lunes, diciembre 28, 2009

Aquellos maravillosos lunes de lorochenta

Cuando uno tiene entre 6 y 16 años uno no se preocupa de si le van a apretar las tuercas en el trabajo el lunes, o de los atrasos a la hora de cobrar la nómina, o de los mil y un problemas en los que uno se mete a veces sin querer y a veces queriendo ya sea con familiares, amigos y vecinos. Uno vive descubriendo la vida poco a poco, sensación a sensación, recuerdo a recuerdo, experiencia a experiencia, y muchas de ellas acaban conformando una parte importante e imprescindible de la forma de ser de una persona. En mi caso concreto, esa etapa se corresponde con los años 80, que empecé yendo a primero de EGB y terminé en 2º de BUP ya apuntando muchas de las cosas que soy hoy en día. Lector, cinéfilo, adicto a los videojuegos... En una suerte de nostálgica melancolía por los "viejos tiempos", últimamente están proliferando las fiestas temáticas sobre los 80, una entelequia que cada uno vivió desde su particular perspectiva y a la que muchos, a buen seguro, no querrían volver ni atados de pies ni manos. Yo tengo nostalgia cierta de aquellos tiempos, mis particulares paraísos perdidos, pero comprendo que la evolución y el cambio forman parte de la vida como el mirar con añoranza un pasado idealizado. Resulta curioso que todas las generaciones acaben entonando una suerte de "cualquier tiempo pasado fue mejor", cuando quizá lo que quieran reflejar es que en su juventud fueron más felices. Esta noche, y organizada por unos amigos, se va a celebrar una peculiar fiesta retro con la vista puesta en los años 80 y en mucho de la mitología musical, cinematográfica, televisiva y cultural que nos ha convertido en una suerte de Generación post-X y post-todo. Dado que servidor se apunta a un bombardeo, y en este me siendo particularmente a gusto, ando ultimando los últimos preparativos para transportarme mental y espiritualmente a los años 80, y a poco que cuajen los experimentos que estoy perpetrando -con condensadores de fluzo y coches de juguete robados a terroristas libios- quizá hasta lo consiga físicamente. Esto tendrá un updait mañana de los que les va a dejar boquiabiertos, pero por lo pronto, aquí dejo un avance.







El updait prometido tras una noche de desfase seguida de una agónica mañana en el trabajo en la que uno se arrastra como puede por los pasillos.

Y ya a toro pasado, con las indigestiones, las comidas familiares y las multitudinarias reuniones de amiguetes que hacen todo lo posible por verse en estas fechas, se puede decir que hemos sobrevivido con dignidad a otra navidad, pero ya lo de hacer lo propio con otro fin de año se presenta como un reto digno de nuestras habilidades y reservas de energía. Como siempre, el lunes que viene tendrán cumplida cuenta de una semana tan intensa como cualquier otra con la que nos olvidaremos definitivamente de un año horrible para un servidor y afrontaremos la llegada de otro repleto de nuevos retos y esperanzas. Pero eso, eso ya será otro lunes.


Back in time
Huey Lewis and the News

Tell me, doctor, where are we going this time
Is this the 50's, or 1999
All I wanted to do - was play my guitar and sing

So take me away, I don't mind
But you'd better promise me, I'll be back in time
Gotta get back in time

Don't bet your future, on one roll of the dice
Better remember, lightning never strikes twice
Please don't drive eighty eight, don't wanna be late again

So take me away, I don't mind
But you better promise me, I'll be back in time
Gotta get back in time
Gotta get back in time
Get me back in time

Gotta get back in time
Gotta get back in time
Get back, get back

Get back Marty

Gotta get back in time
Gotta get back in time
Get back, get back

4 comentarios:

Ternin dijo...

Cuanta razón tienes.

Jaime Sirvent dijo...

Pues fíjate que al ver el título del post pensé que ibas a hablar de la serie Aquellos maravillosos años, además, como se emitía los lunes..., pues ya me había montado yo solito la película.

Bruce dijo...

Está claro que los 80 serán siempre nuestra década prodigiosa..

Mr. Plissken, ¿ha visto vd. el programa del SOS Festival 2010?

Plissken dijo...

Ternin, usted y yo compartimos muchas filias de aquella época, ¡y seguro que alguna fobia!

Jaime, aunque parezca mentira, nunca fui seguidor de la serie. Me parecía un tanto empalagosa y el chaval carne de cañón para la vida adulta, pero como título de sección me parece cojonudo ;D

Locurón, Bruce, locurón. A ver si este año nos animamos a ir, que hay mucho y variado. Lo cierto es que a mí con Madness ya me vale :D

¡Feliz año nuevo a todos!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...