domingo, septiembre 15, 2013

Mundo Putrefacto (II): El final de todas las cosas vivas

La naturaleza del universo preserva el equilibrio de los seres vivos y su bienestar mediante una serie de protectores del reino animal y vegetal, conocidos como el Parlamento de los Tótems y el Parlamento de los Árboles. Los primeros protegen el Reino espiritual de lo Rojo, del cual todos los seres vivos extraen sus habilidades, y cuyo protector siempre ha sido un avatar conectado a lo Rojo y a todos los animales del planeta. Por su parte, los segundos protegen el Reino de lo Verde, todo lo relativo a la vida vegetal, y su protector a lo largo de los siglos siempre ha estado vinculado con una tragedia y un ser humano dotando de su esencia a un avatar vegetal. Esta tradición de cientos de años se ha perpetuado hasta nuestros días en las figuras de Animal Man y la Cosa del Pantano. Pero hay una tercera fuerza, personificada en el color negro, conocida como la Putrefacción, que basa su poder en la corrupción y muerte de todo lo anterior, una fuerza que periódicamente asalta a los reinos opuestos y que hasta el momento ha sido frenada por los avatares.



El asedio sufrido por Buddy Baker y su familia y por Alec Holland ha llevado a que todos ellos alcancen su límite de resistencia. Perseguidos y acosados, con amigos y familiares sufriendo el ataque indiscriminado y feroz de los Tres Cazadores (avatares físicos de la Putrefacción), y con un horizonte nada halagüeño transmitido a través de sueños y premoniciones, los dos protectores de sus respectivos reinos llegan a una misma conclusión. La única solución que se les presenta posible es la de emprender una misión suicida y hacer frente a la Putrefacción en su propio terreno inmaterial, confluyendo en la fuente del reino podrido en un pantano tanto la familia Baker (Buddy, Ellen y Maxine) como la Cosa del Pantano y Abby Holland. La misión les llevará hasta un infernal mundo de pesadilla poblado por criaturas bizarras e imposibles, pero su misión fracasará antes de empezar cuando la personificación humana del Reino Putrefacto, Anton Arcane, corte su anclaje con el mundo real y les deje a su suerte en el plano inmaterial.


El regreso de Animal Man y la Cosa del Pantano a la realidad desvelará una aterradora alteración en la misma. Su breve incursión en el otro plano se ha materializado sobre la faz de la Tierra en todo un año de muerte, destrucción y dominio absoluto de la Putrefacción, que ha convertido el planeta en un lugar yermo y sin vida, poblado por criaturas abyectas a la caza de los pocos supervivientes que han logrado sobrevivir. En este punto, tanto Buddy como Alec emprenderán una búsqueda desesperada de aliados en una guerra cada vez más imposible de ganar contra la Putrefacción, llegando hasta los últimos reductos de lo Verde y lo Rojo y planteando allí las bases de la última, necesaria y condenada al fracaso resistencia de todo lo vivo frente al imparable avance de las criaturas y avatares de la Putrefacción.


El primer año de las colecciones de Animal Man y Swamp Thing conduce de forma directa a este cruce de colecciones, narrándose en el número 12 de cada una de ellas a modo de prólogo esa incursión en el mundo de lo Podrido que acabará generando una nueva realidad, aterradora y asfixiante. A partir de ese momento, Mundo Putrefacto se desarrollará en 17 comic books divididos en tres partes diferentes de la misma historia, centradas en los acontecimientos divergentes que Animal Man, la Cosa del Pantano y Frankenstein (tercero en discordia que presenta los acontecimientos que han llevado al planeta al borde de la extinción) vivirán por su cuenta, una resolución y un epílogo en cada una de las series principales. El equipo creativo aúna esfuerzos a la hora de escribir los cruces, y así Scott Snyder y Jeff Lemire guionizan a cuatro manos las series de Animal Man y Swamp Thing, mientras que Matt Kindt mantiene su control sobre la serie Frankenstein, Agente de S.H.A.D.E.


