miércoles, septiembre 19, 2007

XII Jornadas Internacionales de Comic Villa de Avilés: En el ojo del huracán

Y finalmente desembarcamos en Avilés el miércoles por la noche, con el tiempo justo de dejar las maletas e incorporarnos a la cena con los miembros de la banda que ya estaban “trabajando” en las terrazas de la ciudad en busca de autores o asistiendo a la charla que correspondía esa tarde. Lo digo de veras que uno se siente allí en casa, y entre los amiguetes como si no hubiesen pasado meses desde la última vez que nos vimos. Y es que a lo largo del año podemos coincidir algunos de nosotros a lo largo de otros salones o jornadas, pero en Avilés es donde mayor confluencia de frikis se produce año tras año. Si la cena del primer día fue para nueve comensales la del sábado por la noche rondó ¡¡las veinte personas!!

Realmente este año hay que decir que el impresionante cartel de invitados y asistentes produjo un no menos impresionante efecto llamada entre los aficionados. La presencia de George Perez o Michael Golden ya eran de por sí casi imprescindibles, pero si a ello le sumamos Gene Ha, Liam Sharp o Ángel Medina, más los repetidores Ploog o McKone, se comprenderá a la perfección que este año hubiese más aficionados en las Jornadas que ninguno que yo haya vivido (sólo la presencia de Victoria Francés hace dos años provocó una reacción similar). Y ya a partir del jueves por la mañana nos sumergimos de lleno en el maremoto que son las Jornadas en sí. A las ruedas de prensa matinales le seguía un paseo por las terrazas y las opíparas comidas asturianas regadas con waino o con sidrita, para luego volver a las terrazas a por un café temprano a la espera de que algún autor que pasase por allí se sentase a dibujar para los aficionados que allí esperábamos con una mezcla de ansiedad y nerviosismo. La elevada afluencia de público y dichos nervios a flor de piel propiciaron la aparición de un fenómeno nuevo en las Jornadas de Avilés –al menos para mí- como fue el de las listas para mantener el orden en las colas. El que autores como Perez, Golden o Ha necesitasen una lista en la que figurase el orden exacto de los aficionados puestos en cola dice mucho a la hora de la educación, civismo y maneras de nosotros los aficionados, y es algo que debería –otra vez más- hacernos replantear nuestra actitud en este tipo de reuniones en las que la organización favorece el contacto directo con el autor de una forma total y abierta como no se da en ninguna otra de las Jornadas celebradas a lo largo del año y a lo ancho del país. Pese a todo, los nervios eran recompensados en la mayoría de los casos con el correspondiente sketch o cuando menos con alguna que otra amigable charla en las colas –cuando eso era posible-. Una vez terminada la jornada los autores marchaban con la organización para la cena y nosotros buscábamos un hueco para cenar, hueco que cada vez había de ser más grande para acogernos a todos. De ahí a la carpa a tomar unas copas en buena compañía hasta que el cuerpo aguantase y a dormir cuatro o cinco horas hasta que el ciclo comenzase de nuevo.

Ya han pasado varios días y todo ha vuelto a la normalidad. La rutina del trabajo se apodera de un servidor y hasta las próximas jornadas queda mucho camino por recorrer. Pero la alegría de Jorge, Diego y Germán, la simpatía arrolladora de Irma y Mark, la marcha de Brita o los chascarrillos de Rodney Ramos nos ayudarán a sobrellevarlo de la mejor manera posible.

Y de la banda, ¿Qué puedo decir? De Madrid llegaron Adri, Edu, Luis, Alberto, Txema, Nacho, Miguel, Mariu y las Evas. De Cantabria Óscar, reincorporándose tras un año de ausencia. De Burgos Raúl, Jesús y Ester. De Tarrassa el incombustible depredador Juan Rojas. De Barcelona los Óscar y Xavi (que ya tardan en darse de alta en cierta lista de correo). De Gijón Jorgele y Judith. De Pamplona nuestros amigos en el “destierro” Cris y David. De Galicia Pachu, un habitual con el llevo coincidiendo varios años en las Jornadas, al igual que con Kapy, y si bien es cierto que el roce no hace el cariño sí que provoca una cierta familiaridad que haga que nos saludemos con gusto año tras año y que podamos charlar tranquilamente mientras esperamos a que algún autor nos dedique un tebeo o nos haga un dibujo. De Málaga Alberto y Sergio (los chicos de Saturno Ediciones) con ese amigo al que han arrastrado de mala manera al lado oscuro del frikismo. La foto de familia –incompleta por todos lados, no lo duden, a la espera de que Óscar Barna mande la suya por correo a ver si en esa si está todo el gang- habitual cerró unas jornadas que como siempre permanecerán en el recuerdo con lo bueno y lo malo, con las enormes alegrías y las pequeñas decepciones.






Dios, aún falta un jodido año entero para las siguientes.

Aún no están todas las crónicas que son, pero pueden ustedes ver qué tal lo han pasado en las Jornadas de Avilés Diego García, imprescindible traductor y recordman absoluto en vaciar cervezas de un solo trago, Txema, Juan Rojas o Enrique, de cuyo blog he sacado la foto de familia.

