viernes, febrero 29, 2008

30 días de oscuridad: Infierno en Alaska

Un hombre llega remando en un bote destartalado hasta la costa helada de Alaska y comienza a caminar hacia su destino, la mirada alucinada, el rostro inexpresivo. A sus espaldas un bajío fantasmal permanece parado entre los casquetes de hielo. Mientras, en la cercana localidad de Barrow, conocida como la Cima del Mundo por encontrarse en la ubicación más al norte del continente americano, sus habitantes se aprestan a pasar lo peor del invierno ártico y afrontar una larga noche de 30 días en los que el sol no hará acto de presencia y las tinieblas se apoderarán del lugar por completo.


A la hora de afrontar esos preparativos se nota la rutinaria normalidad entre los curtidos pobladores de Barrow. El sheriff Eben Oleson (Josh Hartnett) contempla la última puesta de sol como cada año, igual que gusta de disfrutar del primer amanecer, mientras su segundo oficial cambia el letrero de habitantes de Barrow, reducidos durante ese mes a apenas dos centenares, que deben mantener el pueblo en marcha. Stella (Melissa George), su esposa, por contra intenta poner tierra de por medio para escapar de un matrimonio abiertamente en crisis y sin motivos para continuar adelante, pero las extrañas circunstancias que se irán produciendo en las últimas horas de luz le impedirán lograr su objetivo. Unos actos en principio aparentemente vandálicos (el robo y destrucción de todos los teléfonos vía satélite, el asesinato vil de los perros del pueblo) van cobrando un ominoso significado cuando el Forastero (Ben Foster) de mirada perdida y comportamiento perturbado comienza a causar problemas y es encarcelado en el calabozo local.


La noche llega al pueblo y los ocupantes del barco deciden salir a pasear, nada menos que un clan de hijos de la noche venidos del "viejo país" sedientos de yasabenqué y que han elegido a Barrow como campo de pruebas para llevar a cabo el primer buffet libre para vampiros, liderados con garra de hierro por Marlow (Danny Huston), estratega y jefe indiscutible de tan peculiar familia. Con un salvajismo propio de alimañas, a las que se parecen por su aspecto animal y por su comportamiento grupal a la hora de acechar y cazar a sus víctimas. El grueso de habitantes del pueblo se convertirá en el apetitoso y sanguinolento alimento de los vampiros y sólo un reducido grupo de ellos escapará a la masacre inicial, que se nos cuenta con un maravilloso plano aereo de la ciudad en el que la nieve teñida de sangre y los aullidos de carniceros y víctimas provocan el escalofrío de forma mucho más efectiva que explícitos primeros planos de mordiscos y desgarros. Los supervivientes se encontrarán aislados, sin alimento y rodeados de unas criaturas excepcionalmente peligrosas que no les darán tregua y les llevarán al límite de su resistencia física y mental durante esos 30 eternos días en que la oscuridad y sus hijos se han apoderado de las nevadas calles de Barrow.



Para los lectores de las sangrientas aventuras de los Olemaunn (Oleson en su adaptación cinematográfica) y desventuras de Barrow (que no siempre han ido en paralelo), las noticias de una posible traslación fílmica de 30 días de noche crearon grandes expectativas, alimentadas aún más si cabe por la presencia de Sam Raimi, primero como posible director y pronto ya en labores de productor, encargado de llevar a buen término la empresa. El proceso de producción sufrió los normales vaivenes, desde los diferentes tratamientos del guión original de Niles hasta la elección de Hartnett, George y Huston como los tres actores principales, y todo ello creando unas buenas expectativas entre los aficionados conforme se iban filtrando prometedores avances en forma de pruebas de maquillaje y teasers repletos de sangre. El resultado final es una película de horror puro y duro, sobria para lo que es este tipo de producciones, con los excesos justos requeridos por la trama y un gusto por la elipsis que deja a la imaginación del espectador algunos de los peores momentos de la masacre de Barrow. Eso sí, en el clímax del film el director David Slade se quita los guantes, aprieta el acelerador y ofrece una serie de secuencias encadenadas de las que dejan mudo y cubierto de sangre un patio de butacas entero. Me comentaba Pep que la película recuerda al mejor Carpenter, y estoy completamente de acuerdo con él, no sólo se trata de que la ambientación pueda recordar a La cosa (con la cual además guarda ciertas similitudes en la parte final en forma y fondo), o de que la historia de los supervivientes asediados por fuerzas del mal se parezca -entre otras muchas, al tratarse de un lugar común muy querido al género de terror- a El príncipe de las Tinieblas o Fantasmas de marte. Es que el tratamiento del vampirismo se acerca mucho a los salvajes protagonistas de Vampiros, aunque allí mantenían un aspecto más humano y cool que los seres que deambulan por Barrow con cara de rata y ojos de comadreja. Recuerda al maestro en esa sobriedad a la hora de contar una historia en la que importa más lo que sucede que cómo se transmite al espectador, en que se rehúyen convencionalismos como el aspecto lánguido y atractivo del vampiro y se lo presenta como una bestia de rapiña nada atractiva, y en el que muchos de los tópicos de este tipo de películas se dejan de lado y los personajes, aunque retratados esquemáticamente, son en todo momento fieles a la caracterización que se nos ha hecho de los mismos. Como siempre, me permito encontrar un fallo en la planificación del film, y es que, pese al paseo inicial del Sheriff Oleson por el pueblo, más tarde no seremos capaces de ubicar espacialmente con exactitud en qué lugar se haya cada cual y cómo de lejos están del hipotético lugar seguro al que pretenden llegar los supervivientes. Una ligera pega para una película que se sufre/disfruta con intensidad y cuyos 115 minutos no ofrecen ni un momento de respiro.


