jueves, septiembre 12, 2013

Mundo Putrefacto (I): Quiénes somos y cómo hemos llegado a serlo

A la hora de hincarle el diente a una saga como esta, y ofrecer un vistazo a la misma comprensivo y coherente, he creído necesario hacer una mínima introducción sobre cada uno de los personajes, con una breve pincelada sobre su trayectoria editorial de los últimos años. Si bien existe una clara ruptura con la misma merced a la introducción de una nueva y simplificada continuidad a raíz del evento de los Nuevos 52, nunca está de más saber qué andanzas han llevado a Alec Holland y a Buddy Baker a verse envueltos en un lío de tamaña magnitud y proporciones como el que les ha tocado lidiar en la saga Mundo Putrefacto. Como suele ser habitual, otros han hablado antes y mejor del tema, como es el caso de Fran Constantine, por lo que les recomiendo que complementen con una lectura alternativa este breve repaso a las andanzas de la Cosa del Pantano y Animal Man previas a Rotworld.


La Cosa del Pantano

Antes de New 52... Empecemos con Alec Holland, científico embarcado en la búsqueda de un hiperfertilizante cuyo laboratorio fue boicoteado, falleciendo en la explosión. Su cadáver, sepultado en el pantano, alojó una colonia de líquenes y musgo potenciados por la fórmula y creando a la criatura vegetal conocida como La Cosa del Pantano. Afortunadamente llegó Alan Moore para dar un poco de coherencia y magia a esa idea, volteando por completo el concepto del personaje en la mítica historia Lección de Anatomía. A partir de ese momento, y sentando mes a mes no sólo las bases del comic de terror adulto que cimentaría el nacimiento del sello Vertigo sino también la apasionante y sólida mitología vegetal que rodearía al personaje, fuimos conociendo la verdadera naturaleza de la Cosa del Pantano como avatar del Verdor, el representante vivo del Parlamento de los Árboles para defender la naturaleza de las agresiones de cualquier clase. En cuatro años Moore, con la inestimable ayuda de los dibujantes Stephen Bissette, Rick Veith y John Tottleben, desarrolló tres sagas de antología, de esas que todo lector debería disfrutar por lo menos una vez en su vida, como fueron el enfrentamiento contra Anton Arcane, Gótico Americano y la saga del exilio espacial.



Tras esa memorable etapa el personaje fue dando tumbos, con etapas completamente inéditas en nuestro país pese al nombre de sus artífices, como la inmediatamente posterior a la citada, obra de Rick Veitch; el tercer volumen guionizado por Brian K. Vaughn y centrado en la figura de Tefé, la hija de Swampy y Abigail Holland -con una ayudita de John Constantine, que puso el cuerpo y los soldaditos en esa particular fecundación in vitro-; o un cuarto y efímero volumen con guiones de Andy Diggle,Will Pfeiffer y Joshua Disart que volvía a incidir en el aspecto de elemental del personaje. Finalmente, no teniendo una idea clara de qué hacer con el personaje, y aprovechando la coyuntura de la saga El día más brillante, la editorial nos presentó a un Alec Holland que volvía a considerarse como la esencia real y humana del constructo vegetal conocido como la Cosa del Pantano, y mostrando una cara más combativa y beligerante contra los que atentaban contra el medio ambiente.



Después de New 52... Nos encontramos con Alec Holland, vivito y coleando y con el recuerdo de su anterior existencia como ser elemental, musgoso y enfrentado a toda clase de seres monstruoso. Ajeno a su anterior vida, de la que reniega, Alec entra en contacto con el nuevo avatar del verde, que le advierte de dos cosas: el advenimiento de una fuerza imparable y nefasta opuesta al Verde, la Negrura (o Putrefacción), y la presencia de una mujer de pelo blanco. Pronto la vida de Alec Holland se complicará cuando las fuerzas del Otro personificadas en un niño con poderes mortales comiencen a actuar y sólo la fuerza y el coraje de Abigail, una hermosa joven de pelo, podrán mantenerle a salvo. Cómo Alec Holland afrontará su cada vez más desesperada situación y cómo poco a poco el Verdor se va viendo amenazado por esas fuerzas imparables es el punto de arranque con que el guionista Scott Snyder, conocido de este espacio, y el dibujante canadiense Yanick Paquette, presentan al personaje dentro de una nueva continuidad, sentando las nuevas bases del mismo en una colección repleta de acción, misterio, repulsión y no pocas sorpresas.



