lunes, abril 21, 2008

Lunes de estrés postraumático

Cansado física y emocionalmente me siento todavía a estas horas ya tardías del lunes y habiendo pasado 24 horas desde que abandonáramos por última vez el recinto ferial en el que se celebraba el Salón del Comic de Barcelona. Han sido cuatro días intensos repletos de encuentros con colegas, con gente maja conocida de otros años en similares circunstancias e incluso con elementos habituales totalmente reconocibles y que ya forman parte de la geografía friki del Salón. Muchas horas de cola, muchos nervios, bastantes ampollas, poco sueño, algo de hambre, más nervios y la sana envidia de saber que otros a esa misma hora estaban en Nueva York padeciendo lo mismo pero a mayor escala o en Bruselas tomando una taza de chocolate y esperando su turno para entrar en la Star Wars Exhibition. Tebeos, frikis, autores y dibujos, todo este año ha sido un poco lo mismo de siempre, solo que un poco más, un poco... eso. Quizá me anime a realizar mi particular Diario de guerra de todos los años, aunque ahora mismo no tengo demasiadas ganas ni ánimo. Basta decir que los tres objetivos principales se consiguieron con creces, y que quedó en el debe conseguir un dibujín de los dos maestros que estuvieron en Barcelona el pasado fin de semana.

Por lo demás, y dejando al margen este pasajero cansancio fruto del desgaste a todos los niveles sufrido en los días previos, esta semana va a venir cargada de cositas jugosas, como el primer sketch-buster dedicado a FICOMIC 2008, una nueva entrega de commissionando, un repaso a alguna lectura reciente (hay una relectura que he disfrutado como un loco y de la que no creo que me resista a hablarles, nada menos que El Largo Halloween), un relato del salón a través de una selección de imágenes y a buen seguro un repaso a un salón que, a día de hoy, sigue siendo cita ineludible para miles de aficionados al comic.

Ya dejando de lado ese tema, este lunes me ha dejado perplejo cinematográficamente hablando por dos avances claramente contradictorios, antitéticos diría yo. Por un lado, el jarro de agua fría que supuso contemplar las primeras fotos de rodaje de Spirit de Frank Miller se ha visto convertido hoy en auténtico baño en agua helada con el sufrimiento que supone ver un teaser trailer del film que supone una descontextualización total y completa del personaje tanto a nivel estético como de caracterización. Parece que Miller haya querido realizar un Ultimate Spirit y haya colocado a la genial creación de Eisner en medio de Sin City y poniendo en su boca palabras que su Batman, Hartigan o Marv habrían pronunciado de forma idéntica. Lo único positivo que veo en el avance es que aparecen gatos y lo bien que queda con ese pastiche la banda sonora de Ennio Morricone para Los intocables, y ninguna de esas cosas es mérito de Miller. Lo peor de todo es que seguramente hasta acabe gustándome la película.


Afortunadamente los muchachos de Las horas perdidas me han dado una alegría inmensa haciéndose eco, siempre con cautela, de una primera crítica del que será SIN DUDA ALGUNA estreno del año, Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal. El mes que resta hasta su estreno va a ser arduo por dos motivos, por la expectación infinita que siento ya por ver la película de marras, y porque las próximas semanas van a ser una carrera de obstáculos para evitar al enteradillo de turno que se quiera apuntar las medallas de desvelar la mayor cantidad posible de detalles sobre el film e incluso, si puede, chafar el final a los que estamos deseando disfrutar de todos y cada uno de los ciento cuarenta minutazos de duración de la película. De ese avance preliminar, que es más que crítica comentarios de un fan de la saga, me quedo con estos tres apuntes: la caracterización crepuscular del personaje y su interactuación con LaBufa, el excelente plantel de secundarios que acompañan a Indy, y un final que califica poco menos que de apoteósico y que augura que va arrancar ovaciones en las salas de cine. Sinceramente, apenas puedo esperar a estar sentado en la oscuridad de la sala de cine, acompañado de mis amigos y con el vello erizado por la emoción al escuchar los primeros compases de la marcha de los aventureros del Arca Perdida.


