domingo, octubre 14, 2012

Sketch-busters CCIX: Carlos Rodríguez (I)

Aprovechando la tarde del domingo, después de casi 24 horas de reposo y descanso tras otras 24 de las que les hablaré mañana -y que tienen un referente cinematográfico muy claro-, voy a ponerme coyuntural con la entrada de hoy y se la voy a dedicar a uno de mis personajes favoritos, el Arquero Esmeralda. Mi historia con el personaje viene de un conocimiento mínimo del mismo, en base a su aparición en algunos tebeos de la Liga de la Justicia de Bruguera, o de algunos cruces con Superman vistos en cuadernillos Novaro. Fue gracias a la edición prestigio de Zinco de Green Arrow: El cazador acecha, con su guión oscuro y urbano y su maravilloso arte pintado -cortesía de un Mike Grell que quizá sin saberlo estaba firmando uno de sus últimos grandes trabajos- que quedé completamente encandilado con el personaje. Un tipo con una relación adulta y estable con una mujer maravillosa -Dinah Lance, Canario Negro-, coherente con sus propias contradicciones, amante del cine clásico, que aprovechaba para reinventarse con uno de los mejores nuevos diseños para un héroe clásico que recuerdo, e inmerso en una serie de eventos que le enfrentarían con un psicópata cazador de mujeres y con una operación de narcotráfico. La presencia de otro personaje tan carismático como la arquera nipona Shado ofrecía un nuevo punto de vista sobre las habilidades de tiro con arco del personaje, que abandonaba sus flechas trucadas -que iban de lo útil o letal (explosivas, somníferas, adhesivas) a lo ridículo (flecha puño de boxeo)- para seguir una senda más zen, regresando a la pureza de lo simple y lo básico. Un hombre, un arco, una flecha, un blanco. Partiendo de lo más alto el personaje fue dando tumbos, primero en una serie regular en la que le sacaron un hijo y una muerte en el último número, luego una digna resurrección a manos de Kevin Smith, y una trayectoria con muchos altibajos que había mantenido cierto nivel hasta el maravilloso reboot que me ha alejado completamente del personaje. Pero he aquí que recientemente se ha hecho una serie para televisión del personaje, con el nombre de Arrow -estrenada esta misma semana en USA-, y la intención de volver a repetir la jugada de Smalville con el personaje. Como siempre es un buen momento de sacar a la luz algún dibujo de uno de mis personajes favoritos, he tenido que optar entre un par. Finalmente he escogido este socarrón Oliver Queen con el traje de capucha y preparando un buen disparo que el joven dibujante español Carlos Rodríguez tuvo a bien realizar durante el Expocomic del 2010. Por aquella época se editaba en España la etapa que Carlos había dibujado para Batman y los Outsiders con guiones de Chuck Dixon, con lo que le tenía bastante cogida la medida al personaje. Espero que terminen de disfrutar del domingo. Plissken fuera.


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...