miércoles, marzo 26, 2008

Blue Harvest: El cachondeo de las galaxias

Vaya por delante que un servidor no es, ni será a corto plazo, seguidor de la serie Padre de familia. Su humor absurdo con tendencia al gag alargado hasta la extenuación y con referencias aún más localistas a la política y la sociedad yanqui que los Simpson no me suele hacer la menor gracia, y los escasos intentos de meterme en el universo de la familia Griffin se han saldado con el mayor de los fracasos. Ojo, que no estoy diciendo que la serie carezca de calidad, o que sea peor que otras, ya que Family Guy ha recogido a toda una generación de espectadores que quizá ya se había cansado de Simpsons y South Parks y necesitaba una vuelta de tuerca más en su vitriólica crítica social y en su mirada alucinada y absurda al norteamericano medio.


El caso es que la aparición del famoso episodio especial Blue Harvest, de doble duración y que recoge a buena parte del reparto de la serie en un homenaje-parodia à la Griffin de la saga galáctica más famosa de todos los tiempos, me animó a dar una nueva oportunidad a Peter, Stewie y demás miembros de tan peculiar familia, y he de reconocer que no sólo no lamento haberlo hecho sino que puedo decir que son los tres cuartos de hora más divertidos que he pasado en bastante tiempo sin necesidad de etílicos elementos. El planteamiento es bien sencillo. Los Griffin están viendo la televisión cuando un inoportuno apagón les deja sin entretenimiento, lo que Peter solventará contando a su familia, y a su peculiar manera, la historia de La Guerra de las Galaxias, empenzando "por la cuarta parte".


Ya desde el rollo de créditos inicial uno se da cuenta de dos cosas: de la fidelidad puesta en la recreación de la película, mimetizando escenas y diálogos y con una reproducción perfecta de naves y situaciones, y de la causticidad que va a imperar durante buena parte de la historia. Los palos son tan variados y divertidos que no dejan títere con cabeza: Angelina Jolie, los medios de comunicación progubernamentales, Bush y Cheney, la tecnología, Magic Johnson, John Williams y Danny Elfman, la desastrosa carrera de todos los actores que participaron en la saga original salvo Harrison Ford, los pederastas, la especulación inmobiliaria, los burócratas, la inseguridad laboral... Y todo perfectamente imbricado en una recreación fidedigna de la película que lo empezó todo a la que, además de rendirle un sentido homenaje, también se le dan unos cuantos palos en cuanto a su incoherencia argumental, sus casualidades forzadas y a los tumbos que los personajes dan en ocasiones. El protagonismo de la historia recae en Chris (Luke Skywalker), Lois (Leia Organa), Peter (Han Solo), Stewie (Darth Vader) y Brian (Chewbacca), y cuenta con las aportaciones impagables de Cleveland y Glenn como los androides porreros y pasotas C-3PO y R2-D2 y de Herbert (el vecino homosexual enamorado de Chris) como Obi-Wan Kenobi. A todo lo anterior habría que sumarle un festival de referencias a toda una pléyade de películas que van desde El club de los cinco, pasando por La caza del Octubre Rojo, Aterriza como puedas, la familia Griswald del National Lampoon Vacation (Chevy Chase, Beverly D'Angelo y sus "cachorrillos", otro ejemplo de familia americana disfuncional pero unida en momentos difíciles) o Dirty Dancing. En resumen, y para no hacerme más pesado de lo que ya estoy siendo, les recomiendo encarecidamente que disfruten de estos cuarenta y cinco minutos de Padre de familia aun cuando no sean fans de la serie, ya que disfrutarán ustedes de lo lindo.


Pueden ustedes consultar otras críticas de esta genial parodia -que ha contado con el beneplácito absoluto de George Lucas, todo hay que decirlo- en los blogs de Jon Osterman (que además incluye la edición especial en DVD editada por FOX en España para sacarnos los cuartos a los fans de Star Wars) y de Beldarín.

9 comentarios:

Jorge Iván Argiz dijo...

¡una serie genial!

Skellington dijo...

La edicion en DVD es una jodida maravilla, con camiseta y todo y me parece que sale aqui en España a mediados de Abril.

Por supuesto, caera.

Nacho

Pablo dijo...

Yo la vi el domingo y me harté de reir. No soy fan de la serie, pero si la veo de vez en cuando. El Blue Harvest MUY recomendable.

Osukaru dijo...

Mmmmm... es la leche!. Aunque se pasan un poquitocon mi compositor de bandas sonoras favorito, Danny Elfman.
Qué cabroncentes!.

Yota dijo...

Yo la vi el lunes y que buena, me encanta cuando se van preparando para el ataque a la estrella de la muerte con sus cameos del Octubre Rojo y de Simply Red

JON OSTERMAN dijo...

Tampoco soy muy seguidor de la serie, pero he de reconocer que este episodio es génial.
Se nota que el creador de esta serie es un enfermizo fan de la saga de George Lucas.
Basta ver con ver cualquier episodio al azar, y raro es no encontrarte con alguna referencia a Star Wars.

Mirims dijo...

Aiii Stewe de Dark Vader jajajajajaja que moooonooooo

BELDARIN dijo...

Un episodio fantastico de principio a fin y de la serie solo he visto este y el capitulo que homenajean a portegeits que tambien es tronchante. Te animo a que si lo ves algun dia lo veas.

Un saludin y que la fuerza te acompañe.

Plissken dijo...

Jo, cómo tira esta serie ;D

Jorge, aunque no sea seguidor intentaré darle otra oportunidad, a ver qué tal.

Skellington, usted y su completismo de Star Wars no podían defraudarme. ¡Si hasta compraste aquello de Porn Wars de Private!

Pablo, la verdad es que cositas como ese capítulo son de agradecer, por las risas que proporcionan y por el mimo puesto en su realización. Si hasta algunas explosiones parecían sacadas de la peli.

Osukaru, reconozcámoslo, ese gag es genial, con la música en plan Bitelchús ;D Aunque tampoco era para decapitarle, jejeje.

Yota, ese momento es genial: Octubre Rojo, Simply Red... y Roja comunista. Así no es de extrañar que se cargaran la Estrella de la Muerte con sus sicarios sin barandilla ;D

Jon, estoy en tu mismo caso. Lo cierto es que si me animé a darle una oportunidad fue por reseñas elogiosas que vi en la red y porque un buen amiguete fan de la Trilogía Original me lo recomendó encarecidamente. Vamos, que llegué hasta él más por Lucas que por McFarlane. ¡Y encantadísimo!

Mirims, a mí que me dicen que parezco a Peter Griffin, ¡y no sólo en lo físico!

Beldarín, prometo buscarlo a ver qué hacen con los fantasmas de la luz y con Caaaaaaroline. ¡Que la fuerza esté también con usted, caballero!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...