sábado, abril 25, 2009

Él dijo, ella dijo...: Gran Torino


Walt Kowalski: Salid de mi cesped.
Smokie: ¿Estás loco? Vuelve a entrar en tu casa.
Walt Kowalski: ¿Sí? Voy a volarte la cara y luego entraré en mi casa... y dormiré como un bebé. Puedes contar con ello. Solíamos apilar a jodidos como tú en Corea... Os usábamos como sacos de arena.
 


Sue Lor: Hay una tonelada de comida.
Walt Kowalski: Sí, bien, sólo mantened vuestras manos alejadas de mi perro.
Sue Lor: Sin problema, sólo comemos gatos.

Walt Kowalski: No me preocupo por Thao.
Sue Lor: Pasas tiempo con él, le enseñas a arreglar cosas, le salvaste de ese jodido primo nuestro.
Walt Kowalski: Vigila tu lenguaje, señorita.
Sue Lor: Y eres mucho mejor hombre para él de lo que nuestro propio padre fue. Eres una buena persona.
Walt Kowalski: No soy una buena persona. Tráeme otra cerveza, chica dragón, esta está vacía.


Duke: ¿Qué estás mirando, abuelo?
Walt Kowalski: ¿Alguna vez te has cruzado con alguien a quien no deberías haber jodido? Pues ese soy yo.


Walt Kowalski: Relájate, cabeza de chorlito. No voy a dispararte. Aunque estaría atento, si fuera tú. Sabes, sabía que eras un saco de mierda la primera vez que te vi. Ahora pienso que eres peor con las mujeres que robando coches... Aton-Thao.
Thao Vang Lor: Es Thao.
Walt Kowalski: ¿Qué?
Thao Vang Lor: No es Aton-Thao, mi nombre es Thao.
Walt Kowalski: Sí, bien, la cagaste con esa chica que estaba aquí. No es que me me importe una mierdas un atontao como tú.
Thao Vang Lor: No sabes de lo que estás hablando.
Walt Kowalski: Te equivocas, rollito de primavera, sé exactamente de lo que estoy hablando. Puedo no ser la persona más amable de por aquí, pero estuve casado con la mejor mujer que ha habido sobre la faz de la tierra. Hice que funcionara, fue la mejor cosa que me sucedió en toda mi vida. Manos abajo. Pero tú, sabes, estás dejando que Click-Clack, Ding-Dong y Charlie Chan, se vayan de rositas con la señorita Vaya-Preciosidad. A ella le gustas, ¿sabes? ¡Aunque no sé porqué!


Barbero Martin: Ya. Por fín pareces como un ser humano de nuevo. No deberías esperar tanto entre cortes de pelo, rácano hijo de puta.
Walt Kowalski: Sí. Estoy sorprendido de que aún andes por aquí. Siempre esperé que te murieras y que pusiesen a alguien aquí que supiera qué demonios estaba haciendo. En vez de eso, estás tú, como el apestoso vago que eres.
Barbero Martin: Serán diez dólares, Walt.
Walt Kowalski: ¿Diez dólares? Jesucristo, Marty. ¿Qué eres, medio judío o algo? Sigues subiendo los malditos precios todo el tiempo.
Barbero Martin: Han sido diez dólares durante los últimos cinco años, narizotas polaco hijo de perra.
Walt Kowalski: Ya, bueno, quédate el cambio.
Barbero Martin: Te veo en tres semanas, capullo.
Walt Kowalski: No si te veo primero, saco de mierda.


Padre Janovich: ¿Porqué no llamaste a la policía?
Walt Kowalski: Bueno, ya sabes, recé para que acudieran, pero nadie respondió.

Padre Janovich: ¿Qué vas a hacer, Walt?
Walt Kowalski: Lo que sea que haga, no tendrán ni una oportunidad.

Padre Janovich: ¿Qué puedo hacer por ti, Walt?
Walt Kowalski: He venido a confesarme.
Padre Janovich: ¿Jesucristo, qué hiciste?


Walt Kowalski: ¿Qué demonios le pasa a todo el mundo con mi Gran Torino?
Walt Kowalski: Lo más duro que un hombre debe soportar de la guerra no es aquello que hizo siguiendo órdenes. Son las cosas que hizo sin que se lo ordenaran lo que le perseguirá para siempre.

6 comentarios:

.][. dijo...

Buenos diálogos. Quizás algo caricaturescos en algunos momentos. Pero consiguen mantener el tipo, sobre todo en la barbería, donde rozan lo sonrojante.

Mola la referencia a la chica dragón (Dragon Lady) de Terry y los Piratas.

Yota dijo...

Una película cojonuda, me encanta cuando está en el sotano y se despide de Tao y le dice algo como.... bueno lo dicho hasta luego... mariquita. Y se va tan pancho.

Plissken dijo...

.][., a mí me parecen más cargaditos los primeros con el sacerdote o los vecinos. El colegueo sano y repleto de la mala leche amistosa que da el conocer a alguien de toda la vida que se trae con el barbero me pareció excepcional. Además, actor secundario al que le dan cinco minutillos y logra destacar, basta recordarle en Zodiac, en un papel diametralmente opuesto a este. Tito Clint rules!

Plissken dijo...

Yota, este hombre interprete lo que interprete se nota que ha bebido más whisky, meado más sangre y echado más polvos que todos nosotros juntos ;D Una gran película.

Osukaru dijo...

Una de las pelis que más he disfrutado durante este año, y eso que ha estado cargadito de auténticas peliculazas, pero ésta de Eastwood se sale!.

Sí: Tito Clint rules!.

Plissken dijo...

Sin duda de lo mejor, Osukaru, aunque la verdad es que últimamente he ido poquísimo al cine. Cierto canadiense con muy malas pulgas me va a hacer romper con mi abstinencia cinéfila este mismo jueves ;D

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...