jueves, octubre 11, 2007

Superman/Batman: Los chicos han vuelto a la ciudad

Tras un paréntesis de varios meses se retoma la edición española de esta serie que podríamos denominar como Ultimate World's Finest y que tan buenos resultados económicos -que no artísticos- ha proporcionado a DC Comics. En los números previamente publicados el máximo artifice de las historias era un Jeph Loeb desatado que se apoyaba en el sobresaliente apartado gráfico servido por Ed McGuinness, Michael Turner y por Carlos Pacheco. Las sagas oscilaban de lo correcto (Enemigos públicos o La superchica de Krypton, reintroduciendo conceptos clásicos de la Edad de Plata en la continuidad actual, algo muy del gusto de Loeb) a lo mediocre (Con una venganza, pastiche confuso que incluye al Batmito, a Myxtplizk, Bizarro y Bat-Bizarro y los Maximos, un grupo de héroes à la Ultimates de un universo alternativo). Mención especial de la etapa Loeb merece la saga Poder Absoluto, en la que tres villanos del futuro con uniformes muy similares a los de la Legion de Superheroes extraen a los retoños Batman y Superman para criarlos como propios, convirtiéndoles en genocidas de millones. Una lucha a muerte con los Freedom Fighters lanzará a nuestros heroes convertidos en villanos de una realidad alternativa a otra. Sólo el casi omnisciente poder de Darkseid podrá ser la solución a tan cósmica crisis. Una historia bien hilvanada que Pacheco ilustra maravillosamente, demostrando que es una de las mejores opciones a la hora de narrar las aventuras del Hombre de Acero.


Jeph Loeb finalizaría su trabajo en la colección con el número 26, del cual ya hablé en su momento en este post y que recomiendo encarecidamente, tanto por el elenco de artistas invitados homenajeando a Sam Loeb como por la emotiva historia final que Loeb y Sale nos regalan a los aficionados, similar en intención y contenido a El niño que coleccionaba a Spiderman.


Ahora entramos de lleno en una nueva etapa, esta vez con el solvente y profesional Mark Verheiden al mando de la nave y un nuevo elenco de artistas. Verheiden, conocido por sus comics basados en licencias para Dark Horse (Aliens, Predator) o por su participación en las series Smallville o Battlestar Galactica, no marca demasiadas diferencias respecto de la anterior etapa. Para comenzar un número completamente atípico situado en Tierra 2 y protagonizado por las Power Girl y Cazadora de ese mundo... que en realidad no son sino las mentes de Superman y Batman ocupando los cuerpos de su prima e hija respectivamente gracias a la intervención del Ultra-Humanita. Un tebeo divertido y bien narrado como no podía ser de otra manera cuando el dibujante es Kevin Maguire. Cuerpos rotundos, expresividad exagerada y composiciones dinámicas para una historia que no da tregua al lector.

La segunda parte del número uno de este segundo volumen es el arranque de una nueva saga, Los enemigos entre nosotros, con los espectaculares y trabajadísimos dibujos de Ethan Van Sciver, artista que a un servidor le recuerda poderosamente a Brian Bolland, y que arranca como lo hacen esta clase de historias, con un terremoto. Un violento y desencadenado Detective Marciano irrumpe en la bat-cueva e intenta acabar con Batman. En la investigación de dicho ataque Superman y Batman se las verán con un villano que cambia de forma, adoptando la de viejas némesis de la pareja como el Doctor Fósforo, el Parásito o el gorila gigante Titano. Quién o qué se halla detrás de estos misteriosos ataques es algo que sabremos en un mes como muy pronto. Una nueva etapa que arranca con fuerza y que promete aventuras y emoción por todo lo alto, como no puede ser de otra forma cuando se habla de dos héroes, dos iconos como Superman y Batman.

6 comentarios:

JON OSTERMAN dijo...

Y a mi que esta serie no me acaba de convencer.
Le he dado varias oportunidades, y no le cojo la gracia.

Pep dijo...

Lo mio con esta serie es de juzgado de guardia... La empecé comprando americana y la acabé dejando cuando me di cuenta de que no me gustaba absolutamente nada. Volví a picar con la saga de Supergirl cuando la publicó Norma y me gustó aún menos...

Caí otra vez cuando Planeta publicó la saga de Pacheco, y a pesar de encantarme el dibujo, sigió sin gustarme...

Y ahora voy y me compro el número 1 de la nueva etapa porque me gusta Maguire y Van Sciever. Me lo voy a leer y seguro que no me gustará, lo veo venir. Es la historia de lo mio con esta serie ¿no? Que malo es ser friki de según que personajes.

Eso sí, bonito homenaje al fallecido hijo de Loeb en el número 25 Usa y absolutamente recomendable aunque sólo sea por la maravillosa historia de Loeb y Sale.

Un abrazo

Pep dijo...

siguió mejor que sigió ¿verdad? ;)

Plissken dijo...

Ciertamente esta serie suele entrar en la cesta de la compra por un motivo bastante sencillo, el completismo más tenaz por parte de los aficionados, aunque sigo recomendando la saga con dibujos de Pacheco por su repaso a algunas realidades alternativas de DC y por los grandes dibujos del dibujante español. Si Verheiden es capaz de remontar el vuelo en los guiones es algo que el tiempo dirá...

Me asalta una duda, ante la próxima aparición del tercer volumen de los Ultimates... ¿Será una buena coleccion o, siendo tan regulera como esta o como parte de su Superman, será encumbrada a los altares del molonuismo tebeístico? Pánico me da el futuro ;D

Skellington dijo...

Sin duda la historia de Sam Loeb nos estremecio a todos, y no tiene una puñetera página mala (mataria por la Arthur Adams).

A mi la historia de Pacheco me gusto bastante, esa estatua sustituyendo a la estatua de la libertad es la ostia y esa páginas de McGuiness con todas la Supergirls posibles, y Bat-zarro, y Bizarro... molaba molaba.

Entonces... ¿por que esta nueva etapa no me llama absolutamente nada la atencion?

Nacho.

Plissken dijo...

¿Quizá porque no la guioniza Tim Burton? ;D

Ahora en serio, espere a que acabe el arco argumental y ya le comentaré si la cosa ha mejorado algo o no.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...