lunes, febrero 05, 2007

El rezagado lunes de los muertos vivientes

Esta semana me ha pillado a contrapie, la verdad. Ya se ha pasado casi el primer día y yo aún en las nubes, pero aquí estoy, al pie del cañón, para darles la tabarra como es mi costumbre y mi afición. Extrañamente la semana pasada cumplí a rajatabla con los objetivos marcados, así que para esta semanita voy a implantar un régimen anárquico en el que sólo las secciones habituales tendrán asegurada su presencia, mientras que el resto de días ya veré cómo demonios me las apaño para engatusarles con mi prosa y entretenerles con mis paranoias.

Y dado que por ahora todo queda tranquilito, no me queda más que hacerme eco de la feliz ocurrencia friki del pasado fin de semana de reivindicar la “normalización” de los no-muertos en nuestra sociedad y lograr que de una vez por todas ningún ser humano mire por encima del hombro a los zombies (a no ser que sea una mirada de horror o de pánico claro) mediante una quedada zombi en pleno centro de Madrid. Tan festivo evento se organizó con motivo del cumpleaños del pope de dicho subgénero cinematográfico, el re-inventor del muerto viviente más allá del vudú y hasta hoy uno de los mejores directores que lo han frecuentado, poblando nuestras pantallas de seres putrefactos y lentos cuyo único objetivo en la vida es el siguiente festín de cerebros. Que no es moco de pavo.

Y para amenizar el lunes, pues una canción de los Zombies, ¡toma ya alarde de imaginación y originalidad! Sean buenos, abríguense, y lean muchos comics de DC. Y recuerden, vayan por ellos antes de que ellos vayan a por ustedes.

She’s not there
The Zombies

Well no one told me about her, the way she lied
Well no one told me about her, how many people cried
But it's too late to say you're sorry
How would I know, why should I care
Please don't bother tryin' to find her
She's not there

Well let me tell you 'bout the way she looked
The way she'd act and the colour of her hair
Her voice was soft and cool
Her eyes were clear and bright
But she's not there

Well no one told me about her, what could I do
Well no one told me about her, though they all knew
But it's too late to say you're sorry
How would I know, why should I care
Please don't bother tryin' to find her
She's not there

Well let me tell you 'bout the way she looked
The way she'd act and the colour of her hair
Her voice was soft and cool
Her eyes were clear and bright
But she's not there

------ electric piano ------

But it's too late to say you're sorry
How would I know, why should I care
Please don't bother tryin' to find her
She's not there

Well let me tell you 'bout the way she looked
The way she'd act and the colour of her hair
Her voice was soft and cool
Her eyes were clear and bright
But she's not there

7 comentarios:

Skellington dijo...

Te me has adelantado. Pensaba comentar el denominado "Dia del Orgullo Zombie" del que me enteré el mismo sabado. Para fliparlo.
Aunque viendo las imagenes de los telediarios... no tengo nada mas que decir.

Nacho

Jorge Iván Argiz dijo...

¡Qué grande Romero!

Fran J. Ortiz dijo...

Y yo que no me he enterado de nada... (y así sigo). ¿En qué mundo vivo?

Ah, sí, en el de la novela que estaba leyendo (LOS HIJOS DE ANANSI de Gaiman) y los diversos cómics, como THE AUTHORITY de Millar y Quitely...

Plissken dijo...

Skellington:

Me gustaría comentarios de primera mano, aunque me imagino que usted diría su frase patentada ante el espectáculo, jejejeje.

Plissken dijo...

Jorge Ivan:

¡Qué grande, y qué miedo nos ha hecho pasar con su tetralogía!

Plissken dijo...

Fran:

Si es que debería leer más prensa ;) Y deje a Gaiman, que es malo para las neuronas, ¡las fortalece!

Adrian dijo...

Sera presumido el tal Fran este...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...