Resulta realmente curiosa la poco favorable respuesta del público a esta película, no sólo porque podría haber dado lugar a una más que interesante trilogía vampírica basada en las tres series troncales creadas por Niles y Templesmith en torno al incidente de Barrow -30 días de noche, Días oscuros y Regreso a Barrow-, sino porque es una producción que está a años luz de la mayoría de cintas que Hollywood factura últimamente como churros haciéndose pasar por films de terror. Quizá el público harto de ver torturas sádicas sin sentido y remakes de producciones niponas con fantasmas borrosos de larga melena y aviesas intenciones no ha querido darle una oportunidad a esta película, pensando que era más de lo mismo cuando nos encontramos con una película rotunda, muy bien rodada y que sabe sacar partido al máximo de una historia tan vieja como los films del oeste en el que un pueblo de colonos se veía asediado por una tribu de indios salvajes que masacraban a la población y el sheriff debía hacer frente, en combate singular, al jefe indio. La misma vieja historia pero con elementos más que interesantes que desafortunadamente muchos no han podido o no han querido disfrutar. Por cierto que una de las críticas que más se han escuchado entre cierto sector del fandom es que la película no era fiel al original, cuando se trata de una adaptación prácticamente literal del comic que parte de un guión original del propio Niles con dos reescrituras posteriores, y del que únicamente se eliminan ciertos pasajes para concentrar el protagonismo y simplificar la historia. Aunque esto perjudica en parte la posible continuación de la historia, no dudo que sabrán presentar, caso de rodarse Días Oscuros, a esos personajes que nos han escamoteado en la primera incursión vampírica sobre Barrow.

jueves, febrero 28, 2008

Subasta a beneficio del CBLDF: Tributo a Y, El último hombre

No es la primera vez que el Comic-Book Legal Defense Found aparece por este blog, ya que hace unos meses nos hacíamos eco de otra subasta de originales en Ebay destinada a proveer de fondos a la citada asociación, dedicada a la defensa de todos aquellos profesionales relacionados con el comic-book en los USA (desde editores hasta libreros sin olvidarnos, por supuesto, de los creadores) que por un motivo u otro sufren demandas incomprensibles en otras sociedades menos mojigatas pero tan habituales allá, gracias a la gran variedad y cantidad de grupos de presión que defienden la moral estricta y bienpensante del grupúsculo de turno. En este caso, y con motivo de una fiesta en honor de Brian K. Vaughn y Pia Guerra, que recientemente concluyeron la que está siendo para mí una de las gratas sorpresas del año, la serie Y, El último hombre, la CBLDF aprovechó para poner en marcha una subasta de originales donados por diversos artistas que rinden un personal homenaje a la serie finalizada, reflejando a sus protagonistas y algunas de las situaciones más recordadas por el aficionado. Junto al cartel donde se anuncia el evento, podéis encontrar una selección de las ilustraciones que más me han llamado la atención, y que podéis ver al completo en este enlace.

Desde ese obvio pero simpático homenaje al origen literario de Yorick con Ampersand y la calavera shakesperiana de Darick Robertson, a los retratos de Jill Thompson y Cliff Chiang sobre la pareja protagonista que refleja a la perfección su evolución en la serie, de angel guardián y protegido respectivamente a algo más, a las estampas de Cameron Stewart y Moritat de Ampersand con la agente 355 y con Yorick respectivamente. Cierro la selección con una imagen icónica de la serie -Yorick en el traje de aislamiento y Ampersand junto a él- y con otra simpática muestra de cómo ese diabólico mono capuchino se las hace pasar canutas a 355 y a la Dra. Mann, obra de los dibujantes Massimo Carnivale y Goran Parlov. Y servidor se calla ya y les deja disfrutar de las ilustraciones, eso sí, a tamaño medio, ya que no las he encontrado a mayor resolución.
















miércoles, febrero 27, 2008

XIII Salón del Comic de Granada: 3, 2, 1...

Mañana arranca la décimo tercera edición de uno de los más longevos eventos dedicados a la difusión de la cultura comiquera y a acercar hasta los aficionados granadinos las más variadas expresiones culturales relacionadas o no con el tebeo. Desde mañana y hasta el domingo 2 de marzo los aficionados granadinos -y los no granadinos que se acercarán hasta allí, que servidor conoce unos cuantos- podrán disfrutar de una amplia zona con stands repletos de comics y merchandising diverso, un escenario para actividades lúdicas en el que sin duda el cosplay será el plato fuerte, una zona para las sesiones de firmas de autores como Brian Bolland, Phil Jimenez, Juan Gimenez (que además es el autor del cartel de este año), Carlos Ezquerra, Jill Thompson, Brian Azzarello, Carlos Pacheco, Rafa Marín, Vicente Cifuentes, Cels Piñol o Víctor Santos y a buen seguro zonas de talleres o de animación para que los que no sean fanáticos del manga, del tebeo o del comic encuentren algún tipo de actividad que les apetezca realizar. Por si no fuera bastante todo lo anterior aún será posible visitar varias exposiciones repartidas por el recinto que aloja el Salón de Granada, dedicadas a autores como Miguel Brieva, Victor Capdevila, una muestra de los trabajos ganadores del certamen de Comic del Instituto Andaluz de la Juventud 2007 y una panorámica sobre el comic gay en nuestro país.

Mis andanzas por el salón de Granada celebrado el pasado año quedarón reflejadas en esta entrada, y desde luego, este año tengo que comerme mis palabras, ya que mi gran pega del año pasado -además de la no asistencia de Paul Gulacy por causas de fuerza mayor- se ha subsanado de raíz estableciéndose ya de antemano el lugar, fecha y hora de la realización de las sesiones de firmas. Teniendo en cuenta el nivel -qué digo nivel, ¡nivelazo!- de los autores invitados, la asistencia de muchos amigos que este año tapearán sin nosotros, y el excepcional buen ambiente que reinaba entre la asistencia al salón -me doy con un canto en los dientes si encuentro el mismo buen rollo en Barcelona- me resulta muy difícil confirmar mi baja como aficionado al comic, friki, sketch-buster y tragaldabas de un evento como este. Esperaremos crónicas de los asistentes, pero ahora mismo un servidor tiene la comezón esa de mirar de reojo los horarios de autobuses nocturnos y las páginas de hostales en Granada.

Para todos aquellos que quieran una información más rigurosa, veraz y contrastada que estos balbuceos repletos de pesar por no poder conseguir un sketch de Brian Bolland y de pena por no poder tapear, les dirijo hacia la web oficial del Salón y al blog de la editorial Veleta.

