lunes, julio 23, 2012

Se alzará un lunes oscuro

Y a este paso, no será a mucho tardar y se nos llevará a todos por delante todavía más de lo que ya lo está haciendo la dichosa realidad. Apurando los últimos diez días de vacaciones, y a puntito de reencontrarme con eso que podríamos llamar cruda realidad, me toca soslayar todos los indicios de apocalipsis socioeconómico y lidiar con los problemillas que a uno le tocan verdaderamente más de cerca. Una pequeña infección biliar en nuestra Leia, que nos ha traído toda la pasada semana de cabeza y nos ha dado un par de pequeños disgustos que espero hoy terminen por fin, me preocupa mucho más que la prima convertida hoy casi en tía que con sus prácticas financieras de riesgo puede acabar provocando que en un futuro no pueda proporcionar a mis peques ni siquiera los cuidados médicos que a veces precisan, y eso por no hablar de la precariedad a la que se pueden ver sometidos los nuestros. Pocas veces dejo que la realidad se cuele en este espacio y en este día, pero qué quieren, hoy he cometido el error de ver dos espacios de debate y un telediario seguidos y el poco pelo que me queda se me ha puesto blanco.


Con lo leída y friki que es mi gatita y lo mal que lo ha pasado la pobreta estos días.

Dejo las tonterías reales para centrarme en las fruslerías personales para comentar la ruptura de la pereza estival con las tres entradas de la semana pasada. Espero seguir con la tónica esta semana y en principio es mi intención hablarles de la para mí sorpresa cinematográfica del año, subir alguna nueva paginilla a la galería virtual de Plissken -que por cierto, se ha visto mermada en los últimos tiempos merced a algún insistente coleccionista yanqui en busca de zombis de papel, algo que he reflejado en las respectivas entradas, para que nadie pueda acusar al blog de mostrar arte de forma fraudulenta- y compartir alguna nueva galería de commissions. Todo se verá sobre la marcha.

Y ya para terminar, y como en un par de horitas espero estar disfrutando como un enano de los 162 minutazos con los que Cristopher Nolan ha cerrado su trilogía sobre Batman -confirmando la pasada semana que Batman Begins es una gran película y The Dark Knight una obra maestra incontestable del cine, más cercana al thriller noir que a una película de superhéroes con uno de los finales más memorables que servidor ha disfrutado jamás-, pues metemos por aquí una canción de resabios tarantinianos que habla de un caballero oscuro, y lo dejamos ya por hoy, a ver si en siete días, con el trabajo asomando el hocico servidor lo ve todo de otro color.

Dark Knight
The Blasters

Hot air hangs like a dead man
from a white oak tree
people sitting on porches
thinking how things used to be
dark night
it's a dark night
dark night
it's a dark night

The neighborhood was changing
strangers moving in
a new boy fell for a local girl
when she made eyes at him

She was young and pretty
no stranger to other men
but windows were being locked at night
old lines were drawn again

(Chorus)

I thought these things
didn't matter anymore
I thought all that blood
had been shed long ago
dark night
it's a dark night

He took her to the outskirts
and pledged his love to her
they thought it was their secret
but someone knew where they were

He held her so close
he asked about her dreams
when a bullet from a passing car
made the young girl scream

I thought these things
didn't happen anymore
i thought all that blood
had been shed long ago

Dark night
it's a dark night
dark night
it's a dark night

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...