jueves, enero 12, 2012

Sketch-busters CXCV: George Pratt (I)

Estas semanas he estado metiendo mano a la carpeta virtual de originales, y organizándolos de forma más o menos definitiva, en tanto que al no ser tantos como los dibujos de convención, podré tenerlos todos controlados en un plazo menor de tiempo. Además de ubicarlos definitivamente como publicados aquí o en Comic Art Fans, he decidido subirlos todos allí, dándole visibilidad a la colección y compartiéndola definitivamente con la comunidad de coleccionistas de originales. La labor será mucho más ardua en el caso de los sketchs, que por volumen suponen cuatro veces más material que los originales a la hora de clasificarlos, además de que hay mayor cantidad de los mismos que requiere ser escaneada de nuevo. A falta de encontrar el tiempo necesario para liarme el escáner a la cabeza, voy repasando las carpetas hasta encontrar algún dibujillo que todavía no haya compartido aquí con ustedes, y de vez en cuando servidor se lleva alguna sorpresa mayúscula al darse cuenta de que tenía en el limbo alguna joyita como la que hoy pueden ver bajo estas líneas. Se da la curiosa coincidencia de que este dibujo fue conseguido, además, durante las Jornadas del Comic de Avilés del año 2004, o nuestro Avilés 2.0, en tanto que asistimos a él tras un parón y tras una especie de reboot personal a la hora de plantearnos las mismas. Aquel fue un grandísimo año, que contó no sólo con la presencia de autores del nivel de Rick Leonardi, Darko Macan, Marcos Martín, Corominas, Mark Buckingham o George Pratt -que es el artista que hoy nos ocupa-, sino que tuvo dos sonadisimas ausencias -nada menos que Bill Sienkievicz y Darwin Cooke- y fue el año en que conocimos a un grupo estupendo de aficionados a los que desde entonces llamamos amigos y con los que hemos compartido tantos buenos momentos que me resultaría imposible destacar ninguno. Fue un año muy especial y quizá por ello había ido dejando en el tintero los dibujos conseguidos entonces, una forma de burbuja temporal para no desgastar un recuerdo imborrable. El caso es que hoy les dejo aquí -y tras un par de experiencias oníricas desconcertantes soñadas en el transcurso de los últimos días- el retrato aterrador e improsionante que el ilustrador George Pratt realizó de Sandman para miss Sparks. Morfeo fue un personaje al que Pratt llegó a entintar en algún número y del que realizó alguna que otra ilustración verdaderamente impresionante, y fue la elección perfecta para una Leti Sparks devota del personaje y que en Avilés lo ha convertido en uno de sus temas favoritos. Será por aquello de que Asturias es una de nuestras tierras soñadas... Les dejo con Sueño de los eternos. Les mostraré el terror en un puñado de sketchs...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...