martes, enero 29, 2008

Heroes Segundo Volumen: Los problemas crecen

Una de las sorpresas -otra más- que la programación televisiva del pasado año deparó a los aficionados a las buenas series de televisión fue sin duda Heroes. Con un tratamiento del fenómeno superheroico desmitificador y casi minimalista, acercando el punto de vista al del hombre de la calle y jugando con tópicos y situaciones mil veces leídas sobre el papel, Tim Kring (que también ejerció como productor de otra serie bastante interesante, Crossing Jordan) supo acercar al gran público parte del universo de ficción que lleva fascinando a los lectores de cómics durante décadas. Así los telespectadores podían seguir el periplo de los diferentes personajes aprendiendo a usar sus nuevas habilidades, sufriendo el peso de la responsabilidad de ser extraordinario, mostrando el valor y la determinación de hacer lo que es correcto en el momento adecuado por elevado que sea el coste, sufriendo el acoso de organizaciones ultrasecretas con aviesas intenciones, luchando por frustrar planes para dominar el mundo. Los supervillanos, los "Días del futuro pasado"... lugares todos ellos comunes para los frikis como nosotros pero que millones de espectadores en todo el mundo descubrían capítulo a capítulo y quedaban enganchados con las desgracias humanas y las peripecias extraordinarias que vivía el ecléctico grupo de protagonistas de la serie. Dado que el épico final del primer volumen (como así han llamado a cada temporada, a modo de guiño hacia los arcos argumentales o recopilatorios de sus primos de papel) nos dejó con ganas de mucho más, no hemos podido esperar a que las televisiones españolas emitiesen el segundo volumen, y a un ritmo de dos y tres capítulos diarios nos hemos ventilado la segunda temporada como quien come pipas.



Descuiden ustedes que aquí no hay spoiler alguno, solo la recomendación sincera de un ¿telefago? que ha disfrutado enormemente de la prolongación de la historia narrada en el primer volumen. Para empezar contamos con la incorporaciçon de nuevos "heroes", algunos graciosos, otros interesantes, e incluso alguno un tanto insufrible. La historia, como nos tiene acostumbrada la reciente hornada de series televisivas, abusa de protagonismo coral, de lineas argumentales cruzadas (en esta temporada se bate el record, pues al principio casi cada personaje tiene su propia historia "aparte" que, cómo no, confluirá en dos o tres grandes líneas argumentales), de cliffhangers absolutamente brutales (y pienso en un par de ellos en concreto, de esos que le dejan clavado a uno en el sillón) y de tópicos tan queridos al género como los viajes temporales, los archienemigos con planes para dominar el mundo, la corrupción del inocente... Sé que esta temporada, perdón, volumen, ha sido vista por algunos colegas con menos entusiasmo que la primera, y que la fórmula parece presentar cierto cansancio, pero para un servidor y señora las andanzas de Takezo Kensei por el Japón Feudal, la visita a tierras irlandesas de alguno de los protagonistas, y la continuación de la historia del Sr. Bennet (para mí de largo el mejor personaje de la serie, curiosamente uno de los pocos humanos sin habilidades extraordinarias, junto al Dr. Suresh, que goza de eminente protagonismo) han sido más que suficientes como para que espere ansiosamente el regreso de Heroes para el año que viene, con una temporada completa más allá de los once capítulos en que ha quedado este volumen debido a la huelga de guionistas y que fuerza una resolución quizá algo apresurada de todas y cada una de las historias. Lo único que lamento es no poder disfrutar de la serie como un neófito, como alguien que no ha leído un sólo tebeo de Batman, los X-Men o Watchmen, que no sabe que es un "flash forward" ni qué significa aquello de que un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Para esos afortunados cada sorpresa es genuina y cada descubrimiento una maravilla. A ver si llegan pronto los comics de Heroes y captamos algún nuevo lector como ya ocurriera el año pasado con 300 o V de Vendetta y a buen seguro ocurrirá con Watchmen.



Ains, Claire, mi Claire, que con Elle ha aparecido una más que digna contrincante... en todos los sentidos.

5 comentarios:

Yota dijo...

Yo soy de los pocos que disfrutaron con esta segunda temporada. ¡Madre mía que final!

Bruce dijo...

A mí en general me gustó, el final me pareció mejor que el del 1º vol.
Que recuerde ahora mismo, lo que no me gustó nada fueron los dos hermanos sudamericanos, demasiado protagonismo en algunos capítulos y actuaciones bastante pésimas (aunque ella está buena) ^_^

Plissken dijo...

Yota, el final final mola, no se puede negar que es bastante épico. Pero llegan de una forma apresuradísima y lo focalizan tanto que uno no puede menos que pensar lo mucho que los productores dejaron en el tintero de esa media temporada evaporada para escapar de la huelga de guionistas y de un parón que probablemente habría "matado" la temporada.

Bruce, estoy contigo en que las incorporaciones venidas del sur son lo más flojito, mas que nada por algunas de las reacciones... ¡Pa matarles! Y eso que el rollo Capa y Puñal que llevan puede dar mucho juego -nótese la manera hábil de evitar soltar spoilers, jejeje-.

En cualquier modo, ahora nos toca esperar un añito al tercer volumen, demonios...

Jaime Sirvent dijo...

Yo no he visto todavía el segundo volumen. Pero el primero me gustó mucho, pondré la mula a trabajar:)

Plissken dijo...

Jaime, la verdad es que no sabría decirte cuando se estrena en España... A mí me pudo el mono, desde luego ;D Además, como mínimo vemos los capítulos de dos en dos, eso de uno a la semana es demasiado poco, jejeje.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...