domingo, diciembre 17, 2006

Aquellos maravillos años: BIG

Josh (David Moscow) tiene doce años, es un chaval sano y normal que adora a su madre (Mercedes Ruehl) y comparte con Billy (Jared Rushton), su mejor amigo, las travesuras y las fantasías habituales en cualquier muchacho de su edad. Un acontecimiento bochornoso en un parque de atracciones (no le permiten subir a la montaña rusa por su estatura, lo cual le avergüenza ante una chica a la que quería impresionar) le lleva a pedir un deseo a una extraña máquina de deseos con un adivino, Zoltar. “Quiero ser grande” dice Josh. Los ojos del mago se iluminan aun cuando la maquina está desconectada y a la mañana siguiente un Josh de 32 años, encarnado por Tom Hanks aparece en la cama. Con la ayuda de Billy finge un secuestro y busca empleo en una empresa juguetera, como forma eventual de subsistencia hasta que la feria regrese a la ciudad y con ella la atracción del adivino Zoltar. En su periplo adulto Josh ascenderá como la espuma en su trabajo, al demostrar conocer perfectamente los gustos de los niños en materia de juegos y juguetes, impresionando al presidente de la compañía (Robert Loggia) en una de las escenas más celebradas del film, el famoso baile sobre la alfombrilla musical que realizan Loggia y Hanks. La ejecutiva “agresiva” Susan, (Elizabeth Perkins) se sentirá atraída primero por el ascendente Josh, pero luego acabará descubriendo en Josh el amor sincero y desinteresado, la alegría de vivir y la entrega total que sólo una persona como Josh, inocente aún, puede ofrecerle. Las obligaciones laborales, su relación sentimental con Susan transforman paulatinamente a Josh y aceleran su incorporación al mundo adulto. Será Billy la voz de la conciencia que le hará ver en lo que se ha convertido finalmente, un yuppie aburrido con casa, coche y rutina, sin alegría. La vuelta de la feria devolverá las cosas a la normalidad, aunque antes de volver a ser niño otra vez Josh confesará a Susan su extraña historia. Ésta, incrédula, acabará viendo como un Josh niño entra en casa para abrazar a su madre…

(Con este film Tom Hanks se ganó el favor de la crítica y recuperó el del público. Aún pasaría mucho tiempo antes de que se dedicara principalmente a papeles dramáticos, pero Big fue un aviso de lo mucho bueno que llegaría después).
Dirigida por Penny Marshall en 1988 la película fue un éxito rotundo, enderezando la carrera de un Tom Hanks que había venido dando bandazos desde Despedida de Soltero (1984) y aún daría unos cuantos más hasta Algo para recordar. Con su actuación en el film Hanks siguió demostrando que era un gran actor cómico, con gran dominio de la gestualidad, pero a la vez incorporó ya una gran facilidad para pasar de un registro a otro, del slapstick, a la comedia romántica, al melodrama, más o menos los tres estadios por los que discurre Big. Con un sólido reparto de secundarios, cada uno de ellos aporta elementos importantes en el transcurso del film. Mercedes Ruehl refleja el mundo perdido de Josh, el dolor de la infancia dejada atrás. Billy nos permite acompañar a Josh en ese maravillado descubrimiento de un mundo lleno de sorpresas, novedades excitantes y emocione “adultas” vedadas hasta el momento. Susan introducirá a Josh en el mundo de las relaciones sentimentales, del sexo como instrumento (al principio su relación será interesada) y como complemento del amor. En este sentido me parece deliciosa la escena en que Josh y Susan hacen el amor por primera vez. Ella apaga la luz pero un Josh asustado y excitado a partes iguales la encenderá repetidamente para no perder un solo detalle. Precisamente a través de la tópica evolución del comportamiento de la pareja en la alcoba, que finaliza con ambos leyendo la prensa antes de dormir, refleja la rutina y el aburguesamiento en que ha acabado toda aquella novedad y excitación primera. La relación paterno-filial que establece con McMillan (Loggia) viene dada primero por el interés, por la necesidad de uno de un ejecutivo honesto pero que conoce los gustos de los niños en un mundo de tiburones de las finanzas y los gráficos de venta, y por la necesidad del otro de un sueldo que le mantenga. Es el personaje de Paul (John Heard), ex de Susan y mano derecha de McMillan, el que refleja lo peor de la vida adulta: el interés, la lucha por el poder, el egoísmo, la mezquindad. Será cuando al final Josh vea a Paul como aquello en lo que se está conviertiendo, cuando se dará cuenta del verdadero camino a seguir. Básicamente el film refleja cómo en el mundo adulto todo parte de un interés previo que se plasma en relaciones interpersonales de diversa índole que, al fin y a la postre, acaban teniendo otro interés final que en ocasiones, acaba cambiando a la persona. Por supuesto, al tratarse de un film americano con “moralina” final, Josh acabará renunciando al oropel de la vida adulta fácil y elegirá recorrer el camino difícil, esto es, andar por sí mismo todo el camino en compañía de los suyos (personificada en su madre y en Billy, pero simbolizando por extensión a la familia y a los amigos como parte fundamental de la evolución de una persona) y adquiriendo las experiencias paulatinamente y del modo más duro. Sufriéndolas una a una y en el momento que toca.



