miércoles, marzo 11, 2009

Sketch-Busters CVI: Dave Gibbons (I)

A cada sketch le llega su turno y desde luego no se me ocurre mejor manera de celebrar el estreno de Watchmen en el cine que publicando este dibujo de Dave Gibbons (que a lo tonto tiene ya ocho años de antigüedad). La presencia del dibujante británico en el 19º Salón del Comic de Barcelona celebrado en el año 2001 fue sin duda una de las más comentadas aquel año, junto con la del guionista estrella Chris Clameront, Peter Bagge (que nunca ha perdido su tirón entre los aficionados al comic underground e independiente), Vittorio Giardino (al que esperaría unos añitos para enganchar en una sesión de firmas) o Segio Aragonés. Desde el primer momento se notó una expectación especial entre los aficionados, ya que la presencia de uno de los dos autores del mejor tebeo de superhéroes jamás publicado era una ocasión única. Personalmente tenía miedo de encontrarme con un dibujante lejano, endiosado y con pocas ganas de encontrarse con su público, algo que pronto demostró ser falso. En una maratoniana y pobladísima sesión de firmas en el stand de Norma, y con una organización algo caótica -una fila única para acceder a una mesa en la que estaban todos los autores sentados- Gibbons firmaba a toda pastilla los tomos de la entonces reciente edición de Norma. Además de esta, le llevaba los retapados de la edición Zinco y un recopilatorio americano en tapa blanda que compré con la intención de leer la obra en su idioma original, vana esperanza que hoy día aún alimento cada vez que miro el tomo de marras.

La elección del personaje en mi caso resultó obvia y fácil, ya que Rorschach es mi personaje predilecto de Watchmen, entendiéndolo en toda su grandísima y trágica perspectiva -o como yo la entiendo, vamos-: un vigilante que quizá abrigando fantasías infantiloides dedicó su juventud a luchar contra el crimen y que, tras afrontar el horror definitivo de la locura y la sin razón se distanció definitivamente de la realidad -o se disoció de ella, pudiendo crear una personalidad alternativa- y dedicó su vida a la lucha extrema y sin vuelta atrás contra el crimen. Sin aprobar sus métodos y sin poder simpatizar con un personaje que oscila entre lo patético, lo repugnante y lo desesperanzador -es uno de los pocos personajes de la serie al que no se le adivina futuro, al que por sus actos y modo de pensar se le ve alcanzando un punto sin retorno de difícil escapatoria-, creo que Alan Moore lo refleja con la suficiente habilidad como para despertar la compasión del lector -y la pena en sucesivas lecturas-. A este respecto, las conversaciones con Buho Nocturno en la guarida de Archie en las que hablan de los viejos tiempo -en la primera Rorschach le recrimina su abandono, mientras que en la segunda le agradece su paciencia y reconoce ser una persona de difícil trato- reflejan un background que podría asimilar a la pareja formada por ambos personajes con otras como Superman o Batman o Blue Beetle y Booster Gold, sólo que llevadas hasta sus últimas consecuencias. El boceto está realizado a boli en un minuto, pero junto con la dedicatoria de Gibbons en los comics es el recuerdo perfecto de la visita del dibujante y muestra a la vez del cariño por un personaje al que he leído una y otra vez desde 1988. Hurm...

11 comentarios:

Yota dijo...

Otro día quizás te habría dicho que no me gustaba pero hoy tras ver la peli y comprobar que lo único bueno fue Roxarch mi opinión es bien distinta XD

Pep dijo...

A mi me pudo el recuerdo de aquella viñeta del Anual de Superman donde Batman le dice a Jason Todd que tenga pensamientos limpios... y me hice con un señor de la noche (eso de "caballero oscuro", aunque más literal, no tiene la misma poesía).

Luego Gibbons se ofreció, supongo que al verme nervioso y medio loco, a hacerme un Rorschach rápido en el tomo de Watchmen pero me negué... ¡¡porque realmente no me estaba enterando de nada!!