Por mi parte mañana espero dejarles un repaso gráfico a las Jornadas, así que no se lo pierdan.

12 comentarios:

saniest dijo...

Que buen rollo destila tu crónica...como se nota que te volvistes con dibujo de casi todos y además chulos.......

XDXDXD

Este año no depende del cristal del que se mire sino de lo que pese el bloc o laminas de dibujo.....

En fín habra que ir buscando un Aviles alternativo según se maxifica este jiji aunque lo peor de todos es que mucha queja pero el año que viene habra que volver a cierta cita ineludible en medio de los exmanes de fin de carrera

PS: George Perez es el puto amo.....eso de llegar a las 16 a las terrazas con los buitres sobrevoando el terreno y estar alli hasta las 21 3 días seguidos tiene mucho mucho merito

Escanea ese dibujo de Jesus de la libreta y entonces actualiza el post que si te quedara redondo del todo

Yota dijo...

Exacto, pese a todo el año que viene allí estaremos.

Juan Rojas dijo...

ya falta menos para las próximas jornadas 3 días menos para el año próximo, yo repitiere como este año desde el primer día o si me apuras estoy el domingo anterior allí ,
ya he puesto todas las fotos el picasa y algún dibujo.

Plissken dijo...

Saniest, no te engaño, conseguí prácticamente todos mis objetivos, pero nunca he dejado que un salón o unas jornadas se estropease por ese factor. De hecho, pospusimos casi un día entero nuestra llegada para hacer algo de turismo. Luego, pues este año hubo suerte con algunos (Coipel y Golden sobre todo) y mala suerte -por inoportunidad, más que nada- con otros (la carica que se me quedó con Gene Ha fue de antología), pero de verdad que aunque no os lo creáis yo me quedo con las cenas y la fiesta en la carpa, que no abandonamos ningún día antes de las tres de la mañana ¡y eso que allí no hacen dibujos! Como repito una y mil veces, Avilés son nuestras vacaciones de muchas cosas: de la rutina, del trabajo, del clima seco y asfixiante de Levante, de los cientos de malos rollos que hay por todas partes. Y en ese sentido intento disfrutar al máximo de esos días. Además, si te fijas en otras crónicas de las Jornadas, la sensación ha sido en general más que positiva. La sensación general es la de que este año había más gente -sí-, que era más costoso conseguir dibujos -también-, que las láminas se quedaron cortas -supongo que el año que viene doblarán la tirada por si acaso-, pero que a pesar de todo se disfrutaron como siempre.

Esta semanica dejaré un sketch-buster especial que más o menos aclarará algunas cosas acerca de mi filosofía como sketch-buster.

Plissken dijo...

Txema, si ya estamos todos pensando en volver, jejeje...

Plissken dijo...

Juan, es usted el maestro oscuro sin duda, cuando los demás llegábamos usted volvía ;D

¡Viva la sidra y los chorizos de Avilés!

Pablo dijo...

Acabo de llegar de una conferencia de Berberian en la Fnac. El tío (que es clavado a Al Pacino pero con cara de francés) ha sido de lo más amable. Me ha hecho un par de dibujos del Sr. Jean y Sra. y además luego hemos podido incluso tomar una cerveza con él.

El consuelo de uno que no fué a Avilés...

Plissken dijo...

¿No estuvo también en Avilés? ¿O fue Dupuy? Como le envidio por su don de lenguas, a día de hoy mi segunda mayor barrera a la hora de tratar de comunicarme con autores a los que admiro hasta la extenuación. Luego está la timidez neurótica del primer contacto, pero en fin... Con chidra, shervesha y waino todo se cura :D

Pablo dijo...

En Avilés estuvo Dupuy, que ahora se ha quedado trabajando en París y se ha venido Berberian a Córdoba y Sevilla. Y mi don de lenguas es el normal, un poquito de inglés y punto. Lo que pasa es que a la mesa redonda fuí con Agreda y Pablo Velarde, y eso siempre ayuda a la hora de meterte en faena.

Anónimo dijo...

No se si caberarme porque me has cortado de la foto (yo estaba en la derecha), foto que creo que hice yo mismo con el auto-shooter (aunque igual no era con esa cámara...)o por lo de la simpatía, ¿cómo era? ¿arrolladora?

pues eso...

por lo menos, aunque no arrolle a nadie, me has nombrado, a mí, al anti-frik

Plissken dijo...

Pamplonauta, descuide que estoy a la espera de recibir la foto de Óscar Barna, que es la que usted colocó en encuadre oblicuo lateral y que es la que espero que nos muestre a todos -Óscaaaaaaaar-, esta la saqué del blog El archivo de Typhares y como ya dije, son los que están, pero no están todos los que son...

¡¡¡En fin, que el año que viene más, anti-frik!!! O en su caso, frik de lo suyo, jejejeje.

Por cierto, jodido Holden :C

Plissken dijo...

Pablo, a eso lo llamo yo ir en buena compañía, jejeje...

Yo cada vez me doy más cabezazos contra la pared por mi nulo inglés hablado...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...