Lo más interesante de la película, es que vista con mis dieciséis y vista con mis treinta y dos, me permite tener dos puntos de vista, dos interpretaciones, sino opuestas sí que es cierto que diferentes. Vista en su momento todo se antoja una fábula excitante y maravillosa en la que un muchacho con cuerpo de adulto consigue triunfar, enamorar a una bella mujer, pasárselo bien y luego regresar a su vida original, más tranquila y reposada. A ello contribuye el tono de comedia alocada y amable de los dos primeros tercios del film. Pero vista y revista (es una de esas películas que ves una escena en la tele mientras haces zapping… y ya no cambias hasta los créditos, como la mayoría de las películas que irán apareciendo por aquí) con el paso de los años, lo más interesante, destacado y meritorio de Big es su tercio final, en el que si elimináramos la “solución mágica” del planteamiento argumental, veríamos a un treintañero desencantado de la vida, atrapado en una relación sentimental complicada (¿acaso no lo son todas de una u otra forma?), con serios problemas de integración en su ámbito laboral y una situación familiar desestructurada (al no tener contacto con ningún familiar). ¿Es de extrañar que esa persona quiera regresar al momento de su vida en que no existían preocupaciones y todo era muy sencillo? ¿En que el abrazo de tu madre y la risa de tus amigos era lo más importante y verdadero? Ver Big sigue siendo un placer, y espero que lo siga siendo por muchos años, pero mucho me temo que cada vez me gustará más ese tercio final.

Por cierto, ahondando en esa última interpretación del film, se dice que hay un final alternativo de la película, eliminado por el escaso éxito en esos screeners que tantos desastres han provocado a la hora de alterar montajes y distribuir películas, en el que Josh se reincorpora a la escuela. Una vez allí la maestra les presenta a una nueva alumna, de nombre Susan y con un extraordinario parecido a cierta ejecutiva neoyorquina, pero con veinte años menos… Si esa máquina con Zoltar el adivino llegara a vuestra ciudad, ¿lo visitaríais?


Posted by Picasa

(No he sido el único al que el reciente pase televisivo de Big llamó la atención, ya que este "tubo" pertenece a dicha emisión. ¡Mi agradecimiento a ese otro nostálgico!).

POST SCRIPTUM: Para que luego digan que no existe feedback, gracias a ustedes amplío la reseña:
La canción que no nos sabíamos de Big:
Simisimi cocoboc
simisimi rooooock
Yo tengo una chica, bonita,
le pido una cita, repita
Quiere un helado de limón
que le gusta un montón
uuuuuuuuuuuuuuun mareo
damos un paseo
que no es nada feo
La canto, la bailo,
la saco y la distraigo,
pero a pesar de todo...
no la podré ligar.......

La máquina que no recordábamos de Big:


53 comentarios:

salvad al soldado hanks dijo...

Sí,sí, sí...tom hanks es grande, el número uno de su generación, por eso es urgente que alguien le vuelva a ofrecer un papel que nos permita olvidar esa cosa, el código da vinci ...
SALVAD AL SOLDADO TOM

Pablo dijo...

