martes, agosto 12, 2008

Green Arrow Año Uno: Infierno en el Pacífico

La historia ya nos la sabemos, pero nunca está de más recordarla. Oliver Queen es un pastoso hijo de perra de la peor calaña. Engreído, inconsciente y hastiado de todos los placeres que el dinero puede alquilar se dedica a poner su vida en peligro en mil y una escapadas de aventura extrema que le llevan por medio mundo en busca de genuinas emociones. El encargado de hacerle de niñera, salvarle la vida cuando toca y sufrir sus insoportables cambios de humor es un antiguo miembro de las fuerzas especiales, Hackett. Éste convence a Queen para que realice una inversión cuantiosa en un negocio inmobiliario poco claro que incluye la construcción de un complejo turístico costero en algún paraíso insular del Pacífico. Oliver Queen accede y entrega a Hackett un dineral en bonos, pero finalmente decide acompañarle en su yate pese a las reticencias de su empleado. Durante el viaje Oliver parece renegar un tanto de su vida superficial y absurda, y recuerda con cariño un momento particular de su infancia, cuando conoció al doble de Errol Flynn en Robin Hood, el especialista en tiro con arco Howard Hill y encargado de las escenas de acción, que apreció en el muchacho unas habilidades innatas en el manejo del arco.


Pero la tranquilidad del crucero rutinario se rompe cuando Hackett tira de la manta. No hay operación inmobiliaria sino una estafa elaborada para librarse de la nefasta compañía de su jefe ricachón y poder establecerse por su cuenta. Tras una breve pelea Oliver es arrojado del barco y dado por muerto... pero la corriente arrastra al millonario hasta una isla en la que deberá aprender a sobrevivir. Contando con una ferrea voluntad y con sus habilidades como tirador con un improvisado arco Ollie se las apaña para cazar, vestirse y guarcerse del sol abrasador, al mismo tiempo que la exploración de la isla le depara una serie de desagradables sorpresas: restos quemados de un poblado que indican una agresión realizada por profesionales, avionetas con sicarios armados, y todo apuntando a que en esa isla hay en marcha algo muy peligroso. Cómo nuestro Ollie consigue solventar la papeleta y convertirse no ya en un hombre íntegro sino en un decidido luchador contra el crimen es algo que merece la pena leerse.



En un año en que Green Arrow ha tenido cierta importancia dentro de DC (este mismo mes en la edición española de la JLA el caballero se casa con cierto pajarito) el guionista Andy Diggle y el dibujante Jock revisitan el origen de uno de los personajes más icónicos de la editorial desde su particular y genérico punto de vista, más relacionado con el thriller de acción que con los superhéroes. La historia buscar ofrecer una génesis orgánica para el personaje, articulando un antagonismo fuerte entre los protagonistas (Queen-Hackett) y dando al origen de Flecha Verde un carácter iniciático que deriva en su tramo final en tintes casi de mesianismo. La historia es muy sencilla y en realidad no busca ofrecer sorpresas ni giros explosivos, sólo enganchar al lector con una persecución sin tregua ni piedad aderezada por adrenalínicas secuencias de acción ambientadas en una isla que muy bien podría ser la de Perdidos. La acción es de una fisicidad extrema, con decenas de flechas atravesando manos, pies y brazos, y hay algún momento gore que provoca cierta incomodidad en el lector.



Las dos páginas originales que acompañan estas líneas proceden de la página Splash Page Comic Art, en la que pueden encontrar muchos otros ejemplos del trabajo de Jock. Por cierto que el dibujante llevó un buen montón de originales a Barcelona de los que vendió bastantes gracias a su espectacularidad artística y a unos precios bastante ajustados.

Con media decena de personajes, un escenario atractivo y una situación límite Jock y Diggle nos regalan el storyboard de la película de acción casi definitiva -esto se adapta solo, señores de la Warner- que además constituye el origen esperemos que definitivo del personaje, proporcionándole una historia de fondo un poco más cohesionada que el hasta ahora canónico (el millonario que se cae por la borda y se enfrenta a unos piratas en una isla desierta) o la revisitación de Grell en El cazador acecha (caída accidental, supervivencia en condiciones extremas y detención de dos hippies fumados). La inclusión de algunos elementos de esas historias, o la broma a costa de la flecha noqueadora (precursora de esas flechas trucadas tan camp que durante años fueron inseparables de nuestro arquero favorito) son detalles de agradecer para el lector de largo recorrido. Resumiendo, que estamos ante un tebeo de lectura más que recomendable en estas fechas -y en cualesquiera otras- realizado por los tipos que nos trajeron esa estupenda serie que es Los perdedores (miren, iba a enlazar el título con la entrada previa, pero casi mejor que se pasen por aquí mañana, donde recuperaremos a Aysha, Jensen, Chucho y compañía en una refrescante sesión del Baúl de Plissken para complementar de este modo la reseña de hoy).

7 comentarios:

BELDARIN dijo...

Mr Plissken una historia muy justita del arquero mas famoso del mundo. Pero unos dibujos impresionantes. Que haces que camines por la selva.

Skellington dijo...

De lo mejorcito que he leido este verano. Imposible no pensar en nuestro querido Swayer de "Lost" vestido de verde esmeralda.
Lo que hace una isla...

Nacho

Adri dijo...

Y Milo eleigio la unica pagina que el tio no queria vender.

No veas que ojo tiene Raul para estas cosas, el jodio ;-)

Al final ambos dos pilllamos pagina, aunque no esa, claro.

Plissken dijo...

Beldarín, ¡y usted que lo diga! Yo por si acaso llevaba mi arco preparado, jejejeje.

Plissken dijo...

Nacho, lo has clavado con el casting, o al menos coincido contigo. Ese aire canalla de un tío que se viste por los pies le vendria que ni pintado al personaje. Sawyer es grande, pero al final de la 4ª temporada es DIOXXXX.

Plissken dijo...

Adri, si es que Milo tiene un ojo clínico ;D Yo me decanté por la página de Los perdedores, que ya puestos publicaré esta semana y así habré hecho sin comerlo ni beberlo la semana temática Jock - Diggle, pero si se vuelve a poner a tiro alguno de esos originales a esos precios, no te digo que no vuelva a picar ;D

Adri dijo...

Yo, de hecho, piqué con otra de Los Perdedores... ays, si es que somos débiles!!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...