Animal Man

Antes de New 52... Buddy Baker, durante una excursión campestre, se encontró de bruces con un artefacto alienígena, cuya explosión alteraría su cuerpo y le dotaría de poderes animales. Conectado al campo morfogenético de la Tierra, Buddy era capaz de extraer del mismo las habilidades de cualquier animal y aplicarlas a sí mismo. Con la identidad de Animal Man emprendió una gris carrera como héroe enmascarado, cuyo momento de máximo esplendor fue el luchar con los Héroes Olvidados codo con codo durante Crisis en Tierras Infinitas. Posteriormente adquiriría una sólida conciencia medioambiental tras enfrentarse a la Bwana Bestia y emprendería una cruzada por los derechos animales de infaustas consecuencias para su familia y para la realidad, emprendiendo finalmente un periplo metaliterario que le llevaría a otros universos y a romper las barreras del mismo medio. Tan psicotrópico catálogo de desventuras fue orquestado en los primeros años 90 por el guionista escocés Grant Morrison y por el dibujante Chas Truog, que emprenderían una memorable etapa deconstructiva con el personaje para dejarlo en manos de Jamie Delano y Steven Pugh, que siguieron alterando la esencia de Buddy hasta dejarlo en los mismos huesos para, a partir de ahí introducir toda una serie de conceptos nuevos, como el mundo de lo Rojo y la esencia de Animal Man como una personificación o avatar del mismo.



Aunque en su propia colección, alojada en el sello Vertigo, las historias tenían un carácter eminentemente adulto, Animal Man nunca perdió su dualidad de héroe alternativo y mayoritario, formando parte de la Liga de la Justicia Europa. Ya con su propia serie cancelada Animal Man vivió un periplo espacial muy recordado en la serie 52 junto a Adam Strange y Starfire, personajes con los que haría buenas migas y mantendría colaboración en la colección Countdown to Adventure. Finalmente, una historia alternativa, con el nombre de The last days of Animal Man narraría la aventura final de Buddy Baker en el año 2024, aunque ese tebeo, escrito por Gerry Conway con dibujo de Chris Batista, permanece inédito en nuestro país.



Después de New 52... Buddy Baker ha logrado una especie de estabilidad en su ajetreada vida dejando de lado las locas aventuras y centrándose en su vida familiar. Trabajando como actor en una película independiente sobre héroes con problemas y manteniendo su lucha en defensa de los animales, Animal Man se enfrentará a una amenaza completamente diferente a todas las afrontadas hasta el momento. Lo Rojo ha decidido que su hija Maxine sea su nuevo avatar en la Tierra, y la tarea de Buddy será protegerla de sus enemigos, nada menos que la personificación física de lo Putrefacto en la figura de los Tres Cazadores, tres implacables y repulsivos seres que pueden disfrazarse con la piel de otros seres vivos y que no se detendrán ante nada en su misión de acabar con Maxine y destruir el poder de lo Rojo en el Planeta. En una carrera contra reloj, Buddy deberá mantener a salvo a los suyos y conectar con el Parlamento Animal para intentar buscar una salida para la familia Baker que no acabe con su hija muerta y en manos de los agentes de la Putrefacción. La otra gran serie del relanzamiento de DC en el campo del terror, aunque sin necesitar un sello distintivo como el de la linea Vertigo, y orientada claramente a un público mayoritario, Animal Man cuenta con los guiones de Jeff Lemire y el feísta y espectacular dibujo de Travel Foreman, que pueblan cada número de seres repulsivos y antinaturales en un crescendo que pondrá al lector al borde del abismo putrefacto al que se asoman sus personajes.


Y con estas pinceladas de la trayectoria de los personajes, a vuela pluma, les dejo, con la intención de dejar cumplida cuenta en la próxima entrada, del argumento y algunas cuestiones artísticas relacionadas con la saga Mundo Putrefacto, una de las lecturas más agradecidas de los últimos tiempos. Lo veremos todo Negro, entre lo Rojo y lo Verde, en un día o dos.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...