¡Que ustedes que pueden lo disfruten!

martes, febrero 26, 2008

Galería de originales XXIX: Kevin Maguire

Otro de los originales que permanecen expuestos en la galería física dando la bienvenida a los visitantes y provocando escépticos enarcamientos de ceja en mis suegros y en mi padre cada vez que les explico su supuesto valor, es esta página de la serie Justice League Classified que contó con el regreso del glorioso equipo creativo que tantos buenos momentos nos proporcionara a los lectores años ha con la serie Justice League International. Me refiero, cómo no, al equipo creativo formado por el tandem de guionistas Keith Giffen y J. M. deMatteis y por el dibujante Kevin Maguire. Como coleccionista, una de mis prioridades era una página de este dibujante, caracterizado por su línea extremadamente clara y por una prodigiosa habilidad a la hora de reflejar la expresividad más diversa en el rostro de sus personajes. Me hubiera valido cualquier página suya de series como Capitán América, Los defensores, Team Titans o Strikeback, pero sin duda el tener una muestra de su buen hacer con los personajes de "su" Liga de la Justicia era algo que me hacía particular ilusión. Afortunadamente el año pasado salió a subasta prácticamente todo el arte de esa miniserie, y fue cuestión de tiempo el conseguir una página que sin ser algo realmente espectacular, sí presenta un buen muestrario de personajes a los que tengo gran cariño (en este caso Oberón, Fuego, Booster Gold y Beetle) y un buen ejemplo de esos personajes gesticulantes y con expresivas muecas que me encandilaron en su momento -y lo siguen haciendo-.



Con la publicación de esta página ya sólo queda un original de la galería física por salir a la luz, aunque en breve planeo ampliarla con otras tres piezas. Es todo cuestión de coger el metro, tomar medidas y empezar a hacer agujericos.

lunes, febrero 25, 2008

No es lunes para viejos...

Pero sin duda sí es un lunes para los hermanos Cohen y para sus seguidores, y también para Javier Bardem que logra un galardón envidiable por su repercusión y por la proyección que proporciona a los galardonados. A falta de poder disfrutar de la película No es país para viejos es motivo de celebración que el regreso de los Cohen al género que les hizo grandes haya logrado un éxito crítico tan abrumador, y ojalá que continúen por este camino olvidándose de bodrios imperdonables como Ladykillers o Crueldad Intolerable. Lamentablemente este vuestro blog amigo no ha recibido galardón alguno -al menos de momento- y debe abrir la semana de la mejor manera posible, esto es, intentando alegrarles el regreso al trabajo con un repaso a lo que fue y a lo que será e inyectándoles en vena una racioncilla de adrenalínica música. Pero vamos por partes...

Aunque la semana pasada la cosa estuvo tranquila y todo iba sobre ruedas en cuestión de publicación, finalmente alteré un pelín los planes de posteo y dejé en el tintero la entrada correspondiente a la Galería de Originales en detrimento de ese repaso a mi rutina diaria de visitar blogs curiosones o interesantes. Es por ello que en los próximos días tendrán ustedes commissions, sketchs y originales a cascoporro sin olvidarnos de otros jugosos contenidos como un repaso a 30 días de oscuridad y una visita a los confines del universo de la mano del Cuerpo de Linternas Verde. Como siempre, todo eso si no se me cruza la neurona y les entretengo con cualquier otra cosa, claro está. Por cierto, que no quiero dejar la ocasión de recordarles como se merece la muy cercana celebración del Salón del Cómic de Granada, evento que muy a mi pesar voy a perderme y al que este año no me importaría volver a asistir por culpa de alguien llamado Brian Bolland.

Les dejo un poco con la sensación de que este lunes se va a pasar demasiado deprisa y que nos va a echar encima una semanita de aúpa, de las que le dejan a uno temblando cuando terminan. Para hacer acopio de fuerzas y de energía, un temazo de los Backyard Babies, el grupo que estuvo a punto de visitar la ciudad de las palmeras, con una explosiva mezcla de rock, amistad y bad attitude que vendrá muy bien para recargar las pilas. Vuelvan por aquí en el menor plazo posible de tiempo, a visitar a este su amigo en la red, y recuerden, como siempre, tener mucho cuidado ahí fuera. Hay demasiados Anton Chigurgh deambulando por la vida real como para bajar la guardia.



People like people like people like us
Backyard Babies

Hey you, you got an error too
to get me out in a blizzard
want a red balloon and it better be blue
need some to stick my head into

hey you, watcha gonna do
don't tell me you don't kiss
want a bed and a miss and together with
people like people like people like us

people like people like people like us

all I had to do, is run an arrow through
i know i never miss, not sad not true
we fix it withg glue
thats the reason why I'm stuck with you

Yeah soon, under the full blue moon
the futures never bright if you
don't have the light to share with
people like people like people like us

people like people like people like us

people don't like people like you
people like people like us

hey you, you think you're talking to
what you gotta find is a superstitious fear of
people like people like people like us
people like people like people like us

domingo, febrero 24, 2008

Jumper: Annakin Skywalker versus Billy Elliot versus Nick Furia

Bucólica y nevada estampa de un pueblecito yanqui. Un chaval tímido y al parecer poco popular bebe los vientos por la tía más guapa del instituto a la vez que sufre las bromas del guaperas deportista de turno. Si alguien mencionara en esos momentos los apellidos Watson, Parker o Thompson me lo hubiese creído a pies juntillas. A resultas de una de esas bromas, el atormentado chaval, de nombre David Rice, sufre un desgraciado accidente que pone en serio peligro su vida. Sólo la subita aparición del chaval a kilómetros de distancia del lugar del accidente logrará salvar su vida, a costa de plantearle nuevos y acuciantes interrogantes. ¿Cómo es posible salvar en un instante distancias enormes y aparecer repentinamente en determinados lugares? David buscará una nueva vida lejos de su hogar destrozado haciendo buen -o mal, según se mire- uso de sus nuevas habilidades, realizando visitas a horas intempestivas a lugares tan interesantes como cámaras acorazadas de bancos de todo el mundo.


