martes, marzo 14, 2006

Un instituto por las nubes

La Disney parece haberse fijado en el mundo de los super héroes en los últimos años, tal vez en un intento de ampliar su mercado tanto a nivel de espectadores como de un hipotético salto a la producción de comics propios basados en esa temática. El caso es que los Increíbles era una pasada de animación made in Pixar sobre las andanzas de unos peculiares 4 Fantásticos con coñas sobre viejas glorias, uniformes, sidekicks, archi enemigos, mujeres fatales con buen corazón, guaridas ultrasecretas, acólitos patosos... Todo el catálogo del género, vamos. Hecha con cariño y respeto, resultó espectacular, emocionante, divertida y quizá una de las mejores pelis de sh's de la historia.
Sin llegar a su altura, aviso de entrada, pero haciendo méritos en cuanto a diversión, homenajes y entretenimiento, la Disney estrenó Sky High con un relativo exito en cuanto a recaudación, lo cual no la convierte en desastre pero parece abortar la posibilidad de secuelas.¿Quizá una serie para el Disney Channel?
Will es adolescente, tiene unos padres comprensivos, una amiga fiel de toda la vida que bebe los vientos por él y está a punto de comenzar el instituto. Todo normal, salvo que Will Stronghold es hijo del Comandante y de Supersónica, los dos héroes más poderosos de la Tierra, y el instituto al que asistirá es Sky High, un edificio situado a kilómetros de altura, dirigido por Linda Carter, con un mutante cerebral encargado de enseñar "ciencia loca" y con el gran Bruce Campbell como el entrenador "bocazas". El desarrollo de la historia no deja de ser un tópico tras otro, empezando con el tardío desarrollo de los poderes de Will que le colocarán en principio dentro de la categoría de "currito" junto a otros muchachos cuyos poderes son aparentemente poco menos que inútiles: relucir, derretirse, convertirse en cobaya. Esto provocará provocará la desilusión de su padre y la defensa de Will de los que son diferentes. Pero cuando Will adquiere superfuerza todo eso cambiará, entrando a formar parte de la élite de Sky High, captando la atención de la Presidenta de los estudiantes, de los matones del insti y de la banda de animadoras (en realidad una sola chica capaz de dividirse en varios cuerpos idénticos, como Madrox, vamos). Con la popularidad y la admiración de su padre también llega la enemistad de Warren Peace, el hijo de un villano que el Comandante encerró en la cárcel durante "tres vidas" y que es el rebelde inadaptado del instituto.

A partir de ahí se entra en el clásico esquema de pelis adolescentes en que los guays se revelan como unos gilipollas, los menos guays demuestran su valía y su valor y todo acaba bien en una fiesta de hermandad y harmonía. Viejas glorias, planes estrambóticos para crear un ejército de supervillanos, guaridas secretas con sala de trofeos incluida, clases de cambio rápido de uniforme y pose heróica, viejos compañeros olvidados, hijos de héroes sin poderes pero con corazón de oro y valor de león, todo se mezcla en un festival referencial, repleto de homenajes -que no burla- a muchos de los tópicos de ese género que muchos adoramos. No busquen sesudas reflexionses sobre la condición del héroe, oscuras versiones dark & grim de heroes caídos en desgracia o con métodos expeditivos. Lo que aquí se refleja es un universo heroico que no ha pasado de una eterna Edad de Plata donde todo es brillante, los heroes tienen sus movimientos característicos (el "lanzamiento especial" de Supersónica y Comandante, o el puñetazo demoledor de éste), las poses llevan aparejada una sonrisa, los linajes superheróicos abarcan generaciones enteras y el bien siempre triunfa. Además, tanto los créditos iniciales como los finales se narran mediante un comic dibujado por Kieron Dwyer, que presenta a los personajes en acción y ofrece el epílogo mediante dinámicas y simpáticas viñetas.
Teniendo en cuenta lo dicho de entrada, y no pidiendo peras al olmo, la peli es una divertimento espectacular con algún homenaje más que sentido a la vieja estrella de la casa, Kurt Russell (la foto del anuario parece sacada directamente de sus pelis como estrella juvenil, como Te veo y no te veo), a Linda Carter (estupenda a sus 55 años) y ya dentro del género, a la figura del héroe de apoyo, o mascota, ese contrapunto cómico que en este universo asume un papel secundario -aunque a la hora de la verdad, hasta Mr. Boy se comportará como un auténtico heroe.
Termino estas lineas agradeciendo a los señores encargados de traducir la pelicula las molestias que se han tomado por ajustar ciertos elementos del original. Así, al traducir como "currito" el palabro sidekick nos evitan la referencia inútil de 70 años de historias con Robin, Bucky, Rick Jones, Snapper Carr, Speedy, Aqualad, Kid Flash, Wonder Girl... Y ya que hablamos de "maravillas"... Menos mal que han traducido la frase final de Linda Carter (I'm not Wonder Woman), por ese No soy Super Woman. Esta claro que una viejuna como ella nunca podría ser una mujer maravillosa como aquella que salía en la tele a finales de los 70. ¿Verdad? ¿¿¿VERDAD???

3 comentarios:

Pep dijo...

Linda Carter estaba muy buena... apretando, apretando ¿lo sigue estando? Jejeje. Fin de la visita relámpago! Me voy a currar, que hoy me han dejado llegar más tarde pero no taaaaaaanto.

Adri!!! dijo...

Esta peli es facilona facilona, vamos que podia haber escrito yo el guion (jode, hasta vi venir la gracia de la X-box), pero aun asi reconozco que me lo pase bien y para echar la tarde pos bueno, mola.

Eso si, tiene muchas mas gracia si conoces o has participado del sistema de enseñanza americano, porque utilizan el mismo sistema de "alumno listo" y "alumno tonto"

Plissken dijo...

Pep, la Carter sin ser la mujer más hermosa del mundo era bastante resultona y el porte que tiene como directora es el de lá madurita interesante que... bueno, eso. Pero ya me conoces, le encontraría el punto hasta a Chus Lampreave!!!

Adri, que poco falta para verte por estas tierras. Vete preparando, que hemos organizado un juego de Salva al ciudadano en el que TÚ eres el ciudadano... ;))

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...