A mi pasó algo parecido. La pillé empezada y acabé enganchado. Es de esas pelis de nuestra adolescencia que no importa ver una y otra vez. Aunque yo no pude llegar hasta el final, que a esas horas los enanos ya me tienen agotados. jeje. Por cierto, al final no le vendí la página de Davis al indio que te comenté, así que si sabes de alguien que pueda estar interesado, estoy dispuesto a escuchar cualquier oferta. Y mañana a primera hora pongo lo suyo en el correo, a ver si llega para Navidad.

Adrian dijo...

Gran peli y.... oh dios mio, ese teclado es el inicio oculto de las maquinas de DDR!!! como no he podido verlo antes? increible.

Por cierto que dicha jugueteria ya no existe... jo, cada dia tengo menos razones para ir a New York, con las ganas que le tengo...

Anónimo dijo...

Adri: ¿Estás seguro de que ya no existe la FAO Schwartz? Mira que yo estuve allí hace ahora justo 3 años y funcionaba a pleno rendimiento. Y por supuesto vendían el famoso piano, a escala un poco menor, y enrrollable. Es (o era) cita obligada para todo el que visita la gran manzana.

Pablo dijo...

Perdón. El anónimo de antes era yo, pero se me envió el mensaje antes de tiempo.

milo dijo...

¿Habéis bebido todos del mismo bote de Mimosín?
¿La cercanía de la navidad está convirtiendo vuestra sangre en horchata?
Fuera de coñas esta película es de esas que ves con agrado (pero nunca lo reconoces) y te levantas del sofá con una sonrisa ñoña y con ganas de un helado :)

Plissken dijo...

Salvad al soldado Hanks:

Estoy de acuerdo con usted al 100%, pero mucho me temo que interpretaciones como la de Naufrago, Camino a la perdición o Forrest Gump tardarán bastante en volver a repetirse. Esperemos que sea su típico bache y resurja como en anteriores ocasiones.

Plissken dijo...

Pablo:

Para mí desde luego es una película que me ha marcado más en los visionados posteriores, porque aprecias más detalles y matices.

Una pena lo del trato fallido. Lanzamos desde aquí la posibilidad de adquirir un original de Alan Davis a un precio más que asequible ;)

¡Y ya estoy deseando recibir ese paquete cual cristmas navideño!

Un saludo!

Plissken dijo...

Adrian:

¡Demonios! Desconocía ese dato -el de la desparición de la juguetería. De todos modos, sólo con ver todos los escenarios reales de los comics de Spiderman o Daredevil, tardaríamos una semana, jejeje.
Y sí que podría verse como el inicio de las máquinas de baile esas, sí ;)

Abrachooooos!

Pep dijo...

Gran post este de BIG... Recuerdo con mucho cariño esta película y me sigue gustando cada vez que la vuelvo a ver.

La escena del baile sobre el piano... que grande. Una ronda de chupitos de Mimosín para todos!

Plissken dijo...

Anónimo-Pablo:

¿Y no compró usted una de esas? Joooo, con lo friki que soy yo, habría picado, a menos claro que costara muchos cientos de dólares, claro ;)

Pep dijo...

Y lo del bache del Código Dolarinchi lo cuestiono. Artisticamente será un churrasco de dimensiones cósicas, pero no creo que afecte para nada a la carrera del actor ni que suponga un paso atrás. Todo el mundo come, leñe. Más mierda a capazos hace Robert deNiro (y peores que el Código a puñados), que me da que no ha hecho una buena desde Heat y todo el mundo lo tiene cual dios del celuloide.

Saludicos!

Plissken dijo...

Milo:

Pues espere usted a que estemos más cerca de navidad, porque este año -POR FIN, porque el pasado se me esnijorció el ordenador y no pude hacerlo- toca reseña segura de Qué bello es vivir, y ahí no es mimosín lo que bebemos, ¡es almíbar! No, ahora en serio, tampoco es que me haya entrado un ataque de viejo gruñón, ni que esté pasando por la crisis de los treinta (aunque, mmmmm...). Quería recuperar un poco algunas de esas películas que estaban llenas de magia, aunque no necesitaban estar llenas de infografía para eso.

¡Además, no se me haga el duro que usted es de los nuestros!

Pep dijo...

dimensiones cóSmicas... no cosicas.

Bona nit

Pep dijo...

Pedro, ¿¿estamos jugando al gato y al ratón??