Ya crecidito y con la cara de Annakin Skywalker vemos como la vida de Rice es la realización de todas las fantasías que una mente adolescente puede alimentar. Guapo, con dinero a espuertas y un piso de lujo, David va a donde le viene en gana: se toma una pinta en un pub de Londres donde conoce a la chica más hermosa del lugar, se compra un burrito en Mexico y se lo come sentadito encima de la mismísima Esfinge de Gizeh. Ese tío mola y mola mucho. Pero un rastro mínimo y lento, pero continuo a lo largo de los años deja huella, y los saltos espaciales de David llamarán la atención tanto de otro chaval con sus mismas habilidades, Griffin (Billy Elliot haciendo el papel de cínico y traumatizado héroe consciente de las responsabilidades y problemas que acarrea ser un jumper y blablabla) como de un cabrón mata Jumpers con cara de Sam. L. Jackson y pinta de pasárselo realmente bien en una peli en la que tiene que visitar localizaciones exóticas, usar gadgets de última tecnología de efectos letales y dirigir con autoridad y mala baba a toda una pléyade de acólitos. Vamos, el entrenamiento perfecto para ser Nick Furia. Para terminar de complicar la vida de David, a éste no se le ocurre otra cosa más que visitar a su antiguo amor secreto, que le reconoce inmediatamente y entre ellos surge el chispazo del amor. Violines por aquí, miraditas por allá, cena romántica en Roma y los problemas típicos para mantener los poderes ocultos jalonan la consolidación de la relación entre el teleportador y la inevitable chica-rehén. Tras el interludio romántico la historia de los poderes de Rice y Griffin así como de la misteriosa organización a la que pertenece Roland (Jackson) se clarificará un poco y hará confluir a todos los personajes hacia un impecablemente espectacular climax que recorrerá los cinco continentes.


Ensalada de referencias al cine de superhéroes y a las comedias románticas adolescentes en esta película dirigida por Doug Lyman y protagonizada por Hayden Christensen en su primer protagonista consistente, Rachel Bilson (muy fogueada en papeles de interés romántico por su intervención en la serie The O. C.), Samuel L. Jackson y Jamie Bell, ya muy lejos del papel de niño rebelde con zapatillas de ballet en edad, que no en espíritu, ya que a este chaval le vienen como anillo al dedo los papeles de muchacho rebelde pero simpático y con un punto de agresividad contenida. Todos ellos se lo pasan pipa en un tebeo de superhéroes que sigue las reglas del género al pie de la letra, empezando por la génesis del héroe protagonista con descubrimiento traumático de sus poderes y situación personal y familiar problemática, presentación de elenco de personajes al uso (la chica, el malo carismático, el colega molón pero de carácter difícil), nudo un tanto irregular por el peso que se le da a la manida -pero seguramente necesaria para captar algo de cuota de pantalla femenina- historia de amor, y espectacular desenlace en que los conflictos y tensiones planteados a lo largo de la cinta tienene un espectacular y catártico -por violento y liberador- desenlace.



Buena parte del mérito de haber conseguido una genuina película de superhéroes totalmente ajena a un referente previo (aunque los homenajes a conceptos ya existentes son obvios, empezando por el poder de Rondador Nocturno y terminando por las típicas organizaciones con aviesas intenciones, tan numerosos y queridas como recurso antagónico) se debe al guionista David S. Goyer, que además de haber escrito la trilogía de Blade, Batman Begins o Nick Furia (sí, sí, la peli protagonizada por David Hasselffol cuenta con guión suyo) realizó los guiones de la JSA junto a Geoff Johns durante más de cuatro años. Se nota un didactismo muy efectivo en los mecanismos narrativos del film empleados para explicar las limitaciones del poder del personajes, sus costumbres, sus recursos de escape, de modo que el público al que el film va dirigido -principalmente adolescentes y no necesariamente lectores de comics- no se pierda en ningún momento. Precisamente ese exceso de didactismo, amen de la historia de amor entre Christensen y Bilson son dos de las pegas que encontré durante el visionado de la película, además del final más abierto que recuerdo en años en un producto de estas características y que me deja por un lado claramente insatisfecho y por otro con la sensación de haber visto el primer capítulo de una trilogía no mencionada en ningún lado o el episodio piloto para cine de una futura serie de televisión. El tiempo lo dirá, pues ciertamente la película ha funcionado lo suficientemente bien en taquilla como para que cualquiera de esas dos posibilidades acabe plasmándose.

viernes, febrero 22, 2008

Él dijo, ella dijo...: 30 días de oscuridad

El extraño: Puedes sentirlo. Este frío no es por el tiempo. Es la muerte aproximándose. ¿A quién piensas que se llevarán primero? ¿A la mujer, que cree que un arma la ayudará? ¿Al muchacho? ¿O a la vieja?



Sheriff Oleson: Tenemos dos ventajas sobre ellos. Conocemos el pueblo. Conocemos el frío. Hay una razón por la que vivimos aquí. Porque nadie más puede.



Marlow: Cuando un hombre lucha contra aquello que no puede destruir, se destruye a sí mismo.



Beau: ¡¡¡BIENVENIDOS A BARROW, LA CIMA DEL MUNDO!!!!


jueves, febrero 21, 2008

Blog del día de hace 10 y 9 días: Más vale tarde que nunca

Hace ya más de una semana que este vuestro blog recibió una distinción bloguera salida desde el cariño de dos blogs amigos como son Travellings en los surcos y Fresquitas Mañanas que me hizo particular ilusión. Como bien decía Bruce en su entrada correspondiente agradeciendo una distinción similar, parece algo injusto para los demás resaltar a unos blogs por encima de otros de todos aquellos que tienes enlazados, ya que, en uno u otro momento sueles zapear por todos ellos o dejar comentarios, independientemente de aquellos que lees día sí, día también. Así que voy a seguir las reglas del premio, pero también voy a hacer mía la postura de Bruce y dejaré cumplida cuenta de aquellos blogs que NO tengo enlazados pero que suelo visitar, y hagan extensivo un honorífico BLOG DEL DÍA para todos aquellos que están de pleno derecho en mi lista negra. Tengan por seguro que Plissken no les quita ojo de encima.