Para terminar esta bienvenida a una semana mucho más tranquila que la anterior, permítanme recuperar una canción de un grupo de Seattle llamado Crystal Skulls, y que no sé por qué extraña razón me apetece compartir hoy con ustedes. Será por la coincidencia del nombre o porque estos últimos días me he sentido lejos de casa. Sean bienvenidos de nuevo a su blog amigo y recuerden como siempre tener mucho cuidado ahí fuera. Por desgracia no siempre tendremos a Indy cerca para ayudarnos con su látigo.

Away from home
Crystal Skulls

It's a fancy town where the girls play down what they wear.
They got their heads tied up with imitation hair.
They let their boys trade off so they won't get soft and try to say
that they still get the bill when feeling goes away, away, away.

But you left here years ago
for miles on the empty road
driving through the night
away from home.

It never claimed to own the outstanding loan
that your parents gave.
Though they thought you could, it would do no good to repay.

So you left here years ago
For miles on the lonely road
driving through the night
away from home.

You call every day and explain that you don't know where you wanna go
and you can't live alone.
Why don't you just move back home?
Things round here are better there are places you'd never know.
The beach got bigger, the river moved over, and they put in a four-lane road.
A step or two, whatever's gonna pull you closer
And don't bring anything. We're gonna start all over.

10 comentarios:

milo dijo...

joder, acabo de ver el trailer de Spirit y me encuentro bastante confuso :P

Pablo dijo...

Pues sí, confuso es otra manera de definir como me sentí yo al verlo. Por cierto, me alegró verlos de nuevo, aunque sólo fuera a ratos. Esto de ir sólo un día deja poco tiempo para los amigos, así que el año que viene intentaré organizarlo de otra manera.

Osukaru dijo...

Me alegro de que te lo pasaras bien en el Saló (tú que pudiste asistir).

Lo de la peli de Spirit, no tenía ni idea. En cuanto pueda miraré el trailer.

No sé que ganas tienen algunos de destrozarnos las películas al resto... son ganas de joder, eh?.

Un saludo!.

Skellington dijo...

De Spitit no pienso hablar... aunque como bien dices,habrá que ir a verla. Consuelo nos queda el saber que Iron Man esta a la vuelta de la esquina.
En cuanto a MI viaje, durante esta semana os ire contando la parte que os interesa... como la exposicion de cascos de Vader diseñados por varios artistas belgas...
Esto es Halloween esta semana viene calentito!!!!!

Nacho

Irma Page dijo...

Pues yo aterrice hoy tras 15 horas de viaje (ayyy estos trasboooordooos) y llevo un pedo que no veo el teclado. Mañana posteo sobre el salon de NY, pero os adelanto que vereis pocos dibujos.... pero muchas anecdotas.

Me voy a sobar!

Plissken dijo...

Milo, confusión es un término muy suave para describir lo que me provoca el trailer :D

Plissken dijo...

Pablo, por lo menos pudimos saludarnos y degustar esas yemas sevillanas que estaban tan ricas. ¡Menudo subidón de azucar para aguantar en las colas!

Plissken dijo...

Osukaru, ya dejaré más detalles del salón para que los que no pudisteis asistir veáis como es aquello. Creo que a Mirims le va a dar un ataque cuando vea el dibujo que nos dedicó Roman Dirge.

Y nada, habrá que evitar spoilers a toda costa para disfrutar de Indy 4 a tope.

Plissken dijo...

Nacho, estaremos pendientes. Por ahora esos zapatos de plataforma garantizan un esguince seguro para la pobre Miss Skellington y ese busto de Natalia provoca mi más sincera envidia ;D

Plissken dijo...

Irma, menudo trote que habéis tenido que pegaros. Ya nos contarás, ya, como es aquello. Jo, qué envidiaaaaaa...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...