Plissken dijo...

Pep:

¡Venga esa ronda! Me ha hecho mucha ilusión poder colgar la escena en cuestión, es una pasada, ingenua y divertida y emotiva de recordar.
Por otro lado, lo del bache creo que es más en un sentido artístico, ya que en efesto el Códico aparinchi ha estado entre lo más visto este año. Aburrido, pero visto. Y los próximos proyectos tampoco son como para echar cohetes. Aunque eso sí, sigo defendiendo que una mirada suya en Atrapame si puedes o en Naufrago dicen más que muchos actores con toda su interpretación en una peli.

Plissken dijo...

Pep:

MUAJAJAJA, ¡nos estamos solapando!

Plissken dijo...

Por cierto, les recomiendo a todos visiten el blog de Pep, que ha elaborado un top 10 con las mejores alineaciones mutantes en sus tres décadas largas de historia la mar de jugoso.

Eso sí, no ha incluido mi etapa preferida, la de SCOTT LOBDELL (antes de que me lapiden aclaro que es bromaaaaaaa.)

milo dijo...

Por si quereis un Bachalo baratito,
http://www.mothcomix.com/html/BrowseSearch/Results/Artist.asp?SearchOpt=BOTH&prdArtist=Bachalo
Yo ya he pecado.....

Plissken dijo...

Milo:

Calle, calle, que estamos en plena "super-compra" a la página Artist's Choice y aún estoy esperando el total de lo pedido. La verdad es que había páginas más que comprables, y no solo de Bachalo ;)

Adri dijo...

Eso, eso, que aun no se nada de la super compra esa, como va al cosa?

Y si, juraria que vi en las noticias que dicha jugueteria desaparecia (joe, que bajon) aunque toy por mirarlo ahora en google o algo...

Plissken dijo...

Adri:

Respondido por correo queda ;)

Sobre la juguetería, y siempre según la Wikipedia, la FAO Schwarz Toy Bazar cerró en 2002, para reabrir fugazmente en el año 2003. Así que tanto usted como Pablo iban más que acertados. Ahora mismo está cerrada lamentablemente y hace tres años el suertudo Pablo pudo tocar Chopsticks en la alfombra-piano ;)

Plissken dijo...

Pero, demonios, Plissken está confundido, página web activa en esta dirección:

http://www.fao.com/custsvc/custsvc.jsp?sectionId=117

Me voy a volver loco.

Reabrió con nuevos dueños, todo aclarado. ¡Aún puedo bailar chopsticks!

Pep dijo...

Todos juntos lograremos hacer eset el post más exitoso de "Ya mamé, Plissken"!! Eso sí, sólo podemos hablar de Tom Hanks, sus películas, su actual papada y tiendas de juguetes. Prohibido hablar de originales (a no ser que sea para decir que si alguien pide, yo quiero el pin-up de Shade de Bachallo);-)

Skellington dijo...

Peter, juraría que en la máquina no hay una gitana, sino un mago (tenía barba). Y quien no pensó en currar de mayores en un trabajo así? Y para terminar:
Simisimi cocoboc
simisimi rooooock
Yo tengo una chica, bonita,
le pido una cita, repita
Quiere un helado de limón
que le gusta un montón
uuuuuuuuuuuuuuun mareo
damos un paseo
que no es nada feo
La canto, la bailo,
la saco y la distraigo,
pero a pesar de todo...
no la podré ligar.......

Espero que os la supieseis.

Pep dijo...

Sí es verdad, en la máquina hay un mago. Lo de la gitana es de otra película... La Lola se va a los puertos.

Si no es este mismo, es uno parecido:

http://static.flickr.com/57/181736903_d893bbc11b_m.jpg

Adri dijo...

Que maquina, se la sabe entera el tio!!!

Aja! nuevas razones para ir a New York, propongo desde ya organizar un viaje entre todos para ir a tocar el dichoso piano! (porque como dice Pep, no todo son originales)

Plissken dijo...

Pep y Skellington:

Me han pilladooooo, me traicionaron las prisas y a última hora no quise corregir el post. En efecto, la máquina era de un tal ZOLTAR.

Y Nacho, no, no me sabía la canción, pero molaaaaaaa ;)

Plissken dijo...