En el apartado artístico nos encontramos con varios dibujantes participando en cada una de las colecciones. Así, Alberto Ponticcelli es el encargado de ilustrar la epopeya de Frankenstein en su parte de la saga conocida como Los Secretos de los Muertos. Dentro de la colección de Animal Man, en la historia que desarrolla El Reino Rojo, encontramos a un viejo conocido del personaje, Steven Pugh -dibujante que fuera de otra memorable etapa de la colección, la desarrollada por Jamie Delano-, compartiendo trabajo con el dibujante Timothy Green II que ilustra las secuencias en el mundo real. Finalmente, dentro de la colección de la Cosa del Pantano encontramos la historia El Reino Verde, en la que Yanick Paquette prosigue con su estupendo trabajo como dibujante regular de la colección con la aportación en sendos números del dibujo de Marco Rudy y Andy Belanger. Cabe decir que todos ellos consiguen crear un mundo apocalíptico creíble, con diseños de criaturas de pesadilla realmente repugnantes y con la revisión de algunos personajes del Universo DC de acuerdo a las nuevas condiciones del planeta bastante eficaces, ya se hallan convertido en reductos de postrera resistencia o en agentes del Parlamento de la Decadencia.


Cuando DC anunció como parte de su nueva política editorial que colecciones tan arraigadas y asociadas con el sello Vertigo -que daba mayor libertad creativa a los autores y permitía un tratamiento más adulto de personajes e historias- como Animal Man y Swamp Thing volverían a integrarse en la línea super-heróica de la compañía, fuimos bastantes los que pensábamos que la cosa no pintaba nada bien. De hecho, la trayectoria de Animal Man durante los años inmediatamente anteriores sugerían la vuelta de un personaje dedicado a la aventura con ribetes de space opera. Por suerte, nada más lejos de la realidad. La visión de Lemire y Snyder para estos personajes estaba poblada de historias bizarras, de seres asquerosamente imposibles y de giros argumentales que volvían a poner patas arriba el statu quo de cada uno de ellos. Aunque no soy aficionado a tanta vuelta de tuerca y cambio en la retrocontinuidad, y asumiendo que las etapas de Alan Moore y de Grant Morrison en esas colecciones son -desde mi punto de vista- insuperables, hay que reconocer que se han introducido los elementos suficientes partiendo del material establecido como para que no exista una negación absoluta de todo lo anterior ni una repetición de temas e ideas que haga aburrida o predecible la lectura.


Mundo Putrefacto es una historia muy entretenida que hará las delicias del aficionado al comic de terror. Una sólida historia desarrollada en tres partes interconectadas ofrece momentos de todo tipo, desde el drama familiar que desarrollan los Baker a la tormentosa relación de Abby y Alec, todo ello dentro del marco general de un mundo abocado a su extinción que ofrece su último acto de resistencia desesperada con todos los elementos que los reinos animal y vegetal pueden reunir. Mención especial merece el fragmento relacionado con Frankenstein, que narra los eventos vividos en el planeta durante el ascenso de la Putrefacción, y que va adquiriendo un tono creciente de épica desesperada realmente espectacular, finalmente plasmado en una escena de esas que ponen los pelos como escarpias y que no desentonaría en absoluto en una historia de enjundia como El Señor de los Anillos. Lectura agradecida como les digo que aquí en España podrán disfrutar en tres tomos editados por ECC que reúne todos los números del evento. Si acaso, por buscar algo negativo a Rotworld, sería el hecho de indicar que un lector que quiera estar al cabo de la historia completa, entendiendo perfectamente las motivaciones y los acontecimientos vividos por todos los implicados en la saga, debe cascarse unos 37 comics además de dos anuales, lo cual para leer es un ratillo pero para el bolsillo en estos tiempos que corren es un verdadero dispendio. Eso sí, en confianza, esos tebeos son de lo mejorcito que ha publicado DC en lo que lleva de New 52, y esperemos que deje a Jeff Lemire y a Scott Snyder la suficiente manga ancha como para seguir masacrando a sus personajes como les venga en gana.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...