lunes, marzo 23, 2009

Lunes demolido

Así es como empiezo la semana, con las reservas de energía por los suelos y  las articulaciones a punto del colapso pero con el ánimo por las nubes después de haber pasado los últimos cuatro días en Londres, la Londinium de mis entretelas y de mi corazón. Hemos pateado calles, subido cientos de escalones -¿miles?-, bebido unas cuantas pintas, comido pescaíto con papas pero del de allí, disfrutado de un montón de museos, unos turísticos y otros artísticos, paseado por el Thamesis, ¡y sobrevivido a todo ello a duras penas! Así pues se entiende perfectamente que hoy me haya arrastrado hasta el sofá después del trabajo para recargar mínimamente las baterías y acometer con algo más de entusiasmo la escritura de estas líneas, sin las cuales, para ser honesto, no empiezo verdaderamente la semana. Agradezco a todos los que pasaron por aquí en mi ausencia su constancia y a los que dejaron un comentario su amabilidad a la hora de recordar a un maestro del dibujo. El retraso a la hora de contestarles ha sido debido única y exclusivamente a que me hallaba fuera del hogar, y ya le he puesto remedio.

La verdad es que la semana que empieza no podía ser más movida de lo que va a ser esta, así que les avanzo unos cuantos contenidos interesantes que podrán ver por aquí en los próximos días. Para empezar, el cartel y la programación de las Jornadas de Unicomic que se celebrarán a partir del jueves en Alicante y que los fieles del blog recordarán de años previos. En el apartado artístico, una comission virtual que ha llegado hoy mismo a mi correo, calentita, calentita, así como un sketch y la crónica de una sesión de firmas... ¡¡en Forbidden Planet!! Ni cuando uno se va de vacaciones descansa de ejercer de friki en condiciones. Y a la mayor brevedad posible, porque la espera ya me está provocando bastantes nervios, espero poder compartir con ustedes un post de despedida a una de las series que más emociones y más sobresaltos me ha dado en los últimos tiempos, con permiso de Perdidos, claro. Me refiero a Galactica Estrella de Combate (2004) cuya conclusión ha generado cierta polémica en la que no quiero ni puedo entrar pues bastante tengo con evitar espoilers estúpidos que me fastidien el final de la serie. Y con eso creo que podremos dar por concluída la semana. A ver si a esto también sobrevivo...

Para terminar, y sin dejar de recordar lo vivido el pasado fin de semana ni por un momento, les dejo con esta bella y triste canción de Ralph McTell, que dirige la mirada del oyente hacia el verdadero corazón de la ciudad formado por los más desfavorecidos y desposeídos que se ven obligados a vivir y dormir en la calle, y que por tanto, son los mejores conocedores, los dueños últimos de la ciudad, aunque muchas veces no sean percibidos -o sean abiertamente ignorados- por los que buscan una imagen brillante, turística e idílica de los lugares que visitan. Lo peor de todo es que la canción puede situarse en cualquier ciudad de nuestro planeta. Sean ustedes seres humanos y tengan mucho cuidado ahí fuera.


The Streets Of London
Ralph McTell

Have you seen the old man in the closed down market,
kicking up the paper with worn out shoes?
In his eyes you see no pride, and held loosely at his side,
Yesterday’s paper telling yesterday’s news.


Refrain:
So how can you tell me you’re lonely, and say, for you that the sun don’t shine?
Let me take you by the hand and lead you though the streets of London,
I’ll show you something to make you change your mind.


Have you seen the old girl who walks to the streets of London,
dirt in her hair and her clothes just in rags?
She’s no time for talking, she just keeps right on walking,
Carrying here home in two carrier bags


Refrain:
So how can you tell me you’re lonely, and say, for you that the sun don’t shine?
Let me take you by the hand and lead you though the streets of London,
I’ll show you something to make you change your mind.


In the all-night cafe at a quarter past eleven,
same old man sitting there on his ownLooking at the world over the rim of him tea-cup,
Each tea lasts an hour, then he wanders home alone.


Refrain:
So how can you tell me you’re lonely, and say, for you that the sun don’t shine?
Let me take you by the hand and lead you though the streets of London,
I’ll show you something to make you change your mind.





Un video para terminar el post con una sonrisa. Desde el programa de humor británico Big Train, y protagonizado por algunas caras conocidas del reparto de Spaced -Pegg, Heap-, llega este sketch que resulta también dolorosamente real para cientos de artistas condenados a ser identificados por su público con una única canción, personaje, papel...

5 comentarios:

Pep dijo...

Sinceramente... ¡¡te odio!! ;)

zubiarra dijo...

y martes mas demolido aun...

Plissken dijo...

Asco de vida...

Mirims dijo...

Besitos gordos

Plissken dijo...

Muchisimas gracias Mirims.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...