miércoles, abril 23, 2008

Diario de Guerra de un sketch-buster: Ficomic 2008, la crónica

Otros años he realizado un pormenorizado repaso al Salón de Barcelona desde mi particular punto de vista, y aunque este año las sensaciones han sido más encontradas que nunca al final me pueden las ganas de compartir con ustedes el ajetreo, los nervios, las anécdotas y las horas de espera vividas la pasada semana. Como suele ser habitual, lo iré repartiendo en varias entradas para no saturarles y para no tener que escribir de tirón el megapost que sería necesario.


Jueves: La misma vieja canción


Barcelona nos recibió y nos despidió con un tiempo lluvioso y fresco que, si bien los barceloneses agradecían enormemente, a los que llegamos de fuera nos pilló un poco por sorpresa, y el resto del fin de semana, en el que no llegó a despejar del todo, nos lo pasamos esperando el siguiente chaparrón. Tras una fugaz visita al hostal donde estábamos alojados el mismo día de nuestra llegada, el jueves, nos plantamos a las dos en el recinto del Salón con un único objetivo: Tony Harris. Nada más llegar se confirmó la mala noticia de la ausencia por motivos personales de Adam Hughes, lo que supuso una pequeña decepción por las ganas de volver a coincidir con el dibujante y un efecto colateral cuando menos curioso, la concentración de aficionados para autores que quizá no tenían el mismo tirón que Hughes pero que de esa forma pasaban a convertirse en objetivo prioritario. La espera de cuatro horas y media en la cola de Harris que iniciamos nosotros fue tranquila y resultó bastante amena puesto que casi todo el tiempo lo pasamos saludando a los rostros conocidos de otros años, coleccionistas de dibujos habituales en las colas o amigos que ya se habían desplazado hasta el salón para una primera toma de contacto.

Apenas tuvimos tiempo de ver demasiado en esas cuatro horas, pero sí nos dimos una vuelta de reconocimiento por las exposiciones y echamos un vistazo rápido a alguno de los stands de merchandising, que este año tenían algunas estatuas y dioramas de auténtica impresión (una Gata Negra espectacular, un Superman con el Daily Planet en movimiento, bustos de Star Wars a tamaño natural). Conforme se iba acercando la hora los nervios se apoderaron de un servidor de mala manera. Tony Harris era uno de los autores que más ilusión me hacía conocer, y la mera posibilidad de conseguir un dibujo suyo ya era bastante. Llegada la hora de su sesión de firmas, el Gran Hombre apareció con su corpachón sureño y haciendo gala de una campechanía muy encomiable. Los nervios continuaron pero desde el primer momento Harris dejó claro a qué había venido. Abriendo un bloc de dibujo que traía me preguntó directamente que qué quería. Si preguntáis qué personaje me dibujó, os apunto dos negativos. El nivel de los dibujos realizados en esa primera sesión sólo fue eclipsado por la simpatía mostrada por Tony desde el primer momento, y es que en esta su primera visita a una convención europea el dibujante debía querer dejar un buen recuerdo entre los aficionados.


Al mismo tiempo que Harris dibujaba a Indiana, Conan o la Gran Máquina, Michael Golden afrontaba una maratoniana sesión de firmas que comenzó realizando cabecitas de Batman sin demasida convicción y que acabó rematando con dibujos de la más variada clase y condición entre los que los soldados de Nam, las Vampirella y los Doctor Extraño se llevaban la palma. Igualmente hay que mencionar la entrega de Jock y Diggle, que realizaron al alimón la primera de las múltiples y en ocasiones maratonianas sesiones de firmas. Nos pusimos en su cola tras acabar con Harris pero no conseguimos que el turno nos llegara al acercarse la hora de cierre del Salón. Aunque se hizo una lista para los que nos quedamos en puertas, aproveché para comprar un original de los Perdedores que me llamó mucho la atención, y de esta forma dejarlo en el hotel el primer día, evitando tener que pasearlo. Aún dio tiempo en el transcurso de esa misma tarde a pedirle un pequeño sketch a Melinda Gebbie, muy solicitada en principio y reticente a dibujar en primera instancia, aunque finalmente realizará unos pequeños pero cucos bustos de sus Lost Girls para todos aquellos que lo solicitaron.