Adri:

Pues un video con todos haciendo el gamba no tendría precio ;)

Adri dijo...

Billete de avion Madrid-New York solo ida (quien quiere volver?): 295,59 euros.
Taxi del aeropuerto a la jugueteria FAO Schwarz Toy Bazar: 40 dollares (27 euros).
Pasartelo teta con los colegas dando botes sobre un piano a lo "Big": no tiene precio.

:D

Pablo dijo...

Yo tengo intención de volver el año que viene. Para finales de noviembre, como la última vez. Lo recomiendo como la mejor fecha (en verano es muy caluroso, y lo dice un sevillano), buscando que coincida con Acción de gracias, para poder ver el desfile de Macy's, al día siguiente son las rebajas, y puedes comprar tebeos y figuritas hasta con un 30% de descuentos, y encima, te lo encuentras todo ya con la decoración navideña y la pista del Rockefeller ¿Qué más se le puede pedir a la Gran Manzana?

Plissken dijo...

Aaaaargh, que yo quería ir en febrero y lo hemos tenido que dejar para otra ocasión. Pero desde luego que algún día visitaré el puente de Brooklin, la cocina del Infierno o el Empire State.

Adri dijo...

Febrero? claro, claro, y es casualidad que justo en esas fechas sea la Comic Con de New York, verdad?

Te tengo calao.

XD

Pablo dijo...

Yo tengo por ahí un listado con TODAS las convenciones de comics que se celebran en NYC. Y son muchas. A ver si la encuentro y os la mando, pero vamos, recuerdo que hubo una coincidiendo con mi estancia allí (aunque en esa ocasión no pude ir).

Plissken dijo...

Adri:

Invitados de honor:
Stephen King, Stan Lee, George Perez, Marc Silvestri, Jeff Smith, JM Straczinsky.

Invitados:
Kyle Baker, Frank Brunner, Rich Buckler, Frank Cho, Ian Churchill, Gene Colan, Oliver Coipel, Peter David, Dale Eaglesham, David Finch, Michael Golden, Greg Horn, Steve McNiven, Greg Pak, Bill Sinckiewicz, Kevin Smith, Jim Steranko... Estos son los que me interesan, me dejo varios más.

Artist Alley, o Infierno de Commissions o Ruina de Sketch-Busters:

Bob Almond

Murphy Anderson

Terry Austin

Michael Avon Oeming

Spencer Beck

Richard Birdsall

Jon Bogdanove

Brian K Bolland

June Brigman

Mark Brooks

Rich Buckler

BUZZ

Talent Caldwell

John Cassady

Bernard Chang

Sean Chen

Frank Cho

Ian Chruchill

Mathew Clark

Olivier Coipel

Gene Colan

Fingerhoff Danny

Frank Darmatta

Peter David

Michael Davis

Tom DeFalco

Todd DeZago

Colleen Doran

Guy Dorian

Ian Dorian

Arnold Drake

Dale Eaglesham

Tomy Lee Edwards

David Finch

Ramona Fradon

Jose-Luis Garcia - Lopez

Ron Garney

Drew Geraci

Keith Giffen

Michael Golden

Yvel Guichet
Gene Ha

Scott Hanna

Tony Harris

Christopher Hart

Irwin Hasen

Carmine Infantino

Phil Jimenez

Big Kev from Opie & Anthony

Andy Lanning

John Paul Leon

John Livesay

David Mack

Peter Mayhew

Ed McGuinness

Steve McNiven

Mike Mignola

Gary Panter

George Perez

Rodney Ramos

Khary Randolph

Tom Raney

Roy Richardson

Andrew Robinson

Craig Rousseau

Josef Rubenstein

Steve Sadowski

Alex Saviuk

Bill Sienkiewicz

Marc Silvestri

Walter Simonson

Jeff Smith

Kevin Smith

Tom Smith

joe Staton

J. Michael Straczynski

Arthur Suydam

Art Thibert

Roy Thomas

Ethan Van Sciver

Jhonen Vasquez

Dexter Vines

Si le dedico un comment a cada nombre bato los records hasta de La cárcel papel.

En fin, lo dicho, con todo dolor de mi corazón.

Plissken dijo...

