lunes, febrero 26, 2007

Lunes oscarizado

Llegamos bien descansados a este final de febrero gracias a un fin de semana de absoluto reposo en todos los sentidos. Ni labor de librero, ni golferío nocturno, ni actividad física alguna que no implicara leer tebeos, conectar el DVD o la Playstation y jugar con las gatas. Así, de una sentada servidor se pulió cosas como el tomo de Adam Strange o todo lo relacionado con Titanes y Outsiders del mes.
Y como ni siquiera me quedé a oír la ceremonia de entrega de los Oscar, pues ni sueño tengo. De dichos premios por cierto hay que reseñar que Infiltrados fue la gran triunfadora de la noche, película de la que soy un rendido admirador y que sin duda me deparó las dos horas y media más intensas cinematográficamente del año pasado junto con Vuelo 93 (película que hubiese merecido algo más de suerte, por otro lado). Por lo menos Scorsese ya ha conseguido ese premio que le permitirá acudir a las fiestas de casi todos sus amigos sin resquemos alguno, y aunque no sea Infiltrados su mejor película sí es un premio totalmente merecido.
En el típico avance de semana les advierto que algo de las lecturas comiqueras se dejará caer por estos lares, al igual que la última sección de commissionando dedicada al amigo Layton. Si llega de correos lo que tiene que llegar, esta semana verán algo gordo en la sección de originales.

Y ya sólo me resta dedicarles esta canción triste y melancólica de Lou Reed, canción reconocible para todos aquellos que ayer disfrutaran del tubo-trailer que les dejé. Por cierto, si tienen tiempo y ganas aquí pueden ver una versión especial de Perfect Day intrepretada por TODO EL MUNDO (Bowie, Bono, Dando, Jones, Vega, John, McGowan y un largo etcétera de intérpretes). Sean buenos -o malos, aquí no estamos para juzgar a nadie- a lo largo de la semana y recuerden, tengan cuidado ahí fuera.


Perfect Day
Lou Reed

Just a perfect day,
Drink Sangria in the park,
And then later, when it gets dark,
We go home.
Just a perfect day,
Feed animals in the zoo
Then later, a movie, too,
And then home.

Oh it's such a perfect day,
I'm glad I spent it with you.
Oh such a perfect day,
You just keep me hanging on,
You just keep me hanging on.

Just a perfect day,
Problems all left alone,
Weekenders on our own.
It's such fun.
Just a perfect day,
You made me forget myself.
I thought I was someone else,
Someone good.
Oh it's such a perfect day,
I'm glad I spent it with you.
Oh such a perfect day,
You just keep me hanging on,
You just keep me hanging on.

You're going to reap just what you sow,
You're going to reap just what you sow,
You're going to reap just what you sow,
You're going to reap just what you sow...

2 comentarios:

Pablo dijo...

Me encanta esa canción. Y en Trainspotting sonaba fantástica. Pero es que en esa película todas las canciones están magnifícamente escogidas. Con respecto a Infiltrados, me gustó mucho la peli, pero cuando me he enterado que es un remake de una peli china, que además es reciente, ya me parece que pierde un poco de mérito. Aunque sólo sea por falta de originalidad ¿No? ¿Alguno habéis visto la cinta original? Es que dicen que muchos de los planos están calcados.

Plissken dijo...

Pablo:

Le tengo que dar la razón... porque la tiene. Al menos en lo primero ;)
Trainspotting es una gran peli con una bso repleta de temazos, y este perfect day iba como anillo al dedo, la verdad.

Sobre Infernal Affairs, título de la cinta original hongkonesa, temo decirle que no la he visto. Quizá Pep o Fran Constantine puedan ilustrarnos al ser los más asiduos al cine asiático. En todo caso, Scorsese ha sabido llevar el mochuelo a su olivo y trasladar la trama de corruptelas, dobleces, traiciones, honor y lealtades más allá de la muerte al territorio que el controla, el de los capos mafiosos -aunque en este caso sean irlandeses y no italianos, como era habitual en otras cintas suyas-. La verdad es que estamos en lo de siempre. ¿Taxi Driver no merecía más el oscar? ¿O uno de los nuestros? ¿O casino, si me apuran? Pero la Academia funciona así, y tanto como la calidad de una cinta se premia la oportunidad, la debilidad de sus rivales y mil cosas más. Comentaba Pep la reacción medio en broma medio en serio de Ennio Morricone ante la concesión del oscar honorífico: que el habría preferido antes que ganar este "de pega" haberlo ganado por méritos propios o entrar dentro de ese club -presidido por Alfred Hitchcock- de ilustres olvidados por la Academia.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...