Golden, Gebbie, Bagge e Yslaire. Así se empieza un Salón del Comic, con un terremoto y de ahí para arriba

Viernes: De peces, náufragos, lluvia y dibujantes nacionales

El día tonto de este año sin duda fue el viernes, sin sesiones de firmas matutinas y con un cartel muy reducido en el stand de Ficomic fue el día que dedicamos para realizar un poco de turismo por una Barcelona que, de nuevo, nos regaló con más lluvia y tiempo encapotado. NO les recomiendo que visiten el acuario de la ciudad (sobretodo si han estado recientemente en el Oceanográfico de Valencia) y por contra sí les recomiendo encarecidamente que acudan al IMAX a ver el sensacional documental sobre Shackleton y su fallida expedición antártica. Se frustró nuestra visita al tejado de la Catedral por la lluvia (por segundo año consecutivo) y acabamos abocados una vez más a ir al Salón dado lo intempestivo de la climatología. De nuevo llegamos al Salón a la hora de comer y nos separamos momentáneamente. Miss Sparks se quedó en la cola de Terry Moore y un servidor pasó al stand de Planeta a por David López, simpático y accesible como siempre. De ahí pasé a Norma donde Giardino dio buena de una cola bastante numerosa en la que firmó mucho más de lo que la organización en principio había estimado. Aún hubo tiempo de ser los últimos en la sesión de firmas de Carlos Areces en El Jueves y finalmente rematamos la tarde en el stand de las Islas Baleares, donde Guillem March nos hizo un dibujo de Poison Ivy realmente espectacular. Mientras, la sesión de firmas de Manara era multitudinaria y maratoniana.


Carlos Areces (o Carlös, como firma en El Jueves), una de las figuras más mediáticas de este Salón y prueba del éxito de Muchachada Nui entre... la muchachada

Sábado: El corazón de las tinieblas

Si el año anterior decidimos evitar el sábado a toda costa este año los horarios de firmas nos abocaron necesariamente a asistir el peor día posible para nosotros, el día en que más afluencia de público acude al recinto ferial y en el que los nervios de las colas están más alterados. Comenzamos la mañana en el stand de Ficomic y repitiendo cola para Jock y Diggle. Aunque algunos hicieron valer su puesto en la famosa lista para Tony Harris nosotros obviamos la lista existente para Jock que nos garantizaba el primer puesto y pasamos a ocupar el tercer y cuarto lugar que el orden de llegada nos otorgaba. Una charla muy maja con escritor y dibujante y muchísimas ganas de leer ese Flecha Verde Año Uno de próxima publicación en España.

Por la mañana ya tuve una primera bonita experiencia en el stand de Planeta. Saiz, Pacheco, Manara y Sale en el lapso de cuatro horas, y un servidor que llega con toda su buena intención preguntando cuanta genta había en cada cola, por aquello de ver opciones y calibrar CUAL de todas ellas hacía. Y aquí empezó la fiesta de este año. Un tipo, habitual, me dice que no se puede estar en todas las colas, que es imposible, pero no suelta prenda, porque el amigo está haciendo la cola de Saiz y la de Pacheco al mismo tiempo, y además está en la de Manara. El cachondeo máximo elevado a la máxima potencia, un cinismo digno de todo elegio por la sinvergonzonería y caradura demostrada por este y otros especímenes. Caso espectacular fue el de una señora, igualmente habitual, que estaba la primera primerísima para coger número en DOS colas, Sale y Manara. Resultado: Señora Gnomo DOS dibujos, PISSKEN uno en el mismo lapso de tiempo y con el mismo esfuerzo, por escrupuloso y por bobotonto. Dejando de lado esto, y cuando vi claro quién había en cada cola, opté por Jesús Saiz, para pasar a la cola de Tim Sale para las cuatro de la tarde, cola en la que se agolpó una muchedumbre arrastrada en gran medida por la repercusión mediática de la participación de Sale en los diseños de la serie Heroes. Empujones, nervios y la incertidumbre de si Tim Sale haría algo más que churros que finalmente se vieron recompensadas con un pequeño pero resultón dibujo. De ahí pasamos a ser los primeros para la cola de Javi Pina, al que llevé su primer comic USA (Vampirella) y lo último que ha publicado allí (Suicide Squad), y hasta aquí llegó el sábado porque un desfallecimiento de Miss Sparks forzó nuestra temprana retirada, aunque lo cierto es que los objetivos del día ya habían sido cumplidos con creces.