La concesión de estos premios se realiza siguiendo las siguientes reglas, que procedo a copypastear directamente del blog de Jaime, principal culpable de que un servidor se halle en semejante berenjenal:

* Debe ser atribuido a los blogs que se consideren buenos blogs y que uno acostumbra visitar regularmente y dejar comentarios.
* Cuando se reciba el premio se debe escribir un post indicando quien fue la persona que te dio el premio y su respectivo link a ese blog.
* Una etiqueta al premio
* Indicar 7 blogs que recibirán el premio.
* Se debe exhibir orgullosamente la etiqueta del premio, preferentemente con el link donde se habla de él.
* (Opcional) Si quieres dar publicidad a la criatura con demasiado tiempo libre para hacer el premio o que tuvo la idea de inventar el premio, Skynet.

Y los elegidos son los siguientes:

Crisei, la bitácora de Rafa Marín, escritor de larga trayectoria, guionista ocasional de tebeos, profesor de raza, amante hasta la médula de Star Wars, Buffy y el buen cine en general y culpable años ha de que descubriera -y me enganchara- a la mejor serie de televisión de la actualidad: Battlestar Galactica.

La realidad estupefaciente, una auténtica mirada alucinada al corazón de las tinieblas morales que es la realidad que nos ha tocado vivir. Cinismo, ironía y mala baba a partes iguales para este blog que conviene visitar de cuando en cuando para darnos cuenta de que, efectivamente, AÚN no hemos tocado FONDO como especie.

Un mundo desde el abismo, las lúcidas y casi siempre acertadas meditaciones sobre el cine en general, con una especial atención al cine de género que tanto nos hace disfrutar y que tan menospreciado suele ser generalmente por la "crítica seria", y ojito con las comillas.

Es la hora de las tortas!!!, actualmente uno de los mejores blogs dedicados a la actualidad comiquera nacional e internacional, con reseñas, avances, y todo lo indispensable para estar al día sin que te cuenten los tebeos.

Hueso de aceituna y reductores de cabezas, blog inclasificable y absolutamente hipnótico en el que tienen cabida las más variadas expresiones artísticas, servidas en psicotrópico envoltorio por su factotum. Podéis llamarle Ismael.

The Superficial, Porque tú eres feo y los famosos no, este blog se dedica a airear los trapos sucios de fauna como Paris Hilton, Brittney Spears o Amy Winehause con una sana mala leche y una ironía bastante de agradecer.

Post a secret, un hallazgo curioso que mezcla el diseño con el cotilleo terapéutico. ¿Tienes un secreto inconfesable que no has contado nunca a nadie? Diseña tu propia postal y escríbe ese secreto en ella para que todo el mundo pueda leerlo.
Pues eso, que con el Mundo Blogger en que vivimos hoy día, al final entre postear, leer los blogs amigos y dejarse ir buceando por esas blogosferas del señor, vamos a acabar todos etiquetando hasta nuestros calcetines y calzoncillos.

miércoles, febrero 20, 2008

Commissionando LXXI: Rich Buckler

El artista al que dedicamos la sección de commissionando de esta semana es todo un ilustre veterano del que a buen seguro la mayoría ha leído un buen puñado de tebeos salidos de su lápiz durante las décadas de los 70 y 80. Rich Buckler trabajó en títulos como los Cuatro Fantásticos, Pantera Negra, Asombroso Spiderman, Vengadores o Hulk, aunque si por algo es recordador verdaderamente por los aficionados es por haber sido el co-creador del bizarro personaje Deathlok, un ciborg proveniente de un futuro apocalíptico que ha conocido diversas encarnaciones. Tambiés resulta memorable su colaboración con Peter David en la saga de Spidey "La muerte de Jean DeWolff". Para DC realizó también una variada colaboración que se extendió a diversas portadas, el relanzamiento del All Star Squadron y el dibujo de los dos personajes icónicos de la casa, Batman y Superman. El caballero cuenta en su haber con dos libros  dedicados a mostrar los secretos del medio a los dibujantes noveles "Cómo convertirse en artista de comic books" y "Cómo dibujar super-héroes". En los últimos tiempos Buckler había abandonado el campo del dibujo de comics para desarrollar su faceta como artista surrealista, y buena muestra de su labor en ese campo la tenemos en su página web, en la que hay lienzos bastante interesantes, todo sea dicho.

El caso es que el caballero, como tantos otros artistas de su época, ha encontrado en las commissions una forma de seguir dibujando ocasionalmente aquellos personajes que le dieran años de trabajo y de gloria entre los aficionados. Aunque su rango de precios no sea de los más asequibles del mercado, sí supone una oportunidad inmejorable de conseguir una muestra de su talento y de su arte para todos aquellos que guarden un buen recuerdo de su obra. Podéis consultar más muestras de su trabajo en la página de su representante, Serendipity Art Sales, así como comprobar los precios de sus commissions. A continuación os dejo una pequeña galería con algunas de esas ilustraciones, y que como suele ser habitual, están dispuestas de más sencillas a más elaboradas. Constato además que por esta vez nadie podrá acusarme de anti-Marvel, pues todas las piezas excepto una dedicada a la Mujer Maravilla presentan personajes de la Casa de las Ideas, con especial atención para su creación Deathlok, que cuenta con dos ilustraciones.
















martes, febrero 19, 2008

The Forty-Niners: Un vistazo a los origenes de Neopolis

Tras el final de la II Guerra Mundial el gobierno norteamericano decide crear una ciudad en la que se concentrarán todos los super-humanos, vampiros, robots o científicos visionarios que quieran residir en los USA, aceptando las leyes como si de personas normales se tratase y dejando en manos de un selecto cuerpo de policía metahumana la conservación de la ley y el orden en tan curiosa sociedad. A esa nueva urbe en proceso de construcción y adaptación continuos llegan dos héroes de guerra: el jovencísimo Steve Traynor que realizó hazañas asombrosas en la guerra como el osado piloto Jet Lad y la hermosa Leni Muller, que pese a formar parte de la Luftwafe como Skywitch acabó desertando con su escoba propulsora mecánica y prestando valiosos servicios al bando aliado. Perdidos en medio de la gigantesca urbe acabarán alojándose en la misma casa de huéspedes y buscando encontrar su hueco en una Neopolis en la que comienzan a surgir tensiones entre los héroes que no se resignan a aceptar un papel civil sin más en el marco de esa nueva meta-sociedad, los vampiros y científicos "locos" que seguirán realizando lo que mejor saben hacer (los primeros crear familias mafiosas dedicadas a extorsionar a pequeños comerciantes, los segundos desarrollar maquiavélicos planes para conquistar el mundo).


