lunes, abril 15, 2013

Electrificando un lunes

Después de unas cuantas semanas de haber hecho mutis virtual o haber mantenido una presencia mínimamente testimonial, esta semana he decidido recuperar las buenas viejas costumbres y empezar con un post a la vieja usanza, contándoles la poca o nada sustancia vital que me ha acompañado durante los últimos días, avanzando lo que podrán ver a lo largo de los siguientes, y dejándonos a uno mismo y al respetable una cancioncilla con la que amenizar tan particular día e ir cogiendo carrerilla para todo lo que se avecine. La pasada semana, como ya les comenté, se celebraba el Salón del Comic de Barcelona de este año, y dado que la anterior edición lo dimos todo, y lo pasamos tan bien, hemos seguido desde la distancia con no poca envidia sana y mucha añoranza las aventuras y desventuras de nuestros queridísimos sospechosos más habituales. Aunque sea en la distancia, y de segunda mano, uno no puede dejar de reírse con según qué anécdotas, disfrutar del trabajo maravilloso de muchos autores que han pasado por allí esos días y ver como en el fondo todo sigue igual que siempre, sin novedad en el frente comiquero. Precisamente a cuenta de nuestra ausencia, y para paliar el mono de eventos y saloneo, hemos estado visionando en casa un par de programas y pelis relacionados con el mundillo, de los que querría -y espero- poder hablarles en breve.

Lo cierto es que tras tanto tiempo de presencia discontinua diferida -sólo que sin sobres de por medio-, se me han acumulado unos cuantos temas que me gustaría que fueran apareciendo poco a poco, sin prisa pero sin pausa, y quedaran plasmados en esta bitácora virtual que me ha ayudado a solventar no pocas lagunas de memoria. Así, sin orden ni concierto, tengo en el tintero el dedicar dos o tres entradas a López-Espí, un repaso a la serie 24, cuya última temporada fulminamos en una semana de vacaciones de forma agónica y adictiva, la reseña de la última joyita de Garth Ennis con el tuerto fumador de puros favorito de los Marvelitas, y las reseñas de la peli y el programa de televisión centradas en el mundillo del comic y el coleccionismo friki de las que les hablaba antes. Como verán hay mucho y variado, más que suficiente para dedicarme dos semanitas a tenerles entretenidos. A ver si consigo quitarme de encima la perrería que me ha acompañado a lo largo de los últimos meses y reactivamos esto como el blog y ustedes merecen.

Y para transmitirle energía y buenas vibraciones a la entrada, pues me despido con una de mis musas atemporales y la canción del grupo Duran Duran en cuyo título la encontramos homenajeada. Que su espíritu y su energía nos contagien a todos y manden a paseo la astenia primaveral. Sean ustedes buenos, y recuerden, como siempre, tener mucho cuidado ahí fuera.


Electric Barbarella
Duran Duran


I knew when I first saw you on the showroom floor
You were made for me
I took you home and dressed you up in polyester
Princess of my dreams
Emotionless and cold as ice
All of the things I like
The way you look
The way you move
The sound you're makin'
In ultra-chrome, latex and steel

I plug you in
Dim the lights
Electric Barbarella
Your perfect skin
Plastic kiss
Electric Barbarella
Try to resist
Then we touch
Hallucinate and tranquilize

(she's so fine)
(she's all mine)

Our private life is subject to investigation
No time to waste
People say they heard about our deviation
But you never looked so good
Wear the fake fur and fake pearls for me
And put on your mystery
The way I feel you know
I'll never keep you waiting
In ultra-chrome, latex and steel

I plug you in
Dim the lights
Electric Barbarella
Your perfect skin
Plastic kiss
Electric Barbarella
Try to resist
Then we touch
Hallucinate and tranquilize

Princess of my dreams
Princess of my dreams
Major domo plasticomo Barbarella
(She's so fine)
Pro-genetic you Electric Barbarella
(She's all mine)
My pretty pretty pretty pretty Barbarella


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...