Domingo: Lo que queda del día

El domingo, ya cubiertos prácticamente todos los objetivos mínimos, fuimos un poco al albur de lo que los acontecimientos permitieran. Pese a que el día de antes habíamos encontrado una pulsera roja en el suelo (ya volveré sobre ello en las conclusiones finales) decidimos entrar con nuestra acreditación de invitados de la organización a la misma hora que el común de los mortales. Cuando se abrieron las puertas una estampida de gente corriendo nos desbordó por todas partes y, dado que Pacheco ya tenía gente optamos por Moebius en Norma. Craso error estratégico pues por un lado Pacheco se portó como un auténtico campeón, firmando y dibujando durante más de dos horas, y por otro Moebius no sólo se retrasó sino que redujo su sesión de firmas con Norma a doce firmas con dibujo y 20 firmas sin dibujo. ¿Adivinan qué numero llevaba un servidor? ¡EL CATORCE! A eso le sumamos una discusión a gritos entre dos aficionados franceses y uno español sobre el lugar a ocupar en la cola y desde luego entenderán que se trató de una cola a olvidar. Tras comer por las inmediaciones ya sólo restó conseguir un dibujo de Peter Bagge para una amiga y la firma de Ray Harryhausen en Furia de Titanes para despedir un Salón del Comic ciertamente intenso y cargado de luces y sombras.


Ray Harryhausen, Tim Sale, Terry Moore y Moebius poniendo el broche de oro al Salón

Conclusiones: La soledad del sketch-buster de fondo

Más o menos la dinámica de este año ha sido como la de los anteriores sólo que elevada a la enésima potencia. Largas ristras de mochilas guardando el puesto en una cola fantasma vigilada ocasionalmente por algún miembro de cada clan (el de los italianos, el de los alemanes, los de los franceses) y gente danzando sin el menor pudor de una cola a otra mientras los "no profesionales" se estrellaban contra un muro de silencio y de hostilidad digno del mundo en que vivimos. La situación me recordó poderosamente esa situación vista en la que unos primos o tórtolos son víctimas de los tiburones que los mangonean sin piedad, estilo El golpe o Rounders. El hecho de que todos queramos lo mismo y cada vez seamos más no ayuda a mantener un estado de tranquilidad, pero es que además, si perdemos las formas, como sucedió con los empujones por los números de Sale o la discusión en la cola de Moebius del domingo estaremos pervirtiendo una afición que debería ser mucho más sana y festiva que esto.

Los problemas a los que se enfrenta el aficionado con escrúpulos o el no iniciado son dos: las PULSERAS ROJAS que en principio identifican a los trabajadores de los stand pero que por picardía y trapicheos acaban en manos de los caza-dibujos profesionales que empiezan las colas a las nueve de la mañana (una hora antes de que el Salón abra sus puertas al público) y garantizan un mínimo de veinte personas haciendo cola de forma "irregular" y las MOCHILAS o la realización por parte de unos pocos de COLAS DOBLES o incluso TRIPLES, guardandose el sitio entre ellos y saltando impúdicamente de una a otra cola y acaparando unos puestos que, en buena lid, no deberían ocupar y que de este modo acaban ocupados por unos pocos, que además siempre son los mismos y que encima tienen la desfachatez de tratarte como a un bobo (ese nomo, ese caballero con gafas y poco pelo). No soy el único que ha detectado el problema, como pude comprobar leyendo este post de El blog embotellado de Kandor, del que además he cogido la foto que acompaña a estas líneas. A poco que Ficomic tomara cartas en el asunto para evitar estos dos problemas se evitarían muchos nervios en las sesiones de firmas, pues los aficionados podrían elegir entre diversas opciones y quedarse con la más asequible sin necesidad de pisar a nadie ni de ocultar información (me sé yo de algunos que no sabían que la sesión de firmas de Moebius había cambiado de emplazamiento hasta que yo se lo comenté, y eso que un servidor ni siquiera acabó teniendo dibujo.)


