sábado, enero 29, 2011

Sketch-busters CLXV: Dave McKean (I)

Este entrada podía ir por lo personal o por el aspecto más profesional -relacionado con la obra del autor y su presencia en convenciones españolas-, pero dado que cuento con la suerte de poder dedicarle dos entradas a Dave McKean optaré por ir de lo particular a lo general. Lo particular, en este caso, es la presencia de ese maestro de la ilustración en la pasada Mostra del Cine y Comic de Valencia, de la que ya les hablé en esta entrada y que nos permitió pasar un fin de semana de lujo en la capital del Túria disfrutando de exposiciones como las dedicadas al vestuario de cine de super-héroes o al mundo de Star Trek. Aunque el plantel de autores invitados era, a nivel nacional, muy atractivo, lo cierto es que fue la presencia de Dave McKean la que nos impelió -y casi podría hablar de una obligación moral- a acudir a la cita en Valencia, primero a escuchar una charla en una atestada y calurosa sala que se quedó a todas luces corta para la expectación que despertó un autor de la talla de McKean, y posteriormente a la sesión de firmas que celebró, como quien dice en plena calle, en el atrio de unos céntricos cines.
No puedo decir que sea un completista seguidor de la obra de Dave McKean, pero sí un devoto seguidor de sus obras relacionadas con DC, tanto como autor completo (Arkham Asylum, a la que volveremos después, Orquidea Negra) como ilustrador de portadas, sobre todo para la serie Sandman, para la que sus particulares collages se convirtieron en una seña de identidad tan potente y distintiva como los guiones poéticos e imaginativos de Neil Gaiman. Pero reduciéndolo todo a su minima expresión, la culpa de todo la tiene Grant Morrison. Porque fue su guión oscuro y en cierta medida revisionista para Arkham Asylum el que me volvió literalmente loco con catorce años. El tomo de Zinco está desencuadernado de tantas lecturas y relecturas de una obra hermética, repleta de símbolos relacionados con el Tarot, el ocultismo y la psicología y poblada de seres monstruosos y deformes entre los que Batman se mueve apenas como una sombra, como un arquetipo que captura la esencia de un personaje. Y ese tebeo pude leerlo decenas de veces... en su momento. Fue, igualmente uno de aquellos primeros tebeo que le dejé a miss Sparks. Tebeos que iban más allá de los pijamas y que contaban con unos valores artísticos elevados por encima de la media. Una buena historia. Un gran trabajo de diseño e ilustración. Fue el trabajo de McKean en ese cómic el que me empujó por encima de otras consideraciones a acudir a verle e intentar conseguir una firma, un sketch suyo. Y todo por un tebeo que no volvía a leer desde el año 1996 -aunque eso lo he solucionado esta misma mañana, hace apenas unos minutos-. ¿Cómo puedo estar tan seguro de ello? Pues porque en las guardas de aquella cuidada edición de lujo aún está conservada una carta manuscrita de miss Sparks comentando las sensaciones que le había dejado el tebeo. Verano de 1996. Arqueología sentimental y comiquera unidas de la mano, que quizá habrían permanecido en el olvido algunos años más hasta que hubiese encontrado tiempo para volver a leer una historia en la que Morrison ya dejó de forma seminal su reinterpretación de la locura del Joker... Bendito McKean y bendita Mostra. Al final, como comprenderán, el dibujo conseguido casi es lo de menos, un recuerdo del encuentro con el autor, de su charla sobre entresijos creativos y obras predilectas (entre las que, vaya cosas, Arkham Asylum no se cuenta) y de una sesión de firmas en la que prácticamente el ochenta por ciento de asistentes consiguió su dedicatoria. Y eso, para la cantidad de gente que Dave McKean había arrastrado, es decir mucho.


13 comentarios:

X3My dijo...

¡La charla de McKean estuvo genial!
yo también fui uno de los afortunados 80% que se llevó dedicatoria
(aquí unas fotos de lo que me hizo, por si te interesa:
http://freakatleast.blogspot.com/2010/10/la-mostra.html )

Por cierto, soy el típico lector de blogs que nunca comenta, pero McKean bien merece unas palabras :D

¡un saludo!

Pablo dijo...

La dedicatoria del Arkham Asylum ha quedado muy molona.

Plissken dijo...

X3My, muy chulas las dedicatorias de tus tomos y coincido al cien por cien con las apreciaciones que haces, tanto en la positiva sensación que dejó la Mostra como las ganas de repetir en próximas ediciones. Y el tema de las charlas con autores extranjeros es un problema muy habitual que hace que sean un tanto farragosas y lentas. La traducción simultánea sería ideal, pero me temo que logísticamente un poco más complicada. Seguramente nos veamos en la próxima edición :D

Plissken dijo...

Ya lo creo, Pablo, casi parece la propia contraportada :D

Osukaru dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Osukaru dijo...

Pedrete, no sé si la habrás visto, pero hay una peli en la que trabajó junto a Neil Gaiman y que a mi me resultó bastante interesante: La peli se llama Mirror Mask (La máscara de cristal). Échele un ojo si puede...

Plissken dijo...

Pues no, Osukaru, se me escapó en su momento. A ver si le echo un ojo, aunque me temo que me voy a encontrar un espectáculo visualmente fascinante pero fallida como película. Recuerdo críticas demoledoras... ¿Pero cuándo han espantado esa clase de sesudos comentarios a un friki? ¡¡Un abrazo, tío!!

Osukaru dijo...

Pues como digo, a mi me pareció una peli recomendable, al menos si te gusta McKean. Me pareció interesante la manera en que tratan el tema de la adolescencia desde un planteamiento de fantasía y con pasajes muy tenebrosos.

Como suele ser habitual, mejor verla y crearse uno su propia opinión, no?. ;)

Carlos dijo...

Un buen recuerdo del paso de McKean por Valencia, y eso que era la primera vez que venía. Como bien dices, creo que casi todo el mundo se llevó algún boceto suyo.
Saludos.

Plissken dijo...

La pondré en cola Osukaru, a ver qué tal ese universo onírico... Y la opinión propia siempre, aunque luego al final te lleves el chasco, jejejeje.

Plissken dijo...

Lo hemos comentado muchas veces, Carlos, y creo que estamos de acuerdo. Deja mucho recuerdo un autor que realiza treinta firmas con dibujo rápidas que uno que hace dos maravillas y luego sólo firma... Y en este caso McKean se portó como un señor. ¡Un saludo!

Gonzalo Torres dijo...

Sí señor, yo no mellevé ningún scketch de McKean, pero es que tampoco hice cola, jejeje, creo que lo pasamos todos muy bien, y fallos como en todos los lados. Saludos Pedro y señora

Plissken dijo...

Gonzalo, eso habría sido como al que le toca la lotería sin poner, jejejeje. Nos lo pasamos demasiado bien, la verdad, y fallos muy pocos. Para mi gusto el único fue que el sitio de las firmas era un poco bastante ruidoso, al estar casi en plena calle.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...