Afortunadamente para Leni y Steve, cada uno encontrará pronto un trabajo que les permita sentirse útiles. Leni entrará a formar parte del recién formado cuerpo de policía de Neopolis, compuesto por superhéroes que se ocuparán de mantener el orden entre los suyos, resolviendo los crímenes que se produzcan y evitando que cada uno ejerza su propia justicia. Entre esos agentes destacará el decidido estratega proveniente de otro planeta Doctor Omega, Guante de Acero (un hombre desfigurado atrapado en su armadura), Joana Dark, La Doncella que cuenta con la gracia de Dios, o Sam Slinger, que cuenta con un ejército de pequeños soldados mecánicos a sus órdenes. Ellos serán los garantes de que ese nuevo orden que se está construyendo en la ciudad logre llegar a buen puerto.

Por su parte, Steve entre a formar parte como mecánico del cuerpo aéreo de élito Skysharks, ahora en el dique seco por mucho que a su comandante John Sharkey le gustara participar más activamente en las labores de vigilancia y defensa del orden en Neopolis. Especialmente importante para la integración de Jet Lad en el grupo será su trato con Wulf, un calmo y amable piloto cuya amistad será muy importante en la vida de Steve.


Situado ese escenario pronto se harán patente dos crisis bien diferentes. Un crimen en la zona científica conducirá a los policías hasta un elaborado complot de imprevisibles consecuencias, mientras que las tensiones con la comunidad vampira acabarán por estallar en una guerra abierta que amenazará con terminar con la utopía de Neopolis aun antes de que la ciudad se haya terminado de construir. Leni y Steve serán determinantes en la resolución de ambos conflictos y un pilar fundamental para el brillante futuro de la ciudad.

De la mano de Alan Moore y Gene Ha, responsables de la serie Top Ten, de la que esta novela gráfica es su precuela, nos llega un relato repleto de nostalgía por los viejos tiempos, de sabor clásico y estructura tradicional. Partiendo de la mirada de dos recién llegados a una comunidad en proceso de formación somos testigos de como se van asentando las bases de esa sociedad superheróica que más tarde (aunque nosotros lo hayamos leído antes) dará lugar a la Neópolis de la comisaría 10. La amalgama de factores meta-humanos, sobrenaturales, científicos y mecánicos, las impredecibles reacciones humanas, las diferentes relaciones entabladas entre los personajes nos ofrecen una historia que se sitúa en el filo entre el final de la Edad de Oro de los héroes y el comienzo de una Edad de Plata en la que nuevas situaciones y actitudes dominarán el panorama. Es una historia similar a otras ya vistas con anterioridad, y me refiero a La edad de oro de James Robinson o a Astro City de Kurt Busiek. De la primera, sin duda, encontramos esa sensación de pérdida y desorientación de la comunidad heróica, que debe asumir nuevos roles y responsabilidades y asumir las consecuencias de sus actos así como la realidad de su nueva situación. De la segunda, cómo no, el hálito de una ciudad que vive por y para sus héroes y el tono nostálgico con que Moore nos narra la historia, aunque con la peculiaridad de que en esta ciudad todos sus habitantes son especiales por un motivo u otro. En Forty-Niners el punto de vista humano tan querido a Busiek lo encontramos en el personaje de Steve Traynor, cuya fragilidad emocional y personalidad repleta de dudas y titubeos permiten una visión humanizada de la historia (y emparenta a Jet Lad en más de un sentido con Búho Nocturno, por cierto, otro héroe repleto de dudas y de frustraciones ocultas que desaparecían en el ejercicio de su labor heróica). Otro factor que asemeja esta serie con Astro City serían los homenajes repletos de cariño a personajes tan reconocibles como Superman (Doc Omega), Robotman/Iron Man (Guante de Acero), los Blackhawk (Skysharks) o Airboy (Jet Lad).


El guión de Alan Moore es, como ya he comentado antes, clásico a más no poder. Carente de estructuras temporales complejas, la narración es lineal y se acompaña de ocasionales flashbacks explicativos. Lo importante no es epatar con piruetas argumentales sino desarrollar de forma creíble a una serie de personajes que evolucionan desde el momento en que aparecen y algunos de los cuales llegaremos a reconocer en el futuro, como es el caso de Jet Lad (comisario en Top Ten) o Sam Slinger (padre de Toy Box). Aunque no se puede decir que estemos ante una obra maestra a nivel de guión si que se puede hablar de un tebeo magníficamente construído en base a personajes sólidos y complejos y con una historia de fondo muy interesante que mantiene la atención del lector en todo momento y que resulta perfectamente comprensible pese a la cantidad de información y de personajes que maneja. Si a eso le sumamos el espectacular arte de Gene Ha, que mejora considerablemente su trabajo en Top Ten en base a un dibujo mucho más detallado y con un entintado de aguadas que proporciona una asombrosa sensación de volumen a los personajes y de diferentes texturas a la variada arquitectura de Neópolis, concluyo esta breve reseña diciendo que es una auténtica delicia leer un tebeo como The Forty-Niners, y lo recomiendo fervientemente tanto para aquellos que ya hayan disfrutado de ese homenaje a Canción Triste de Hill Street en forma de tebeo de super-heróes policíaco que es Top Ten, como a aquellos que no conozcan nada del universo neopolita y quieran darle una oportunidad a una historia sencilla, emocionante y honesta con un excepcional arte que, a buen seguro, les dejará con ganas de más.