Pablo:

La verdad es que es acojonante la cantidad de eventos, jornadas y salones que montan los yanquis entre Comic Cons, Wizard Worlds y Fairs. Y eso sin contar las librerías que lleven autores para sesiones de firmas y tal. Es el infierno! O el cielo! Según se mire ;)

Pablo dijo...

Lo unico malo de la NYC Comic Con es que por lo visto es bastante difícil entrar. El año pasado hubo MUCHISIMA gente que se quedó fuera. Eso si, si finalmente acabas yendo, me dará mucha envidia.

Skellington dijo...

Aquí no hablabamos de BIG? No os olvideis de visitar a Albert Moy y su graaaaaaaaaaan colección de originales.

¿Cuando vamos?

Nacho

Adri!!! dijo...

La madre que me......... !!!!

Joooooder.

milo dijo...

Si fletais un avión yo me monto...

Pablo dijo...

¿En cuánto estaba el record de comentarios? Ya que está la cosa animadilla, por batirlo si eso...

Plissken dijo...

Pablo:

Pues no tenía idea que allá también cerraran el acceso a los fans ante la masificación de público. De todos modos, tendrá que ser otro año. ¡A menos que nos toque el gordo de navidad, y no me refiero a mi primo!

Plissken dijo...

Skellington:

Cuando el bueno de Albert Moy viera nuestras faces transformarse paulatinamente en las muecas de una jauría hambrienta de arte original acabaría llamando a la policía seguro. ¡O a los hombres de Harrelson, incluso!

Plissken dijo...

Milo:

Y estaría invitado, no lo dude. Mientras que no sea de Air Madrid...
Lo dicho, ya será en otra ocasión.

Plissken dijo...

Y lo del record es broma, ¿eh? QUe me tienen ustedes esclavizado aquí. Cuando hablemos de los Goonies, El secreto de la pirámide o Regreso al futuro voy a tener que dejar de dormir directamente ;))

Adrian dijo...

Dios, que tres peliculones!

P.D: Si, el año pasado la afluencia fue tal que dejaron a mucha gente (y hablo de la de febrero, por eso pense que solo habia una... inculto de mi :p)

Pablo dijo...

Acabo de ver en otro blog algo parecido al tema de este post. Se trata de "grandes películas navideñas" y han comentado los gremlins. Yo creo que tambien podría entrar dentro de esa categoría ochentera ¿No?

Plissken dijo...

Adrian:

Los frikis somos como los hongos, brotamos en cualquier parte, y como no se nos controle... ¡desparramamos!

Plissken dijo...

Pablo:

No sólo entra de lleno, sino que estaría en lo más alto. Otro de esos "clásicos contemporáneos" que tuvimos la suerte de disfrutar en nuestra infancia y que el paso del tiempo no ha hecho que pierdan su encanto y su magia.

Y debo decir que yo estaba seriamente enamorado de Phoebe Cates.

Adrian dijo...

Y es uno de esos raros en que la segunda parte esta a la altura de la primera o la supera!!! (y ademas hace como mi saga favorita, Alien, y cambia completamente de registro de la primera a la segunda)

Plissken dijo...

Hombre, quizá la comedia sea mucho más alocada, pero extrañamente mantiene una fidelidad a sí misma excepcional, con ese desencanto hacia la vida moderna plasmado en los Futterman o la serie de freaks entrañables que pueblan el edificio Clamp. Incluso está ese momento autoparódico tremendo en que Kate va a recordar "otro" trauma de infancia y Billy pasa de ella más preocupado en otras minucias como escapar con vida. Joe Dante, otro que tendrá que esperar a morirse para que se le reconozcan sus méritos.

Albita dijo...

ADORO esta película. LA vi por primera vez ¿con cuántos?... ¿3, 4 años?

Siempre había tenido esa canción en mente y no pensé que la pudiera encontrar por internet ni que nadie se hubiera fijado en ella.

Me ha hecho ilusión leer esto.

Saludos!

PD: simi simis cocoboc simi simi rooock...(8)

Plissken dijo...

Albita, esta película es un pedazo de infancia para muchos de nosotros, y me alegra ver que el post sigue vivo años después de haber sido escrito y publicado. A veces cuando tengo un bajón busco el video del piano y las penas desaparecen por un momento... Esta peli es MUY grande. ¡Un saludo!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...