lunes, junio 12, 2006

Diario de Guerra de dos Sketch-busters: JUEVES

Pensaba que iba a tener más tiempo para escribir unas crónicas coñonas a toro pasado sobre la experiencia salonera, pero como siempre, Plissken propone y toda la pléyade de dioses polipanteónicos se predisponen pata tocarme las napias. Así que intentaré ir al grano y dejar en tres posts lo que para mí ha sido este Salón. Dejo al margen lo personal, porque, como decía Tom Hanks en Salvar al soldado Ryan, eso me lo reservo para mí. El reencuentro con los amigos de Kill me Aviles siempre es una gozada, y el reencuentro con Adri, Óscar o Alberto fue un alegrón. Igual que compartir con ellos colas, comidas o cenas, charlas más o menos frikis y paseitos arriba y abajo por el recinto del Salón. No hace falta ni decir que se reservó un poquitín de nostalgia para los ausentes, no se me pongan ustedes celosos. Y pasemos ya a este auténtico diario de guerra...

Antes de la tormenta
El planning del viaje vino determinado por dos motivos. Uno, el económico, aconsejó pasar solo dos noches en Barna. Además, los precios del avión salían mucho más baratos saliendo jueves y volviendo sábado que con cualquier otra combinación. A priori, además, el jueves parecía un día óptimo, con escasa afluencia de público y de “busters”. A priori. Nos plantamos en el aeropuerto de Alicante con una hora de adelanto por culpa de un error de apreciación mío. El avión salía a las 2, en el papel ponía las 14:00, pero mis ojos y mente entendían 13:00. Todo por plantarnos una hora antes en el Salón. Al final, me quedó claro que resultaría imposible llegar antes de las cinco y media, con lo que la idea de “cazar” a Sinckiewicz el jueves se iba suavemente por el retrete. Pero aún era pronto para desesperar. Plácido vuelo, tras el cual cogemos el Aerobús. Todos los asientos ocupados y tapón de gente en el centro. Leti y yo metemos las maletas como podemos y nos apretamos contra la gente como sardinas en lata. Aquello comienza a agobiar. El conductor dice a la gente que eche para atrás, que hay sitio. Ni puto caso. Nada, como quien oye llover. En esto, el último tipo en subir dice con una voz potente y en alemán algo que nadie entiende. Pero a la vez que lo dice mueve el brazo y la palma de la mano señalando a la parte trasera del autobús. Oye, como quien ordena a un grupo de judíos darse una ducha. Qué autoridad, qué poderío. Se mueve toda la gente, incluidos nosotros hacia atrás, no sea que comience a gritar y a soltar salivazos. Y encima el lerdo se tropieza con mi maleta y casi se come a la Leti como si de una salchicha bávara se tratase.

Bill Killed The Sketch-Buster
Llegados al hotel sin más incidencias, nos plantamos en el Salón. En la zona de firmas ya hay colas montadas. Lo primero es preguntar. Sí, sí, ésta es la de Sinckiewicz… ¿Tienes número? Me cago en sus muelas, ya empezamos con los numeritos de los huevos, el peor sistema del Salón, para mi gusto.
Descorazonado, y sabiendo que esa es mi única oportunidad, abandono la cola de Bill. O sea, Bill 2-Pedro 0. O Bill Killed Me Again. Un desastre. Y para colmo otra teutona, la primera en su cola, consigue un dibujo de Elektra y Garrity a color que casi parece una auténtica ilustración. Porca miseria.

El tormento y el éxtasis
Tras conseguir dos numeritos en la puñetera cola de los números (Lloyd y Coipel) yo ataco a Mezieres (prueba superada) y Leti a Teddy Kristiansen (prueba superada). Por ahora las colas son más o menos tranquilas y la peña aún no ha perdido los nervios. Aún, porque acabamos de empezar, claro.
Llega la segunda parte de la tarde. Con los numeritos en nuestro poder cada uno acude a su respectiva cola. Lloyd tiene una cara de rubicundo vividor galés bebedor de cerveza negra por litros. Los Uves llueven como churros en dos versiones, la máscara, y la cara sombreada con un poco de colorcillo. Si tienes suerte te hace el sombrerillo. Leti no tiene suerte.
Y yo mordiéndome las uñas con Coipel. Hay relativamente poca gente, una decena de frikis a lo sumo. Pero el tipo se toma su tiempo. Dibujos espectaculares y currados. Y el tiempo pasa y la cola no corre. Parezco ya una gamba en la olla, me pongo rojo, gano calor corporal y estoy perdiendo las opciones conforme corren los minutos. A las ocho menos diez el de la organización dice que se cierra el chiringuito, que se tienen que ir. Yo insisto en que sólo quiero ya una firma –de perdidos al río-. Que va a ser mi única oportunidad de verle, que el sábado no estaremos. Ni puñetero caso. Una chica de la organización se cabrea.
¿En que clase de trabajote hacen trabajar después de tu jornada laboral, eh, eh?
NO ME TOQUES LOS COJONES, pienso.
Y le digo: Pues en todos los trabajos en que los curritos pringamos día a día y mes a mes. Total, que fracaso rotundo. De todos modos, Coipel ha pasado a formar parte de la lista de invitados de mi primer salón del comic de Elche, ése que voy a presentar al ayuntamiento como proyecto, a ver si cuela.
Más o menos los resultados del primer día se miden por un 50% de efectividad, así que no es una debacle absoluta. La ventaja es que, habiendo empezado así desaparece cualquier atisbo de presión. Tranquilidad total desde ese momento. Ojalá el resto de cazadores hubiese seguido esa tónica.

4 comentarios:

Adri!!! dijo...

Ahora me leo el mogollon y lo comento pero antes de nada, repetid conmigo.

ME CAGO EN LA PUTA MADRE DE FICOMIC QUE ME HE VUELTO SIN DIBUJO DE JILL THOMSON!!!!!!

Joputas... me ha dolido, en serio.

Adri!!! dijo...

Vale, post leido.

Usted no haga mencion a mi llegada ni la de oscar ni la de alberto, que no nos sentimos ofendidos ;-)

Para mi el jueves fue aun peor. Pero vamos, en general ya conoces mi opinion, el peor salon de España para nosotros los cazadores de dibujos. Si te sale bien lo de Elche ya sabes que tienes todo mi apoyo, y Coipel es una gran opcion, se curra los dibujos tela (y cuando quiere va hasta ligerito).

Mañana más!!!

Skellington dijo...

No me lo digais, no me lo digais... EL AÑO Q VIENE NO VAMOS... Si, si, claro claro.... Vamos, q no nos perdimos gran cosa....

Plissken dijo...

Adri, tontuno, me he centrado en la "caza", en lo "profesional". Eso sí, mañana habrá un momento cena homenaje a Tiburon... na naaa na. na naaaa na.
Y en efesto Nacho, el año que viene VUELVE EL TATO!!!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...