esos pensamientos pesimistas acuden a la mente de Simon Garth, empleado de banca que se ve envuelto en el atraco de la entidad en la que trabaja. Un grupo de atracadores violentos ha tomado rehenes y asesinado al director del banco. Su objetivo es la pasta y son capaces de todo para conseguirla. En un desesperado intento por evitar que los atracadores se lleven a su compañera Layla como "seguro" contra la policía Simon se juega el todo por el todo y coloca en las bolsas del dinero robado bombas de pintura, asegurando a los ladrones que él es el único capaz de desactivarlas. Simon no lo sabe pero acaba de empeorar su situación hasta lo imposible. Con la policía en los talones y los atracadores cada vez más nerviosos el coche en el que huyen se topa con un cerco militar que cierra una zona en cuarentena. Desesperados atraviesan el cordón de contención y se topan con una situación para la que ninguno de ellos estaba preparado.


En medio de un dantesco escenario con camiones volcados y ardiendo una jauría de personas enfurecidas atacan a los militares con una violencia inusitada, devorándolos y sin sentir dolor alguno ante los disparos o las llamas. Ladrones y rehenes emprenderán una desesperada huída en la que se les unirá una joven, un soldado y un científico escondidos en una estación de servicio. La situación para ellos se volverá dramática cuando comprueben la aterradora naturaleza de los seres que les atacan sin piedad, cuando descubran que la infección ya está entre ellos y cuando la codicia, la desconfianza y la traición hagan mella entre ellos.


Este es el arranque argumental del tomo The Zombie: Simon Garth recientemente editado en España por Panini y que incluye dos series limitadas de la línea Max -Zombie (2006) y Zombie: Simon Garth (2007)- de cuatro números cada una. Kyle Hotz escribe y dibuja ambas series, con el apoyo en la tarea de escribir el guión de Mike Raicht en la primera historia y de Eric Powell en la segunda. El tebeo más que actualizar realiza una nueva versión de un viejo personaja de la casa, creado por Stan Lee y Bill Everett para una historia corta publicada en 1953, Zombie. Años más tarde Steve Gerber y Pablo Marcos dotarían al personaje de más profundidad y trasfondo a lo largo de una serie de historias publicadas en la revista Tales of the Zombie y que era un ejemplo más de la popularidad que esas criaturas habían conseguido gracias a la película de George Romero La noche de los muertos vivientes y sus variantes e imitaciones.


El principal impulsor de este proyecto es el dibujante Kyle Hotz, cuyo estilo grotesco y con tendencia a deformar las figuras humanas a medio camino entre la caricatura y la mímesis del estilo de Bernie Wrightson le convierten en el artista ideal para esta serie, en la que no faltan animales monstruosos, muertos vivientes en los más variados estados de descomposición y mutilación y las más estrafalarias y repugnantes formas de violencia habidas y por haber, desde tiroteos a peleas con sierra mecánica, desde explosiones hasta los habituales festines que la multitud de zetas se pega con sus infortunadas víctimas. Los créditos de Hotz son muy heterogéneos y diversifica su trabajo entre los proyectos de la linea adulta MAX, como The Hood, quizá el primer tebeo que me viene a la cabeza cuando pienso en él y en el que ilustra los guiones de Brian K. Vaughn, y su trabajo como dibujante de proyectos más mayoritarios. En este último aspecto recientemente se le ha visto ilustrando alguna de las series relacionadas con el crossover cósmico de Marvel Aniquilación.


Realmente recomiendo la lectura de este Zombie como un magnífico ejemplo de tebeo de entretenimiento perfectamente realizado. Su única intención es ofrecer una historia aterradora y grotesca, con momentos de tensión, no pocas gotas de humor negro y un adecuado poso cínico y pesimista en sus protagonistas que se plasma en unos diálogos que lejos de detener o retrasar el transcurso de la acción la acompañan cuando no la aceleran. El aficionado al tebeo terrorífico, y más concretamente el aficionado al tebeo con zombis encontrará además todos los tópicos del género, pero insertados con una convicción y un desparpajo dignos de encomio, y que además ofrece una variedad de situaciones y escenarios que atrapan desde el primer momento. Comienza como La huida, pasamos a Amanecer de los muertos con gotas de Crazies, Contaminación demencial y acabamos con un cruce entre La noche de los muertos vivientes y La matanza de Texas. Un festival gore que hay que leer con bata para que no nos salpique la sangre y las vísceras y del que uno sale con una idea muy clara: toda situación susceptible de empeorar lo hará, aunque si uno tiene cerca a Simon Garth tendrá alguna posibilidad de escapar con vida.

8 comentarios:

Osukaru dijo...

Gññññññ...!. Esta mañana lo he visto en la tienda, lo he "ojeteado" y me ha parecido molón... Pero lo he vuelto a dejar en la estantería!!!. A la próxima me lo pillaré!. No sé por qué, pero creo que voy a seguir confiando es sus reseñas, jejejejeje!.

Un saludo!.

Ternin dijo...

Pues es la primera reseña que leo y me ha llamada la atencion. Mucho tengo pendiente pero me lo apunto

Plissken dijo...

Osukaru, si es que lo queremos todo, jejeje. Yo he aprovechado el "vacío" planetario de estos dos últimos meses para rellenar unos cuantos huecos en mi tebeoteca, sin ir más lejos los cinco primeros tomos del Thor de Simonson. Y este tomo, pues en mi librería tiene un público asegurado. Nos hemos juntado unos cuantos fans de los zombis y estamos de enhorabuena con todo el material que últimamente está circulando por ahí. ¡Un saludo, caballero!

Plissken dijo...

Ternin, su pila de lecturas pendientes debe dar tanto miedo como la mía... Y lo peor es que no paran de aumentar, jejeje. El tebeo es un festin sangriento, y si busca sangre, vísceras, humor negro y personajes molones, los va a encontrar de sobra :D ¡Un abrazo!

Pep dijo...

Yo lo quería comprar... pero aún me tengo que poner al dia con los tochales de Flash o Hitman. Por no hablar de que me faltan el 7 de Los Muertos Vivientes... Y dos tomos de Thor de Simonson... y dos albumes más de Percevan...

Y, coño... ¡¡si tampoco tengo trabajo!!!

ARGHHHHHHH!!

Plissken dijo...

Aparte de eso, Pep, lo que tienes es una CORDILLERA de tebeos por leer en casa ;D De todos modos, si quieres leerlo no tienes más que decirlo y te lo dejo pero YA. ¡Un abrazooooo!

Jaime Sirvent dijo...

Tiene muy buena pinta caballero, la pregunta sería, ¿está a la altura de Los muertos vivientes?, lo digo más que nada para orientarme, aunque ya sabe que confío en usted y en su criterio ciegamente.

Plissken dijo...

Pues no, Jaime, la verdad es que este es un tebeo más gamberro y sin tanta "chicha". Para pasarse un rato divertido y releer con agrado en unos años, que no es poco, pero no lo podría calificar de imprescindible... ¡a menos que seas un zombi-adicto como yo! ¡Un abrazo!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...