jueves, marzo 20, 2008

Sparks y Plissken, Caballeros Jedi de la Antigua República

Llegado ha el momento de satisfacer una doble promesa hasta el momento no realizada por inconvenientes técnicos. Llegado ha el momento de que la rechifla, la mofa y la befa caigan sobre este su humilde servidor, que con un sable de luz en las manos y enfrentado a un caballero entrenado en las artes guerreras de los maestros jedi y experto en el manejo de la fuerza no fue capaz de realizar la coreografía ensayada durante unos pocos minutos en la ya famosa por aquí Star Wars Exhibition de Londres. Como actualmente esa exposición itinerante se halla en Bruselas, y hay algunos ilustres habituales de este blog y amigos frikis que han mostrado su interés en ir, pues finalmente he hecho mis pinitos en edición digital y convertido los archivos del dvd de recuerdo en avis con el sonido comprimido y sincronizado para que puedan ustedes reírse bien a gusto del momento duck, duck (que significa agacharse y yo interpreté como ladéate como un pato). No es de extrañar que teniendo unos papás como estos nuestros gatos se hayan apuntado en manada a la Escuela Jedi de Entrenamiento Felino, en la que como no podía ser de otra manera, han demostrado ser mucho más hábiles y capaces en el manejo de la fuerza que nosotros. Por cierto, y ya para acabar, uno de esos sables ya está decorando el salón de casa. ¡Que la fuerza les acompañe!



6 comentarios:

Pablo dijo...

Sin duda la Padawan Sparks deberá tomarse las lecciones más en serio. No se debe bromear con el poder la fuerza.

:-D

¡BUENÍIIIIISIMOS!

Skellington dijo...

Pues yo la he visto a ella mas aplicada en el manejo del sable, aunque hay que decir que el "pulso jedi" cobra mas emoción con Pedro.... y da la impresión de que le manda más lejos.
A ver en Bruselas si acabo picando...

Nacho

Plissken dijo...

No se ve, pero al principio uno de los dos tuvo problemas para encender el sable, ¡y no voy a decirles quien, que mi vida amorosa peligra! Si a mí me notan más envarado es porque yo pasé primero, y la dichosa coreografía era un pelín más enrevesada que la de Leti Sparks, que además ya iba avisada de como iba el rollo. Mil veces que naciera, mil veces que lo volvería a hacer. Eso sí, esto era un "extra" que se pagaba aparte de la exposición. No sabe ná el tito Lucas ;D

Bruce dijo...

La leche..!

Jaime Sirvent dijo...

ESPECTACULARRRR, no tengo palabras. Me postro a vuestros pies.

Plissken dijo...

Bruce, Jaime, los frikis nacemos, pero luego las habilidades innatas hay que entrenarlas, jejeje.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...