Cola mochila en todo su aciago esplendor

Sensaciones agridulces para cuatro días intensos, frenéticos, e imprescindibles. El año que viene más. ¿Y mejor?

12 comentarios:

Jaime Sirvent dijo...

uff, caballero, me he estresado leyendo su post. La verdad es que no me llama nada ir a ese salón, sinceramente, para acabar estresado y casi que a hostias, pienso que no merece la pena. Nada que ver con el buen rollo de Unicómic.

Anónimo dijo...

Menos mal que te has dado cuenta del tema de las pulseras,pero no solo rojas,sino tambien de blogueros y demas fauna de colores
No me parece justo que este haciendo cola en la entrada desde temprano para que cuando abran las puertas,ya haya un minimo de 10 personas por cola
Yo desde luego he mandado una queja a Ficomic,otra cosa es que le pongan solucion o me hagan caso

Pep dijo...

Ay! Si no vale la pena estresarse... el año que viene, cuando haga mi regreso triunfal al Salón tras cuatro años, me lo voy a pasar pipa pateando mochilas. Y cuando vengan los dueños fantasma, les dedicaré una bonita sonrisa y un susurrante "alegrame el día".

Que bien os lo teneís que haber pasado en vuestra tinta ;)

Un abracho!

Adri dijo...

Y de las listas no hablamos? :-D

Plissken dijo...

Jaime, la verdad es que SÍ es un follón de tres pares de narices... pero compensa, la verdad. El Salón lo he visto siempre un poco más como "trabajo" y las Jornadas de Aviles o Alicante como vacaciones ;D Y que no cambie la cosa.

Plissken dijo...

Anónimo, lo veo perfecto, porque muchas veces esas quejas se quedan en los malos rollos de las colas o en blogs que nadie lee y al final la propia organización no es consciente de ello. El tema de las mochilas también se acabaría reservando los sitios un máximo de 15 minutos, por aquello de ir al baño o comprar un bocadillo. En el momento en que el propietario estuviese ausente más de 20 minutos su mochila se retiraria y arreglado. En fin, que cada año somos más los aficionados que acudimos y hay que asumir que es imposible conseguir firma de todos los autores que quisiéramos. ¡Un saludo!

Plissken dijo...

Pep, a ver si es verdad, que al parecer Hughes ha prometido asistir. ¡Me debe una slave Leia como la copa de un pino! Y sí que nos lo pasamos bien, sí, cansados, pero contenticos ;D

Plissken dijo...

Adri, último párrafo del viernes y primero del sábado :D Contra eso, como contra los números, no puedo hacer nada porque son temas de organización. Si hay una lista, o hay números porque los que están en el stand de firmas así lo han determinado, me parece perfecto. Coger número para tres colas al mismo tiempo, no tanto. Ahora, hasta Avilés, ¡a recuperarnos!

milo dijo...

Lo jodido es que las pulseras rojas ya terminaron con las sesiones de firmas en com-radio debido al descontrol con Kubert :P

Skellington dijo...

Me miro al espejo y no paro de sonreir.... Lo siento, pero gracias a post como estos me alegro de haber tomado la decisión de no volver al Saló.
Me alegro por todos vosotros y por vuestros dibujitos (en especial los cabrones que pillaron de Manara) pero paso de mochilas y ver a la peña dandose empujones....

Nacho

Plissken dijo...

Milo, y usted que lo diga. Ahora el marrón lo han heredado los que se encargan de atender los stands de Ficomic, Planeta, Norma... ¡En hoja no! ;D

Plissken dijo...

Nacho, no me extraña, que bien os lo habéis pasado a juzgar por los souvenirs y los lugares visitados. Eso sí, no es sólo que no me arrepiento de haber asistido a este salón, sino que a poco que el cartel del año que viene me interese mínimamente prometo asistir. Es estresante pero desde luego que compensa, y si no a ver dónde iba a conseguir unos dibujos de la calidad de los de Harris o de Pacheco a cambio de unas horas de cola. ¡Y en buena compañía! Un abrazo, Nachete, que en Avilés estaremos compartiendo cachopos, cervecita y cafes en las terrazas de la plaza más artística de la ciudad ;D

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...