miércoles, octubre 13, 2010

Sketch-busters CLVII: George Perez (III)

Nos vamos al año 2007, hasta nuestro segundo encuentro con esa bestia parda de los comics y excepcional ser humano que es George Perez, un tipo del que poco malo se puede decir en lo profesional y todavía menos en lo personal. Me apetecía publicar los dibujos de aquel año antes que los de este 2010 todavía recientes en mi memoria por un par de cuestiones. Aquel año estaba calentita la publicación de Crisis Infinita, con todas sus precuelas, cross-overs, tie-ins y especiales varios, y el seguimiento que realicé desde este blog fue particularmente intenso, dedicándole bastante espacio tiempo en unos posts que este verano recuperé agrupaditos y ordenaditos para su disfrute o tormento -Edit: Sólo recuperé los relacionados con Adam Strange, así que me lo apunto como idea para estas navidades, a ver si me acuerdo-. Leída en un par de ocasiones, y rememorada otras cuantas más, tengo que decir que me sigue pareciendo una secuela harto digna a todos los niveles, rayando en lo artístico bastante por encima de la media y ofreciendo no sólo una buena historia sino cimentando el camino de muchas otras que llegaron después. Así pues, nuestras peticiones de aquel año estuvieron relacionadas con la "vieja" Crisis -la mía, en un próximo post- y la nueva, en la que George colaboró como entintador y dibujante de algunas páginas y en la que demostró que el maestro todavía tenía que enseñar mucho a su alumno más aventajado, un Phil Jimenez en buen estado de forma tratando de repetir la hazaña de Perez de echarse encima todo un universo y fallando en el intento -sobre todo por el tema de las fechas de entrega, necesitando del apoyo de Ivan Reis y de George Perez para terminar los lápices-. El personaje elegido por Leti Sparks para aquella ocasión fue el Superman de Tierra 2, condenado al limbo durante largos y amargos años y en busca de una solución desesperada para la enfermedad que consumía de forma inevitable a "su" Lois. El carácter puro del personaje, un old timer en toda regla que no reconocía en los héroes a nadie merecedor del sacrificio realizado por él y por cientos en las primeras Crisis fue uno de los motores de la macrosaga, y ofreció un par de momentos épicos de grandísimo nivel junto con otros llenos de sentimiento. Aquí les dejo con el dibujo, y si no han leído la serie y conocen mínimamente el UDC y sus personajes, busquen un buen saldo -no debería ser difícil- o un TPB a buen precio y sumerjánse en una epopeya heróica digna de Homero.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...