lunes, febrero 18, 2008

Lunes degollado

No voy a reiterar algo que viene siendo una constante de los últimos lunes -cansancio, necesidad de fines de semana de 96 horas como mínimo, falta de tiempo- más allá de dedicarle un adjetivo tan apropiado a este lunes como el que le acompaña. Además, por si mi estado de ánimo ya fuera poco tormentoso, no se nos ocurre otro modo de rematar el domingo que acudir al cine a ver Sweeney Todd, El diabólico barbero de Fleet Street, la última comedia romántica dirigida por Tim Burton repleta de bucólicos planos y de una filosofía optimista y alegre que canta a la vida y al amor entre hermanos. Lo malo es que con tanta canción al final el mensaje se diluye un poco entre navajas de barbero de plata, Borats a la italiana, degüellos a cascoporro, venganzas trágicamente ejecutadas y pasteles de carne suculentamente rellenos... de personas humanas. Un espectáculo soberbio y un musical de primer orden, pero definitivamente con una historia negra, negrísima, que le deja a uno con ganas de vivir y de rajar cuellos ajenos. Se la recomiendo a todos ustedes fervientemente, aunque mejor si pueden ir a pases en los que el espectador no comente las jugadas ni las situaciones escabrosas del flim y en el que la audiencia no abandone la sala a cuentagotas al constatar que, efectivemente, los actores cantan más que hablan y las canciones no son tan reconocibles como las de una película Disney, por ejemplo.



Recuperamos la marcha habitual de este blog después de una semana realmente intensa que vino marcada por los preparativos de ese glorioso Big Culo Day que creo ha debido sorprender a propios y extraños por la apabullante participación de blogs, por la variedad de formas y procedencia de los culos en cuestión y por la imaginativa sorna con la que muchas veces eran presentados, intentando en todo momento, al igual que hizo un servidor, conciliar los culos con los contenidos e inquietudes propias de cada blog. Jotacé se lo pensará mejor el año que viene a la hora de lanzar su desafío a la blogosfera, o cuando menos, preparará una buena reserva de Red Bull para aguantar mejor la caña que le dimos con esas 200 entradas culeras. Por mi parte los culetes cerraron una semana un tanto atípica pero que, al carecer de plan alguno que cumplir, cerré absolutamente satisfecho de haber saldado mi deuda con Cloverrfield, con Greg Kirkpatrick, cuya commission sobre Astro City es realmente bonita y merecedora de los elogios cosechados, y con los culos, propio -en forma de sketch- y ajenos. Esta semanita se prometa mucho más tranquila y menos intensa, pero igualmente interesante. Una reseña sobre The Forty-Niners, otra sobre la peli del Rondador Nocturno albino, una página original de cierto interés y las habituales disgresiones a que les tengo acostumbrados serán los contenidos que verán en los próximos días por aquí.

Y antes de terminar quiero comentarles la última grata sorpresa deparada por Spielber, Ford y compañía, que regalaron a millones de personas de todo el mundo un trailer de apenas dos minutos como avance de la que ya les digo es la película del año para mí, con permiso de The Dark Knight. Los elementos míticos de la saga, la épica del personaje, cínico y dinámico como nunca, todo queda resumido en ese plano con el que acompaño estas líneas, y que desde el momento en que lo vi me robó el corazón de niño que veía esas películas una y otra vez sentado en la alfombra del salón y retorciéndose para esquivar flechas, evitar serpientes, saltar abismos y apalizar nazis. Spielberg es uno de los mejores cineastas vivos que sabe hacer dos cosas mejor que nadie: rodar cine en estado puro como solo él y Clint Eastwood saben destilar hoy día, y devolver a la audiencia al momento más feliz y mágico de su vida, el de los sueños infantiles engendrados por fotogramas como el de un niño montado en bicicleta intentando ayudar a su amigo o el de otro niño jugando con un avión en un campo de prisioneros.



Y como siempre que la actualidad me hace cambiar de planes sobre la marcha, prefiero posponer la canción de David Bowie que quería compartir con ustedes hoy para mejor ocasión, y en cambio les dejo con una de las mejores piezas de Sweeney Todd, una acojonante interpretación de Depp y sus cuchillas en el momento de epifanía en que decide pasar de asesino vengador a serial killer  y cargarse a todo aquel que se cruce en su silla de barbero. Ese I will have vengeance es de los que no se olvidan, créanme.

Epiphany
Sondheim-Depp

You told me to wait -
Now he'll never come again.
There's a hole in the world like a great black pit
And it's filled with people who are filled with shit
And the vermin of the world inhabit it.
But not for long...

They all deserve to die.
Tell you why, Mrs. Lovett, tell you why.
Because in all of the whole human race
Mrs Lovett, there are two kinds of men and only two
There's the one they put in his proper place
And the one with his foot in the other one's face
Look at me, Mrs Lovett, look at you.

Now we all deserve to die
Even you Mrs. Lovett...even I
Because the lives of the wicked should be made brief
For the rest of us death will be a relief
We all deserve to die.

And I'll never see Johanna
No I'll never hold my girl to me - finished!
(shouted) Alright! You sir, you sir, how about a shave?
Come and visit your good friend Sweeney.
You sir, you sir? Welcome to the grave.

I will have vengenance.
I will have salvation.
(shouted) Who sir, you sir?
No one in the chair, come on! Come on!
Sweeney's waiting. I want you bleeders.
You sir - anybody.
Gentlemen don't be shy!

Not one man, no, no ten men.
Not a hundred can assuage me -
I will have you!
And I will get him back even as he gloats
In the meantime I'll practice on dishonorable throats.
And my Lucy lies in ashes
And I'll never see my girl again.