Creo que esa sesión de firmas fue la que mayor emoción personal ha tenido para mí... y a nivel anecdótico, que ambos recibimos unas llamadas teléfonicas personales bastante particulares y que no viene aquí a cuento revelar. Por si algún militar frustrado lee esto y nos pega una paliza...

Mira, hoy hago un crossover con mi blog y pongo el dibujete de Gibbons.

Pep dijo...

Por cierto, la relación que tienen Rorschach y Buho Nocturno, es también un homenaje a los personajes de la Charlton en los que se basa, Question y Blue Beetle, los cuales compartieron protagonismo en la cabecera del segundo (exatamente Question aparecía como complemento en la colección de Beetle al no encontrar serie propia).

Bueno, leido Watchmen esa relación es mucho más que un simple homenaje... pero bueno, de ahí viene el asunto desde un punto de vista más superficial.

Plissken dijo...

Yota, me alegro que te gustara Rorschach. Quitando que no le dan toda la profundidad que tiene y merece el personaje me parece de lo más conseguido sin duda. ¡Un saludete!

Plissken dijo...

Pep, emoción totalmente compartida, tener a Gibbons cerca era todo un acontecimiento, y encima el tío, majo, majísimo. Tenías que haberle dicho que sí a todo, jejeje, aunque nuestro inglés fuera de peseta. Además de la emoción está ese estrés que mencionas, y es que aquellas llamadas de índole personal, y no precisamente agradable, justo cuando faltaban dos personas para nuestro turno es un recuerdo imborrable.

Me encanta la contextualización histórica, porque desconocía ese detalle por completo y le da una vuelta de tuerca más a la comparación entre las edades de Oro, Plata y Bronze. Ains, mi Rorschach...

Y nada, nada, anímate al crossover, y ya de paso a dejar salir a la luz alguno de tus dibujos, que también tienes unos cuantos ;D

The Korinthian dijo...

Qué envidia!!
Aún tengo pendiente la peli, quizás éste sábado caiga.

Carlos Pujol dijo...

Pues ese año yo también estaba en esa cola donde casi cualquiera se colaba, seguramente nos cruzamos en algun momento. A mi me hizo un Rorschach de perfil que decia algo así:"¿Carlos? Hurm.".
¿te suena?.

Plissken dijo...

Javi, que no te de envidia que yo hubiera preferido ese Thor de Kubert y esas tapas con los colegas por Graná, aunque bien es cierto que antes de ver la peli tuvimos una sesión Foster's Hollywood con cerveza gratis que nos dejó finos. Gibbons tiene pinta de ser de los que repiten, ya volvió unos añitos después, así que ya le toca ;D

Plissken dijo...

Carlos, pues no es de extrañar que nos hayamos cruzado más de una y más de dos veces. Si alguna vez habló con un tipo parecido al Librero de los Simpson, ese era yo ;D Lo de colarse, la verdad no lo recuerdo, pero es que estábamos en otras cosas, ya le digo, con llamadas personales y nervios a flor de piel. La desorganización de Norma llegó a su cima un año después con la visita de Will Eisner. Ahí hubo nervios, empujones, agobios y casi nadie pudo estrechar la mano de un genio que ya no está entre nosotros. ¡Un saludo!

Jaime Sirvent dijo...

por favor, que suerteee, haber estado al lado de Dave Gibbons. A sus pies caballero, me tiene totalmente rendido, que envida:)

Plissken dijo...

Pues sí que fue suerte, Jaime, no lo voy a negar. Lo que pasa es que haciendo recopilación de salones y eventos varios, y me vas a permitir la sobrada, que hay confianza, miss Sparks y yo hemos tenido el honor de conocer a prácticamente todos los dibujantes que han trabajado con Moore en obras de relevancia: Dave Gibbons, David Lloyd, Kevin O'Neill, Eddie Campbell, Melinda Gebbdie y Gene Ha... Creo que nos restarían los Bissette, Tottleben y Veitch de Swamp Thing o el Sprouse de Tom Strong para cumplir con toda la parte de su obra que nos interesa. O por supuesto conocerle a él en persona, situación que sin duda sería uno de esos acontecimientos imborrables para cualquier aficionado al comic. ¡Un saludo, caballero!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...