domingo, septiembre 23, 2007

Cómo caldear un estreno: [REC]

El reciente cine fantástico español, dejando de lado a directores con vocación de epatar y labrarse un lugar bajo el sol a base de tópicos (Tesis) o a rebufo de recientes producciones de género de indudable éxito comercial (Los Otros) cuenta con dos nombres cuya carrera ha venido unida desde hace cinco años y ha transitado por sendas similares. Plaza y Balagueró se labraron una reputación a prueba de bombas entre los aficionados más exigentes con sus rotundos cortos, en los que experimentaron visual y conceptualmente con tópicos y situaciones extremas. Si Jaume Balagueró sacudió los cimientos del terror hispano con la tremenda, aterradora y perfecta Los sin nombre (1999), adaptando una novela de Ramsey Campbell, Paco Plaza haría lo propio años más tarde con El segundo nombre (2002). Las carreras de ambos coincidirían en la dirección de ese engendro que fue OT: La película (también del 2002), trabajo alimenticio que les permitiría emprender sus siguientes proyectos, siempre dentro de las coordenadas del cine de género fantástico, y más concretamente el de terror. Mientras que Jaume Balagueró ofrecía dos sólidas producciones con reparto internacional y vocación comercial (la irregular Darkness y la atmosférica y emocionante Frágiles) Plaza nos llevaba a los territorios de la leyenda del lobisome patrio con Romasanta (2004). Un año más tarde ambos volvían a coincidir en la producción televisiva Películas para no dormir (cuyo visionado recomiendo fervientemente) encargándose de dos de los capítulos más eficaces y recordados (con permiso de Alex de la Iglesia y su Habitación del niño): el cruel relato infantil Cuento de navidad, mezcla de los Goonies, Viernes 13 y Otra vuelta de tuerca (Plaza) y el psycho-killer al uso Para entrar a vivir, rodado con el pútrido estilo visual y la habitual eficacia de un Balagueró que se conoce los mecanismos del género de terror al dedillo.

Tras esa colaboración surgió entre ambos el germen de un nuevo proyecto en común. La premisa del film es tan sencilla como aterradora. Filmar una historia de terror en tiempo real y con el sistema de cámara al hombro que realizadores como Paul Greengrass han elevado a la categoría de arte y que tan buenos resultados dió al cine de terror con películas como El proyecto de la Bruja de Blair. En ese concreto momento lanzaron un avance en exclusiva para la página de referencia en cuanto a información sobre películas de género se refiere: Aullidos.com.










Este trailer avanza la ambientación y el estilo, aunque para conocer el argumento de la película aún pasarían unos meses. Una joven reportera y su cámara acompañan en el turno de noche a una patrulla de bomberos. Lo que en principio era una rutinaria llamada para atender un posible brote vírico en un edificio acabará convertido en una terrorífica ordalía de violencia, horror y muerte cuando la infección se extienda entre el vecindario y la sed de sangre se apodere de ellos. Con esta premisa argumental ciertamente poco original, pero con una vocación de estilo rompedora y minuciosamente planificada, en la página Aullidos nos deleitaron con una amplia selección de fotografías del film que no hacían presagiar sino una experiencia fílmica intensa y angustiosa de primer orden.






Siguiendo una campaña bastante planificada en lo que a dosificación de información se refiere, a la aparición del póster definitivo se añadió la noticia de que la cinta se proyectaría en una de las secciones paralelas del Festival de Venecia, con lo que eso supone a la hora de lograr atención por parte de la crítica y proyección internacional para la película.





De hecho, tanta expectación había levantado el film durante el proceso de producción que ya en agosto se anunciaba un remake yanqui de la película de Balagueró y Plaza, trasladando el brote vírico de rabia a Los Angeles y manteniendo el estilo de reportaje periodístico que a priori será la gran baza del film. Además los directores serán John y Drew Dowdle, autores de una reciente película que ya va para película de culto, The Poughkeepsie tapes, o la reconstrucción de los crímenes salvajes de un psicópata partiendo de las grabaciones que él mismo hacía de sus crímenes.



A la positiva recepción crítica en Venecia ya no queda más que sumar el trailer definitivo de la película y algún que otro clip, como el de la grabación de los efectos de sonido, que no hace sino confirmar el ambiente de desquiciada locura que a partir de cierto momento se apoderará a buen seguro de los desgraciados protagonistas de [REC] y que los artífices de esta producción intentarán transmitir al máximo a una audiencia que probablemente vivirá una experiencia tensa y aterradora. Ahora sólo queda esperar al 26 de octubre, fecha oficial de su estreno tras su proyección en Sitges, y reunir el valor suficiente para ver la película en una sala a oscuras llena de posibles infectados. Servidor no está seguro de lograrlo...












Para acceder a la página de Youtube con todos los videos -más los cortos de Balagueró, no aptos para estómagos sensibles, ojo-, podéis visitar este enlace.

Para consultar todas las entradas de Aullidos.com dedicadas a la película, podéis visitar este otro enlace.

6 comentarios:

Chatranas dijo...

La verdad es que vi el primer avance en el cine, no sabia nada de que se estubiera rodando semejante obra, y el trailer, con esos bomberos, esa oscuridad y esa jodida niña, golpearon con violencia mis neuronas dedicadas a "Tengo que ver esa peli"....

Ardo en deseos de verla, aunque bueno....yo siempre ardo...de normal..

Un honor haberle descubierto...seguimos en contacto....un dia le hablaré de las tribulaciones de un demonio un tanto freak, en un mundo de locos como este...

Roy Batty dijo...

¿Que quiere decir con lo de la tortuga? Y por favor no me pregunte por mi madre.
Bueno a lo que iba, la verdad enmi humilde opinión no me suelen gustar las películas de Balaguero. Creo que son un quiero y no puedo, y lo único que hace es copiar de mala manera lo mejor del cine Yanqui. Saludos.

Plissken dijo...

Chatranas, cuidado con la combustión espontánea, suele ser una fiebre de la que uno no se recupera. Por lo demás, encantado de conocer a otro colega que sabe que a veces los locos son los están fuera del manicomio...

Suerte con la revista!

Plissken dijo...

Roy, en su afirmación estoy bastante de acuerdo si hablamos de Darkness y de Frágiles en parte (demasiados efectos de sonido y cortes de montaje más como recordatorio de la autoría de Balagueró que como elementos formales puestos al servicio del argumento de la película). Peeeero Los sin nombre me sigue pareciendo hoy, casi una década después de su estreno, una grandísima película sobriamente contada, terrorífica por momentos, que supo aprovechar lo mejor del material del que partía -la novela homónima de Ramsey Campbell, mucho más aburrida y morosa en el desarrollo de acontecimientos y con un happy end al uso- y que ofreció a los aficionados al género uno de los finales más secos, duros y eficaces que un servidor recuerda.

"Ya te llamaré".

Los pelos como escarpias, oiga.

miguel dijo...

De verdad que Ot: la película no le parece una historia terrorífica?? Por Dios, si salen Bustamante y Bisbal...riete tú de Karloff o de Lugosi...

Plissken dijo...

Cierto, cierto...

Un amigo me dijo en su momento: no tienes huevos a ver esa película.

¡Y no los tuve!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...