But the work waits!
I'm alive at last!
And I'm full of joy!

viernes, febrero 15, 2008

Big Culo Day: Subasta de Pin-ups culeros en Ebay

Está todo dicho en el título del post. En un día que la blogosfera ha demostrado que cuando QUIERE, PUEDE, me apetece contribuir con un segundo post acompañado de abundante material, tanto cárnico, como artístico, y de nuevo uniendo el tema de este día que espero pase a los "anales" (jajaja, qué agudo soy) interneteros con otra de las tradicionales entradas dedicadas al arte a la venta en Ebay, les dejo una variada selección de pin-ups "culeros" actualmente a subasta, quizá un poco explícita para lo que a un servidor le gusta coleccionar pero desde luego bastante sugerente en lo que a presencia anatómica del pandero se refiere. Los pin-ups pertenecen a una amplia y variada selección de trabajos de los artistas (la mayoría de ellos brasileños) representados en la página web Comiconart, que ha aparecido anteriormente varias veces en este blog y gracias a la cual pude conseguir varias piezas a las que tengo tanto cariño como a esta y esta (con un impresionante trasero empijamado de la Gata Negra) de Alex Lei o esta (lo que seguramente Bats está mirando tan ceñudo es a Robin balancearse de tejado en tejado... Arrrggggggh, ¡MENTE LIMPIA, POR FAVOR!) de Wagner Nogueira. Por lo que se refiere a las ilustraciones que acompañan estas líneas, son obra de los dibujantes Alisson Rodrigues, Fabio, Fred Benes y Lan Medina (dibujante profesional con obras publicadas para DC y Marvel como Fábulas, Foolkiller o Distrito X).









Big Culo Day: Sketch-Busters LXX: Pere Perez

Tiembla mundo, hoy es el....



El mundillo va de culo y la blogosfera, para remediarlo, se baja los pantalones y realiza uno de los gestos más catárticos y liberadores que se conocen desde el alba de los tiempos. Hagamos un calvo colectivo al mal rollo, glosemos las maravillas anatómicas de la parte corporal que más peso aguanta mientras escribimos estos post, el mejor relleno para el espándex: el CULO, o pompis, o trasero, o pandero. Nos sumamos desde este vuestro blog amigo a la chanante iniciativa promovida desde el Blog de JotaCe y lo hacemos de la única forma que sabemos, integrando los culos con las temáticas habituales, como es la sección de los sketch-buster. Hoy traigo este simpático sketch realizado por el dibujante, cineasta y karateka Pere Pérez durante Salon del Comic de Madrid del año 2006. Culos, Star Wars y coña marinera en un dibujo que viene que ni pintado para abrir boca en lo que se promete un día repleto de imágenes relativamente escatológicas, abiertamente sugerentes, y por supuesto, siempre debidamente descontextualizadas. ¡¡¡¡Larga vida al culo!!!!



jueves, febrero 14, 2008

Commissionando personalmente XVI: Greg Kirkpatick (y II)

Bueno, mi devoción por Brent Anderson es patente y notoria si recuerdan mi glosa de su arte y de una de sus obras concretas. Precisamente sobre esa historia, The nearness of you (que yo siempre había traducido mentalmente como Close to you), aquí titulada Cerca de ti y publicada en un tebeo de grapa por planeta hará cerca de un lustro, basé una de las commissions que Greg Kirkpatrick tuvo a bien hacernos antes del verano por precios realmente asequibles si tenemos en cuenta la calidad del resultado final conseguido en todas y cada una de las piezas.

Como ya comenté en la commission de Starman, en este caso no quería simples recreaciones, sino que opté por una variación en el caso de Jack Knight y por un homenaje en el caso concreto de la historia de Kurt Busiek y Brent Anderson publicada como número especial fuera de colección. Curiosamente el propio Greg había puesto a la venta una copia de dicho Astro City 1/2 firmado por ambos autores, así que opté por conseguir de una tacada tanto el tebeo como un pin up que, si bien no pertenece al artista original, sí es un homenaje que resume brevemente la historia narrada, recoge la aparición de muchos personajes del universo Astro City y reserva el motivo central para la pareja que vive en sueños una vida que fue y que, por culpa de una de esas crisis cósmicas que "reinician" periódicamente los universos superheróicos, ya nunca podrá volver a ser.

Y bueno, ya saben, nunca está de más que la pieza esté dedicada para los componentes humanos de la familia Sparks-Plissken...



La verdad es que estoy tan orgulloso de haber podido conseguir esta copia dedicada por dos autores que ya han venido a España y a los que no he podido conocer, que no he querido dejar de subir la portada firmada por Kurt Busiek y Brent Anderson con su correspondiente certificado de autenticidad expedido por la revista Wizard, ese pozo sin fondo de pijaditas como estas para satisfacer a los coleccionistas más compulsivos.



miércoles, febrero 13, 2008

El hijo de Rambow: El poder de la ilusión


Al hilo del reciente estreno de John Rambo y buscando información sobre la última aventura asiática del excombatiente de Vietnam más famoso de la historia del cine llegué hasta este trailer, avance de una modesta película británica de nombre Son of Rambow y dirigida por Garth Jennings, responsable hace un par de años de una modesta joyita de la comedia y ciencia ficción británica de la que hablé por aquí en los comienzos de esta bitácora, en la cuarta entrada nada menos, La guía del autoestopista galáctico. Al margen del homenaje no exento de cierta causticidad a la saga de Rambo, en tanto que películas que han entretenido a millones de espectadores durante décadas, lo que me atrae de esta película que se estrenará en mayo en los USA y dios sabe cuándo podremos ver por aquí, es esa historia mínima, pequeña, de dos muchachos que viven en una comunidad británica y que no cuentan con demasiados amigos, además de estar rodeados de un ferreo ambiente de control familiar. La visión de Rambo lanzará a uno de ellos a emprender el rodaje de un film amateur contando con la ayuda de su mejor -y único- amigo como stuntman y chico para todo. Cómo ese rodaje afectará al modo en que ambos afrontan la vida, a sus relaciones con los compañeros de escuela y a sus primeros devaneos amorosos será sin duda el meollo de otra de esas comedias británicas que últimamente me están dando tan buenas alegrías. Les dejo con el trailer que me encandiló, con el poster de la película, y con los sones especialmente evocadores de ese clásico absoluto que es Rebel Rebel de David Bowie... ¿Alguien duda de cual será la canción del lunes?

Trautman y Rambow a orillas del Mekong... o lo que sea.


Esa pose, esas bicis, esto me suena y no se a qué...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...